Bronquitis: Una infección respiratoria que invade tus pulmones

0
159

Todo sabemos que con la llegada del invierno, viene ese frío que invade todo nuestro y que por si fuera poco, viene acompañado de resfríos y gripes que se caracterizan por una mucosidad molesta que sale de nuestra nariz y que si no es tratada a tiempo o nuestro organismo no es capaz de combatirla, esta tiene la capacidad de convertirse en un proceso inflamatorio e infeccioso llamado “bronquitis”, de la cual es el tema que hablaremos a continuacion.

¿Qué es la bronquitis?

Es una inflamación de las vías aéreas bajas (pulmones), que ocurre cuando los bronquios, situados entre los pulmones, se inflaman a causa de una infección o por otros motivos. Las personas con bronquitis tienen una capacidad reducida para respirar aire y oxígeno en sus pulmones; además, no pueden eliminar la mucosidad o flema de las vías respiratorias.

que es la bronquitis

¿Cuáles son los tipos de bronquitis y que lo causa (etiología)?

La bronquitis aguda:

Es una inflamación de los bronquios (vías aéreas de tamaño mediano) en los pulmones que por lo general es causada por virus o bacterias y que puede durar varios días o semanas y que representa un episodio ocasional sin tener recidivas.

La bronquitis aguda puede ser causada por (patógenos) contagiosos. En casi la mitad de los casos de bronquitis aguda se identifica un patógeno bacteriano o vírico. Entre los virus típicos se encuentran el virus sincitial respiratorio el rhinovirus, o el virus de la influenza, entre otros.

La bronquitis crónica:

También existe afectación de los bronquios pero está fuertemente relacionado con la exposición prolongada a irritantes respiratorios no específicos, incluyendo microorganismo, y además presenta cambios estructurales en el bronquio (tales como fibrosis, descamación celular, hiperplasia de la  musculatura lis, etc.) Se trata de una variante de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y que para hacer el diagnóstico debe haber existido durante al menos tres meses al año, al menos dos años consecutivos, y que no existan causas atribuibles a ninguna otra enfermedad.

¿Cómo se produce la enfermedad?

  • Siempre viene de un resfriado o de una enfermedad pseudo-gripal que cursa con una tos en forma frecuente, mucosidad, jadeo y presión en el pecho.
  • Esto conlleva a que exista un daño, irritación e inflamación de las vías aéreas produciendo a su vez, que los neutrofilos (celulas de defensa) se infiltren y aumenten su presencia en el tejido pulmonar.
  • Los neutrófilos producen sustancias que aumentan la secreción en la mucosa de las vías aéreas y de allí da origen a la bronquitis aguda.
  • Posteriormente, si estos procesos ocurren a repetición, más la presencia de agentes químicos irritantes conlleva a una obstrucción adicional de las vías aéreas causada por células goblet adicionales en las vías aéreas menores,
  • También parálisis ciliar de las células de la mucosa respiratoria, lo cual ocasiona una retención de las secreciones de moco por las células caliciformes incrementando enormemente el riesgo de infecciones secundarias.
  • Espasmo bronquial con obstrucción bronquial reversible y con el tiempo, destrucción del epitelio ciliar, fibrosis y metaplasia.
  • Hipertrofia glandular con hipersecreción de moco por la mucosa pudiendo llevar a insuflación glandular y atelectasia.Todo eso es característico de la bronquitis crónica.
  • Y es importante acotar que aunque la infección no es la causante directa de la bronquitis crónica, sí es un factor importante en la cronificación de la bronquitis.

¿Cuáles son los síntomas de la bronquitis (cuadro clínico)?

Bronquitis aguda:

La presencia de bronquitis se puede diagnosticar por la presencia de:

  • Tos expectorante
  • Dificultades para respirar (disnea)
  • Silbido.
  • Ocasionalmente se puede presentar dolor de pecho, fiebre y cansancio o malestar.
  • Adicionalmente, la bronquitis causada por adenoviridae puede también producir síntomas sistémicos y gastrointestinales. Sin embargo la tos producida por la bronquitis puede continuar por hasta un período de tres semanas o más luego que los síntomas han desaparecido completamente.

sintomas de la bronquitis

Bronquitis crónica:

  • Clínicamente, se define como una enfermedad caracterizada por la presencia de tos y/o expectoración durante al menos tres meses al año
  • Puede presentarse con o sin sangre
  • Solo los casos muy evolucionados se acompañan de insuficiencia respiratoria, edemas de las extremidades, en particular los pies y cor pulmonale.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la bronquitis?

  • El humo del cigarrillo: El cigarrillo es la causa más común de bronquitis crónica y no hay precondición por sexo, edad o etnia. Pueden verse afectados hasta un 5 % de la población y tiende a ocurrir más en mujeres y personas mayores de los 45 años
  • Sistema inmunitario débil: Puede ser resultado de otra enfermedad aguda, como un resfrío, o de un trastorno crónico que compromete tu sistema inmunitario. Los adultos mayores, los bebés y los niños pequeños son más vulnerables a la infección.
  • Exposición a agentes irritantes en el lugar de trabajo: El riesgo de contraer bronquitis es mayor si trabajas cerca de ciertos irritantes pulmonares, como granos o textiles, o si estás expuesto a gases de sustancias químicas.
  • Reflujo gástroesofagico: Los episodios recurrentes de ardor de estómago grave pueden irritar la garganta y hacer que seas más propenso a contraer bronquitis.

