7 maneras de cerrar ciclos según los psicólogos

0
1169
cerrar ciclos

¿Te has preguntado alguna vez por qué siempre te sientes atraída por relaciones toxicas?, ?¿Por qué nos autosaboteamos?, ¿Por qué seguimos intentando lo mismo si no, nos da resultados?, Cuando hablamos de ciclos nos referimos a esos procesos de la vida que comienzan, se desarrollan y terminan, quizás piensas que todo esta escrito y hecho  pero cerrar etapas es parte de la vida, cada vez que avanzamos dejamos a su vez cosas unas nos enganchan más que otras y nos cuesta soltar ¿Por qué?.

El tener miedo de salir de tu zona de confort, temor a la pérdida, o de que nos suceda lo mismo, o no ser capaces de hacer algo diferente hace que evitemos a toda costa cerrar esa parte de nuestra vida dejándola aun lado como una sombra que nos seguirá hasta que la podamos enfrentar y dejar ir.

Es importante saber cuándo y cómo cerrar ciclos, si esta queda abierta o inconclusa interfiere con nuestro crecimiento y avance personal. Aprender a cerrar estos capítulos de nuestra vida nos permitirás empezar nuevamente y a vivir experiencias nuevas, en este artículo te contaremos como.

Entonces, ¿Qué es cerrar un ciclo?

“Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de la vida fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete; lo que aceptas te transforma”

– Carl Jung

Uno de los principales malestares psicológicos de las personas, es cuando no podemos cerrar ciclos o los asuntos inconclusos que dejamos en nuestra vida, estos aparecen cuando una persona se siente dolida, enojada, o resentida hacia otra persona o hacia algo y no encuentra la forma de resolver estos sentimientos. En consecuencia, la experiencia de esa etapa es incompleta, quedando en el aire.

cerrar ciclos

Un ciclo lo entendemos como un periodo de tiempo en donde se repiten una serie de eventos o situaciones hasta terminarlo definitivamente. Muchas veces la persona trata de retener este ciclo incompleta o evita el cierre en donde pierde la mayor parte de su energía en ello, lo que hace que le quede poca energía para poder hacer frente a las nuevas situaciones.

Esto se puede manifestar el resentimiento o la rabia no expresada a los padres, hermanos, pareja, y a otras personas significativas, también el cambiar de trabajo, mudarte de ciudad o la muerte de un ser querido o familia.

¿Por qué nos cuesta cerrar ciclos? 

“Su visión se aclarará solamente cuando usted puede mirar en su propio corazón. Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta”.

– Carl Jung

El no poder resolver o cerrar los ciclos se puede dar por situaciones pasadas o conflictos intra-psíquicos no resueltos. Además, estos son consecuencia de los asuntos que no logramos resolver como el amor no expresado, la culpabilidad no-resuelta, las acciones del pasado no-aceptadas, entre otros.

A medida que avanzamos vamos dejando atrás etapas al mismo tiempo que vamos cambiando. Y muchas veces nos cuesta avanzar por qué nos apegamos a lo que fue y vivimos. Esto no trata de olvidar o enterrar el pasado lo contrario ya que esto solo hará que la vida te lo presente de nuevo hasta que puedas aprender y superar. Nuestro pasado nos permite tener una historia un comienzo pero ojo esto no, nos define ni por ello debemos estancarnos.

Cuando las personas no actúan adecuadamente para hacer un cierre, cuando no pueden olvidar las acciones que han ocurrido en el pasado, o cuando no aceptan las situaciones como son, entonces son incapaces de seguir adelante, avanzar, dejar ir de forma sana y enérgica.

¿Por qué es necesario cerrar ciclos?

Es importante poder cerrar esos ciclos de nuestra vida para dar inicio a nuevas etapas ya que algunas veces la tensión que mantiene ese ciclo o asunto que no hemos cerrado esta protegida por la resistencia que bloquean a la persona el ser consciente de lo que le sucede.

Cerrar ciclos por si solo, supone que ese cambio nos deje de doler o de sentir angustia en donde podamos sacar un aprendizaje de él y a su vez que esa enseñanza lo integremos en nuestra vida como parte de nosotros. En otras veces, esta tensión por no haber elaborado adecuadamente el cierre puede expresarse en nuestro cuerpo produciendo trastornos psicosomáticos como son las úlceras, los fuertes dolores de cabeza, el dolor de espalda, la artritis, o las crisis de asma.

