Artrosis: una enfermedad degenerativa y crónica muy común en la vejez

0
494
artrosis

Todos sabemos que una de las consecuencias que viene con el envejecimiento es la aparición de “la artrosis”, esos terribles dolores que atacan todos nuestros huesos y articulaciones y del que muchas personas en edad avanzada suelen ignorar, generando un problema de salud, debido a que retrasan el diagnóstico precoz conllevando a más daño de todo el sistema osteoarticular.

Anudado a ello, esta condición representa la principal causa de discapacidad en los adultos, afectando a más de 30 millones de hombres y mujeres en los Estados Unidos, por tal motivo radica la importancia de saber todo lo relacionado a este tema.

¿Qué es la artrosis?

También llamada osteoartritis (OA) es una enfermedad degenerativa y crónica de lenta progresión(duradera), siendo más común en la edad avanzada; afectando principalmente las articulaciones móviles del cuerpo.

En palabras sencillas tenemos que, en condiciones normales, una articulación esta unida por dos huesos entre sí; los extremos de dichos huesos están cubiertos con un tejido protector llamado cartílago; con la aparición de la artrosis, este cartílago se rompe, lo que hace que los huesos dentro de la articulación se froten entre sí causando el dolor, rigidez y otros síntomas.

la artrosis una enfermedad crónica de las articulaciones

¿Por qué se produce la artrosis?

Repasemos primero un poco de anatomía, recordemos que el cartílago es una sustancia resistente y gomosa que es flexible y más suave que el hueso, su función principal es proteger los extremos de los huesos dentro de una articulación y permitir que se muevan fácilmente unos contra otros.

Cuando el cartílago se descompone, estas superficies óseas se vuelven picadas y rugosas. Esto puede causar dolor dentro de la articulación e irritación en los tejidos circundantes. El cartílago dañado no puede repararse a sí mismo. Esto se debe a que el cartílago no contiene ningún vaso sanguíneo.

Cuando el cartílago se desgasta por completo, el amortiguador amortiguador que proporciona desaparece, lo que permite el contacto hueso con hueso. Esto puede causar dolor intenso y otros síntomas asociados con la OA.

¿Quienes pueden padecer de artrosis y cuando aparece (epidemiología)?

  • Edad: La artrosis degenerativa se presenta con mayor frecuencia en personas de edad avanzada, mayores de 60 años, aunque puede ocurrir en adultos de cualquier edad.
  • Sexo: Igual para ambos sexos, pero en las mujeres se presenta a edades más tempranas (45 años). Mujeres: Predomina en las rodillas y en las articulaciones interfalángicas (manos). Hombres: Predomina en la cadera.
  • Obesidad: aquellas personas que tengan un Indice de masa corporal superior a los valore normales Cuadruplica el riesgo de padecerla.

¿Cuáles son las causas de la artrosis (etiología)?

Aunque no hay una causa exacta de porqué se produce esta enfermedad, los científicos durante los últimos años, han proporcionado nuevos conocimientos sobre la afectaciones del hueso, lo que sugiere diferentes mecanismos etiológicos en algunas formas de artrosis primaria. Por tanto, con los últimos conocimientos científicos no debe considerarse en la actualidad la artrosis primaria como de causa desconocida, motivo por el cual la clasifican de la siguiente manera:

  1. La artrosis tipo I: de causa genética.
  2. Artrosis tipo II: hormonodependiente (postmenopáusica).
  3. La artrosis tipo III: relacionada con la edad.

Otras causas de daño en las articulaciones incluyen las lesiones pasadas tales como:

  • Cartílago desgarrado
  • Articulaciones dislocadas
  • Lesiones de ligamentos
  • También incluyen malformación articular, obesidad y mala postura.
  • Ciertos factores de riesgo, como la historia familiar y el género, aumentan el riesgo de osteoartritis. Echa un vistazo a las causas más comunes de la OA.

 ¿Cuáles son los síntomas de la artrosis (cuadro clínico)?

Como lo mencionamos anteriormente, la artrosis es una enfermedad de progresión lenta Tal vez se inicie con dolor en las articulaciones después de hacer ejercicio o algún esfuerzo físico.