¿Cual es el diagnóstico de la bronquitis?

1. Anamnesis: Primeramente el médico le preguntará acerca de los síntomas y, en particular, de la tos. También pueden preguntar sobre el historial médico del paciente, si han sufrido recientemente de un resfriado o gripe, si fuman o si han estado expuestos a sustancias como polvo, humos, vapores o contaminación del aire.

2. Examen físico: Posteriormente realizará un examen físico, donde hará uso del estetoscopio indicando la intensidad reducida de los sonidos respiratorios, silbido o roncus con espiración prolongada. La mayoría de los doctores confían en la presencia de tos seca o húmeda persistente como evidencia de bronquitis.

diagnostico de la bronquitis

3. Radiografía de tórax: Muestra hiperinflación con horizontalización de los arcos costales y signos de atrapamiento de aire.

4. Muestra de esputo: Presenta granulocitos neutrófilos (glóbulos blancos inflamatorios) y cultivo que muestra la presencia de microorganismos patógenos como, por ejemplo, Streptococcus spp.

5. Análisis de sangre: Puede mostrar inflamación en las vías respiratorias(como lo indicaría un conteo de glóbulos blancos alto y elevados niveles de proteína C reactiva)

¿Cuáles son las complicaciones de la bronquitis?

La complicación más común de la bronquitis es la neumonía; esto ocurre cuando la infección se extiende más profundamente en los pulmones. Esta infección hace que los sacos de aire dentro de los pulmones (alvéolos) se llenen de líquido. Se estima que el 5 por ciento de los casos de bronquitis conducen a neumonía.

La neumonía es más probable que se desarrolle en adultos mayores, fumadores, personas con enfermedades en otros órganos y cualquier persona con un sistema inmunológico reducido.

¿Cuando debo acudir al medico?

La mayoría de los casos de bronquitis se pueden tratar en casa con reposo, medicamentos con expectorantes y muchos líquidos. Sin embargo, en algunos casos, es importante consultar a un médico. Las siguientes son señales de que una visita al médico está en orden:

  • La tos dura más de 3 semanas.
  • Fiebre constante que dura 3 días o más.
  • Si el moco tosido incluye sangre.
  • Cualquier persona con una enfermedad pulmonar o cardíaca existente.
  • Respiración rápida y / o dolores en el pecho.
  • Quedarse somnoliento o confundido.
  • Si la bronquitis es recurrente.

¿Cuál es el tratamiento de la bronquitis?

1. Antibióticos:

Solo el 5 al 10% de los casos de bronquitis son causados por infecciones bacterianas. La mayoría de los casos de bronquitis son causados por infecciones virales y son del tipo “auto-limitadas” y evolucionan solas en el lapso de unas pocas semanas. La bronquitis aguda no debe ser tratada con antibióticos a menos que un análisis microscópico del esputo muestre la presencia de grandes colonias de bacterias.

El tratamiento de enfermedades no bacterianas con antibióticos conduce al desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos, que aumentan los niveles de morbilidad y mortalidad.

2. Dejar de fumar:

Numerosos especialistas recomiendan que, para ayudar a que la estructura de los bronquios se cure más rápido y para no empeorar la bronquitis, los fumadores deben dejar de fumar definitivamente, para permitir que sus pulmones se recuperen de la capa de alquitrán que los ha recubierto a lo largo del tiempo.

como prevenir la bronquitis

¿Cómo puedo prevenir la bronquitis?

  • Dado que fumar cigarrillos es la causa más común de la bronquitis crónica, evitar fumar es una de las mejores maneras de prevenir.
  • Evita los irritantes de los pulmones, como el humo, el polvo, los humos, los vapores y la contaminación del aire. Si no es posible evitar la exposición, use una máscara que cubra la nariz y la boca.
  • Lávate las manos con frecuencia para limitar la exposición a gérmenes y bacterias.
  • Vacunate una vez al año contra el virus de la influenza
  • Evita cualquier tipo de humo del cigarrillo: En un estudio en el Líbano, la exposición al tabaquismo pasivo en el trabajo se asoció con casi el doble riesgo de bronquitis crónica,

No tomes antihistamínicos cuando tengas bronquitis:

La utilización de antihistamínicos en forma no controlada por un doctor, para tratar una bronquitis puede ser perjudicial para la salud, debido a que uno de los efectos de los antihistamínicos es aumentar la densidad de las secreciones de moco, entonces tendremos que la expulsión del mucus se verá afectada debido a que el medicamento lo que hará es colocarlo más espeso y más difícil de salir

Además que los antihistamínicos pueden ayudar a las bacterias a sobrevivir y multiplicarse en los pulmones al aumentar su tiempo de resistencia en un medio cálido y húmedo tal como el del mucus espesado.

No tomes antihistamínicos con jarabe para la tos:

El uso de antihistamínicos junto con un jarabe expectorante para la tos puede ser doblemente dañino promoviendo la producción de mucus y aumentando la densidad del que se produce. Al combinar estos dos medicamentos hacemos que el beneficio del jarabe se pierda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here