El bloquear el cierre puede provocar ansiedad, depresión, resistencia al cambio y control neurótico. Asimismo el resistirnos hace que la persona no pueda establecer un contacto sano con el entorno y consigo mismo por eso es fundamental hacer los cierres en cada etapa incluso de no poder hacerlo acudir a un especialista de salud mental que pueda brindarle soporte y apoyo.

¿Cómo cerrar ciclos de manera sana y adecuada?

 “Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad. Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino”.

– Carl Jung.

Para poder cerrar ciclos es fundamental saber en que momento hacerlo identificar que nos esta estancando y no nos permite avanzar ni comenzar nuevas etapas si son pensamientos, situaciones o personas. Ahora te comparto estas 7 maneras de como cerrar ciclos de forma adecuada y sana:

1.- Aceptar para vivir “aquí y el ahora”

Como planteaba el psicólogo, Jung “Aquello a lo que te resistes, persiste”, resistirnos a algo que vivimos es una manera de que ese evento viva en nuestra mente y se presente en nuestro futuro y por ello no se de el cierre. Aquí es donde entra la aceptación de no negarnos ni de resistirnos, haciendo que vivamos en lo que fue no dejándonos vivir el aquí y el hora. Aceptar no es resignarte es comprender lo que te sucede y poder avanzar.

El aceptar es apertura al cambio y trae una sensación de confort una vez que aceptamos las situaciones de nuestra vida, el apego puede atarnos y no aceptar la perdida o el rechazo de las personas. Aunque esto no nos guste nos sentimos bien, porque se acaba nuestro conflicto entre negar y aceptar que existe un problema.

2.- Perdonar para sanar 

El perdón nos lleva a la liberación emocional, no a negar, ni olvidar, solo trata de entender que hay otras opciones diferentes a mantener el resentimiento y dolor que nos provoca el daño causado. Es un proceso difícil que nos llevará un tiempo, pero es muy beneficioso al momento de perdonar y perdonarnos a nosotros mismos siendo clave para poder cerrar y resolver esos asuntos que no, nos permite avanzar.

3.-Reconocer y expresar las emociones

Cuando reconocemos como nos sentimos nos facilita el poder expresar lo que vivimos para poder cerrar esa etapa que nos esta dificultando en nuestro presente. A veces los sentimientos de culpa o el dolor emocional o el amor no expresado puede hacernos que nos enfermemos no solo por no expresar las emociones sino por no solucionar esa situación inconclusa.

4.- Fortalecer nuestra autoestima

Es importante fortalecer y alimentar siempre nuestra autoestima ya que nos ayudara a poder enfrentar las diversas situaciones de nuestra vida con mayor fuerza y confianza. La seguridad es vital al momento de aceptar los cambios y cerrar ciclos, lo cual va depender de nuestro autoconocimiento, empatia, resiliencia para superar cada situación como la muerte de un ser querido o una ruptura amorosa.

5.- Aprender de nuestras experiencias

De cada una de las etapas que vivimos suceden para algo tienen implícito un aprendizaje. Reflexionar nos ayuda a observar como hemos vivido y detenernos a cambiar o mejorar para poder seguir avanzando, por ello aprender y aceptar nuestras experiencias es importante en este proceso para así ser libres y soltar lo que nos esta haciendo daño o atando incluso de nuestras propias creencias y pensamientos negativos.

6.- Salir de tu zona de confort 

Salir de la zona de confort implica que tengas la claridad para poder obtener resultados distintos necesitas actuar diferente. Y si bien puede causarte miedo, cerrar ciclos te puede resultar muy liberador. Salir de la zona de confort es un aspecto importante  para tu crecimiento personal, y se requiere de mucho coraje para poder romper con todo lo que nos ata y limita.

7.- Toma el control de tu vida

“Yo no soy lo que me sucedió. Yo soy lo que elegí ser”. 

– Carl Jung

Tomar las riendas de tu vida no es fácil y se requiere de voluntad para poder solucionar lo que no puedes cerrar en tu vida, ya que todo lo que no resuelvas sale a flote más adelante, impidiéndote salir adelante y llevar el control de tu vida.  Por ello, es necesario trabajar los pensamientos negativos, empoderarte de ti y tus acciones siendo consciente de cada una de ellas.

cerrar ciclos

De este modo, es necesario aprender que nuestro pasado no debe definirnos ya que siempre podemos elegir qué hacer en adelante y cómo vamos a seguir nuestro camino. El pasado ya ha ocurrido, nos toca elegir que hacer ahora y en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here