Es importante acortar que la artrosis puede afectar a cualquier articulación, pero ocurre más frecuentemente en la espina dorsal, manos, caderas o rodillas, por tal motivo dependiendo del sitio de localización es donde se presentaran los sintomas tales como:

Artrosis en las manos y dedos:

podría tener un factor hereditario y se ha observado que afecta más a mujeres que a hombres, especialmente después de la menopausia. Pueden aparecer pequeños nódulos de huesos en las articulaciones de los dedos llamados “nódulos de Heberden” los cuales aparecen en las articulaciones interfalángicas distales de las manos, o “nódulos de Bouchard” si están en la parte proximal. Los dedos se pueden hinchar, ponerse rígidos y torcerse. Los dedos pulgares de las manos también pueden resultar afectados (rizartrosis del pulgar).

la artrosis puede afectar manos y dedos

La artrosis en las rodillas:

son las articulaciones sobre las que se carga la mayor parte del peso del cuerpo (junto con los tobillos, pero éstos se mueven mucho menos que las rodillas), así que las expone a que sean mayormente afectadas por la artrosis. Se pueden poner rígidas, hinchadas y doloridas, lo que hace que sea difícil caminar, subir escaleras, sentarse y levantarse del asiento, y usar bañeras a esta condición se le llama gonartrosis.

Artrosis de cadera:

En las caderas la artrosis puede causar dolor, rigidez e incapacidad grave. Las personas con este padecimiento pueden sentir dolor en las caderas, en las ingles, en la parte interior de los muslos o en las rodillas. La artrosis de la cadera puede limitar mucho de los movimientos como el acto de agacharse, a esta condición se le llama coxartrosis.

La artrosis de la columna cervical y lumbar:

Rigidez y dolor en el cuello o en la parte de abajo de la espalda pueden ser el resultado de artrosis de la espina dorsal. También puede generar debilidad o adormecimiento en los brazos o en las piernas y deterioro funcional. Según la localización específica de la artrosis en la columna vertebral se denominará lumboartrosis (vértebras lumbares) y cervicoartrosis (vértebras cervicales)

¿Qué significa artrosis severa?

la artrosis es una condición progresiva con cinco etapas, de 0 a 4. La primera etapa (0) representa una articulación normal. La etapa 4 representa la artrosis severa, sin embargo no todos los que tienen osteoartritis progresarán hasta la etapa 4, la condición a menudo se estabiliza mucho antes de llegar a esta etapa. Esta esta caracterizada por sintomas tales como:

Aumento de la hinchazón y la inflamación. La cantidad de líquido sinovial dentro de la articulación puede aumentar. Normalmente, este fluido ayuda a reducir la fricción durante el movimiento. Sin embargo, en cantidades mayores, puede causar hinchazón de las articulaciones. Los fragmentos de cartílago roto también pueden flotar dentro del líquido sinovial, aumentando el dolor y la hinchazón.

Aumento del dolor: Puede sentir dolor durante las actividades, pero también cuando está descansando. Puede sentir un aumento en su nivel de dolor a medida que avanza el día, o más hinchazón en sus articulaciones si las ha usado mucho durante el día.

Disminución de la amplitud de movimiento: Es posible que no pueda moverse también debido a la rigidez o el dolor en las articulaciones. Esto puede hacer que sea más difícil disfrutar de las actividades diarias que solían venir fácilmente.

Inestabilidad articular: Sus articulaciones pueden volverse menos estables. Por ejemplo, si tiene OA grave en las rodillas, puede experimentar bloqueo (repentina falta de movimiento). También es posible que experimente pandeo (cuando su rodilla cede), lo que puede causar caídas y lesiones.

Otros síntomas: A medida que una articulación continúa desgastándose, también puede ocurrir debilidad muscular, espolones óseos y deformidad articular.
El daño articular causado por la OA grave no es reversible, pero el tratamiento puede ayudar a reducir los síntomas. Aprenda todo lo que necesita saber sobre la osteoartritis avanzada.

la artrosis severa tiende a provocar un dolor de mayor intensidad

¿Cómo se diagnostica la artrosis?

Debido a que la artrosis tiene un desarrollo lento puede ser difícil de diagnosticar hasta que comienza a causar síntomas dolorosos o debilitantes. Los estudios de imagen para poder diagnosticarla son los siguientes:

  • Radiografía: La osteoartritis temprana a menudo se diagnostica después de un accidente u otro incidente que causa una fractura que requiere una radiografía.
  • Resonancia magnética: si la radiografía es insuficiente, se puede realizar esta prueba que consiste en una imagen donde se utiliza ondas de radio y un campo magnético para crear imágenes de hueso y tejido blando.
  • Otras pruebas de diagnóstico incluyen: un análisis de sangre para descartar otras afecciones que causan dolor en las articulaciones, como la artritis. También se puede usar un análisis de líquido articular para determinar si la gota o la infección es la causa subyacente de la inflamación.

