Bursitis: ¿Que es y donde se producen?

0
566

 Bursitis es el término que se utiliza para describir la inflamación o irritación de una bolsa sinovial. Dentro de determinadas articulaciones de nuestro cuerpo, podemos encontrar una bursa (saquito) con una pequeña cantidad de líquido cuya función es servir de almohadilla a los tendones, músculos y huesos, para ayudar así a  amortiguar los movimientos y la presión.

Causas:

  • La causa mas frecuente son los movimientos continuos y repetitivos o a algún tipo de sobreesfuerzo en su actividad.
  • El traumatismo, es decir golpes directos sobre la articulación o caídas.
  • Las infecciones u otras enfermedades como Artritis reumatoidea o la Gota son formas no tan comunes pero que también podemos encontrar.

¿Donde se producen las bursitis?

Las bursitis que podemos encontrar con mayor frecuencia son las de hombro, rodilla y cadera, aunque también son habituales en otras articulaciones que tienen movimiento frecuente en el día a día como el codo, el pie y la muñeca.

  • Hombro: Puede estar provocada por una caída en mala postura o por algo tan complicado como una lesión en el manguito rotador (un grupo de tendones que protege el hombro).
  • Rodilla: Puede estar provocada por una caída sobre la rodilla o cualquier actividad que implique estar mucho tiempo arrodillado.
  • Cadera: Se suele asociar a lesiones sufridas al correr.
  • Codo: Es una de las más frecuentes en los adolescentes, puesto que el codo desempeña un papel fundamental en muchas actividades, como lanzar una pelota o golpearla con una raqueta.
  • Tobillo:Cuando se salta, corre o camina en exceso, se puede desarrollar una bursitis de tobillo.

También te puede interesar: Causas y ejercicios para fortalecer el manguito rotador

 

La bursitis puede provocar diversos síntomas:

  • Dolor y sensibilidad en o alrededor de una articulación.
  • Limitación de la movilidad que ocurre porque la bolsa sinovial está inflamada.
  • Enrojecimiento de la piel alrededor de la articulación.
  • La irritación de la bolsa sinovial puede provocar ardor en la piel circundante y hacer que esté más caliente que de costumbre.

¿Cómo se trata?

Aparte de mantener en reposo la articulación o parte del cuerpo afectada, prueba lo siguiente:

  • Hielo: Se debe aplicar en la parte afectada mientras el área inflamada esté caliente al tacto. El hielo se puede aplicar varias veces al día durante 20 minutos seguidos como máximo.
  • Calor:Aplicando calor en la articulación cuando haya dejado de estar caliente al tacto, se puede aliviar el dolor. No apliques calor sobre el área afectada durante más de 20 minutos seguidos.
  • Eleva la articulación inflamada esto puede ayudar a reducir la inflamación.
  • Prohibido ejercer presión: Evita someter la articulación afectada a fuertes presiones, pues eso solo agravaría la bursitis en vez ayudar a curarla.
  • El uso de medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, también pueden ayudar.

Hay algunos consejos que puedes seguir para evitar las bursitis:

  • Hacer ejercicio regularmente fortalece los músculos y las articulaciones, lo que ayuda a proteger contra las bursitis.
  • No fuerces demasiado las articulaciones cuando entrenes.
  •  Empezar a hacer ejercicio y dejar de hacerlo de forma gradual es menos estresante para las articulaciones y para el cuerpo en general.
  • Los estiramientos no solo ayudan a mejorar la flexibilidad sino que también son útiles para evitar las bursitis.
  • No te quedes sentado sobre el trasero, arrodillado o apoyado sobre otras articulaciones durante largos períodos de tiempo. Aunque solo sea durante breves minutos, levántate y muévete.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here