Mascarillas para la cara y el cabello a base de aloe vera

0
198
aloe vera para la piel

Son muchos los beneficios del aloe vera o sábila y por consiguiente sus aplicaciones terapéuticas tanto internas como externas. Sus propiedades se encuentran en el interior de sus pencas, para extraer este jugo solo tienes que cortar una de sus hojas y abrirla con este extracto puedes fabricar gel puro de aloe vera pero debes tener presente que la pulpa no tendrá propiedades curativas hasta que la planta no tenga al menos dos años.

Beneficios del aloe vera:

Para las quemaduras:

Tiene un efecto calmante y antiinflamatorio, después de su aplicación se siente un gran alivio. Además favorece la cicatrización de la piel para hacer que la misma se recupere adecuadamente de la lesión.

Efecto hidratante:

Su gel está formado en gran parte por agua, el motivo es la capacidad de esta planta para absorber y almacenar la humedad, lo que ayuda a hidratar nuestra dermis cuando lo aplicamos sobre la piel.

Poder astringente:

Cumple la función básicamente de retraer los tejidos, es decir, hacerlos más tersos ayudando a cerrar los poros, además de tener la capacidad para penetrar en las capas más profundas de la piel, lo cual garantiza un mejor efecto.

Estimulación del colágeno y la elastina:

El aloe vera es muy útil para la estimulación del colágeno y la elastina, responsables de mantener la piel firme, tersa y joven, por tanto su uso ayuda a evitar el envejecimiento prematuro y la falta de firmeza.

Cabello:

La sábila previene y se utiliza en el tratamiento de enfermedades tales como la psoriasis, la dermatitis de contacto, la caspa o el exceso de grasa en el cuero cabelludo.

Mascarillas de aloe vera para la cara:

1. Para el Acné:

La mascarilla de sabila y miel consigue regular el pH de la piel. Los componentes antioxidantes y antibacterianos de ambos ingredientes son ideales para prevenir la formación de nuevos granos.

Mezcla 1/2 taza de gel de aloe vera con 2 cucharadas de miel, con el rostro limpio aplica la mezcla sobre las zonas mas afectadas, deja actuar durante 30 minutos y luego retira con agua tibia o fría. Puedes aplicar este tratamiento cada 2 días.

aloe vera o sabila

2. Para las arrugas:

La fusión de sabila, pepino, leche y miel nos permite obtener un tratamiento anti-edad único y útil para reducir las arrugas en el rostro y prevenir la aparición de signos de la edad prematuros

  • 1 hoja de aloe vera
  • 1/2 pepino
  • 2 cucharadas de miel
  • Un poco de leche

Mezcla la pulpa de 1 hoja de aloe vera con 1/2 pepino pasado previamente por la licuadora, 2 cucharadas de miel y un poco de leche. Aplica la mascarilla en tu rostro con la ayuda de un brocha. Deja actuar durante 30 minutos y retira con abundante agua.

3. Para las manchas:

El agua de rosas y la sabila te ayudaran a darle a la piel del rostro un tono más equilibrado y bonito.

Mezcla unas 3 cucharadas de gel de aloe vera con 5 cucharadas de agua de rosas. Cuando hayas obtenido una mezcla homogénea, aplica sobre el rostro. Deja actúar durante 30 minutos. Realiza masajes circulares con los dedos y retírala con abundante agua.

Mascarillas de aloe vera para el cabello:

1. Para la caspa:

La acción conjunta de la sabila, la leche de coco y el limón ayuda a combatir o bien, prevenir la caspa, al mismo tiempo que repara las hebras y protege el cuero cabelludo.

Corta 2 o 3 pencas de sábila e introducelas en el congelador durante 1 hora, pasado este tiempo sacalas y retira el gel que esta en su interior, mezcla en la licuadora con 1/2 vaso de leche de coco y unas gotas de limón hasta conseguir una mezcla homogénea.

Para la aplicación solo debes humedecer tu cabello, aplica la mezcla desde la raiz a las puntas y deja actuar por 20 minutos, transcurrido este tiempo enjuaga como de costumbre. Repite el procedimiento 3 veces a la semana.

También te puede interesar: 10 Beneficios y usos cosméticos del aceite de coco

2. Para la caída del cabello:

La combinación del huevo y la sábila sobre el cuero cabelludo ayuda a fortalecer las hebras débiles y a regular el exceso de producción de grasa.

Mezcla 1 huevo y 9 cucharadas de gel de sábila en un recipiente. Humedece el cabello y aplica el producto en el cuero cabelludo masajeando suavemente con la yema de los dedos. Extiende la mezcla desde la raíz hasta las puntas. Colócate un gorro o bolsa plástica sobre el cabello y deja actuar durante 30 minutos. Enjuaga como de costumbre.

3. Para el crecimiento del cabello:

La combinación de sábila y arcilla contribuye a mejorar la oxigenación hacia los folículos pilosos, a la vez que controlamos la caída y potenciamos el crecimiento del cabello.

Incorpora 6 cucharadas de gel de aloe vera, 1 cucharada de arcilla verde y 1 cucharada de aceite de oliva en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta cremosa. Frota el producto por todo el pelo y déjalo actuar 30 minutos. Luego enjuaga con abundante agua y úsalo una vez a la semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here