¿Cuál es el tratamiento de la artrosis?

Por lo general, el medico envía un tratamiento farmacológico dependiendo de los sintomas. Debido a que la posibilidad de sanación o de detención de la enfermedad era completamente nula.

A la hora de elegir el medicamento o tratamiento más adecuado para la artrosis que sufrimos, el médico prescribirá los medicamentos que sean mejores en función de la edad, el avance de la artrosis, otra medicación que se esté ya tomando para otras patologías o las alergias que se tengan a ciertos medicamentos. Los medicamentos o tratamientos para la artrosis tienen como objetivo principal:

  • Reducir la inflamación.
  • Aliviar el dolor.
  • Recuperar la movilidad.
  • Ralentizar el avance de la artrosis.

Entre los tratamientos farmacológicos más comunes tenemos:

  • Analgésicos orales: El tylenol (paracetamol) y otros analgésicos reducen el dolor pero no la hinchazón.
  • Analgésicos tópicos: Estos productos de venta libre están disponibles en forma de cremas, geles y parches. Ayudan a adormecer el área de la articulación y pueden aliviar el dolor, especialmente para el dolor leve de la artritis.
  • AINE (antiinflamatorios no esteroides): Los AINE como Advil (ibuprofeno) y Aleve (naproxeno) reducen la hinchazón y el dolor.
  • Cymbalta: Su médico puede recetarle el antidepresivo Cymbalta (duloxetina) para que no esté en la etiqueta para ayudar a aliviar el dolor de la artrosis.
  • Corticosteroides: Estos medicamentos recetados están disponibles en forma oral. También pueden administrarse por inyección directamente en una articulación.

¿Cuáles son las tratamientos caseros y naturales para la artrosis?

El tratamiento de la artrosis se centra en el manejo de los síntomas. El tipo de tratamiento que más lo ayudará será determinado en gran medida por la gravedad de sus síntomas y su ubicación. A menudo, los cambios en el estilo de vida, y los remedios caseros serán suficientes para aliviar el dolor, la rigidez y la hinchazón. Los tratamientos a domicilio y los cambios de estilo de vida incluyen los siguientes:

1. Ejercicio para la artrosis

La actividad física fortalece los músculos que rodean las articulaciones y puede ayudar a aliviar la rigidez. Trate de hacer por lo menos 20 a 30 minutos de movimiento físico, al menos cada dos días. Elija actividades suaves y de bajo impacto, como caminar o nadar. El tai chi y el yoga también pueden mejorar la flexibilidad de las articulaciones y ayudar con el manejo del dolor.

Al igual que con cualquier plan de ejercicios, consulte con su médico antes de comenzar, para asegurarse de que sea el curso de acción correcto para usted. Si los ejercicios de estiramiento obtienen la luz verde, pruebe estos cuatro ejercicios de osteoartritis.

mantener una vida activa y con un peso adecuada ayudaría a prevenir la artrosis

2. Pérdida de peso

Tener sobrepeso puede poner tensión en sus articulaciones y causar dolor. Arrojar el exceso de peso ayuda a aliviar esta presión y reduce el dolor. Un peso saludable también puede reducir su riesgo de otros problemas de salud, como diabetes y enfermedades del corazón.

3. Sueño adecuado

Descansar los músculos puede reducir la hinchazón y la inflamación. Sé amable contigo mismo y no te excedas. Dormir lo suficiente por la noche también puede ayudarlo a controlar el dolor con mayor eficacia.

4. Remedios naturales para la artrosis:

Los tratamientos alternativos y los suplementos pueden ayudar a aliviar los síntomas como la inflamación y el dolor en las articulaciones. Algunos suplementos o hierbas que pueden ayudar incluyen: aceite de pescado, té verde, jengibre, glucosamina.

Debes discutir con tu médico las hierbas o suplementos que estás considerando antes de usarlos. Esto ayudará a garantizar que sean seguros y efectivos, y que no interfieran con otros medicamentos que esté tomando.

Para Concluir:

Es importante que sepas, que a pesar de que la artrosis es una condición crónica que no tiene cura, con algunos tratamiento farmacológicos y naturales, el pronóstico cambia para algo positivo. No ignores los síntomas del dolor crónico de las articulaciones y la rigidez. habla con tu médico lo más pronto posible; mientras más rápido lo hagas, recibirás un diagnóstico precoz para que inicies el tratamiento adecuado y mejores tu calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here