Causas y tratamiento de las hemorroides

0
653
hemorroides

 Las hemorroides son un padecimiento molesto y doloroso, se trata de venas dilatadas y tortuosas varices que se encuentran localizadas en las paredes del recto inferior y el ano. El recto es el tubo digestivo por encima del ano es aquí donde las heces son retenidas antes de salir del organismo. El ano es el orificio que existe al final del tubo digestivo por donde salen los materiales de desecho del organismo.

Causas de las hemorroides:

Las hemorroides se producen cuando las venas en el recto inferior o el ano se dilatan. El aumento de la presión de estas puede ser causado por el embarazo, al levantar peso o el esfuerzo repetido durante las deposiciones.

Existen las hemorroides internas que se forman por encima de la unión entre el ano y el recto y las hemorroides externas que se forman por debajo de la unión anorrectal, cualquiera de estas dos anteriormente descritas pueden permanecer en el interior del ano o sobresalir.

causas de las hemorroides

Síntomas:

Las hemorroides externas son las que forman un bulto en el ano, si se llega a formar un coágulo sanguíneo este bulto se vuelve más grande, provoca más dolor y se inflama más que una hemorroide no trombosada.

En el caso de las internas no producen bultos visibles ni causan dolor pero sí pueden llegar a sangrar, éste sangrado se produce con las deposiciones causando que las heces o el papel higiénico se manchen de sangre, la cantidad de sangre es poca y en algunos casos pueden secretar moco y provocar la sensación de que el recto no se vació completamente después de una deposición. 

¿Cómo se diagnostican? 

  • Exploración física realizada por un médico:

El médico puede diagnosticar  las hemorroides inflamadas y dolorosas mediante la inspección del ano y el recto.

  • Anoscopia:

Para valorar las hemorroides no dolorosas o no hemorragicas se realiza un examen con un anoscopio (una cánula corta y rígida que se utiliza para visualizar el recto)

  • En algunas ocasiones colonoscopia:

Las personas que sangran por el recto pueden requerir una sigmoidoscopia o una colonoscopia para descartar una enfermedad más grave, como un tumor.

También te puede interesar: Cáncer de colon: señales que te alertan sobre él y como prevenirlo

Tratamiento de las hemorroides:

Las hemorroides generalmente no requieren tratamiento a menos que  provoquen síntomas molestos. El consumo de sustancias emolientes o la fibra de algunos alimentos pueden aliviar el esfuerzo al defecar.

Ablandadores de heces y baños de asiento:

 Los baños de asiento también pueden ayudar, estos se efectúan colocándose en cuclillas o sentándose durante 15 minutos en una bañera llena de agua tibia.

Para las hemorroides externas trombosadas, la eliminación de coágulos de sangre:

Cuando el dolor es intenso, el médico puede adormecer el área con anestésico local y cortar la hemorroide. Tomar analgésicos y aplicarse pomadas locales pueden aliviar el dolor de una hemorroide trombosada.

Para las hemorroides internas la escleroterapia o la ligadura con banda elástica:

El médico puede inyectar una sustancia que favorece la formación de tejido cicatrizal y las elimina. Este procedimiento se denomina escleroterapia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here