Así debe ser la cifra de la presión arterial según tu edad

0
1248

Cerca de un tercio de la población adulta de los países desarrollados y los subdesarrollados padecen de hipertension arterial, siendo la principal causa de consulta a los servicios médicos de atención primaria de salud. Y a pesar de que la medición de la presión arterial es uno de los parámetros más importantes que señala cómo se encuentra nuestro estado de salud; muchas personas no suelen llevar este tipo de control, lo que supone un riesgo para su vida.

Ten en cuenta, que la hipertension arterial es un factor de riesgo modificable que se puede controlar con tratamiento medico, pero muchas veces cursa de forma asintomática, que muchas veces podría detectarse con una muestra ocasional de nuestra presión sanguínea, y así, podríamos evitar complicaciones crónicas como las enfermedades cerebrovasculares y renales.

Es por ello, que en el siguiente articulo te compartiremos información elemental sobre la presión arterial, el significado de algunos términos médicos y los niveles normales de acuerdo a la edad, tratando de explicar todo en un lenguaje comprensible para que lo entiendes y prevengas de esta manera las complicaciones que esto trae consigo.

¿Qué es la presión sanguínea y como se origina la hipertensión arterial?

La presión arterial va a ser definida como el volumen de flujo sanguíneo que golpea las paredes arteriales cuando es expulsada por el corazón para ser impulsada al resto del cuerpo con la finalidad de refundir cada una de las células de nuestro cuerpo y proveerlas de oxígeno y sustancias nutritivas, siendo expresado su valor por lo general en milímetros de mercurio (mmHg).

Entonces, cuando existe una mayor resistencia para el corazón sobre la pared de las arterias, va a originarse la hipertensión arterial, que si se vuelve algo crónico, va a tener como resultado el aumento de su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo. Este incremento de la masa muscular acaba siendo perjudicial, porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo, trayendo como consecuencia la insuficiencia cardiaca, la angina de pecho, el infarto o incluso un accidente cerebrovascular.

¿Cuáles son los componentes de la presión sanguínea?

Existen dos componentes de la presión arterial, la sistólica o máxima y la diastólica o mínima, ambas van a depender del ritmo cardiaco, por lo que va a ser representando de la siguiente manera:

  • La presión sistólica (PAS): Es la que se registra en el momento en que el corazón se contrae (sístole) y aumenta la presión de la sangre en las paredes arteriales a su periodo máximo.
  • La presión diastólica (PAD): Es la que se registra cuando el corazón se relaja (diástole), y disminuye la presión a su punto mínimo.

El aumento por encima de los niveles normales de la presión arterial sistólica o de la diastólica, se conoce como hipertensión o presión alta.

¿Cuáles son los valores normales de la presión arterial?

Los valores de la presión arterial considerados como normales dependen mucho del rango de edad, el sexo y la altura porque con los años los vasos sanguíneos van perdiendo su elasticidad y la tensión se eleva. Es por ello que las cifras de hipertension arterial se pueden clasificar de la siguiente manera:

presión arterial

Estas cifras se utilizan de forma orientativa para clasificar el estado de tensión arterial según el grupo de población en personas sanas y sin ningún tipo de alteración. En el momento en el que se detecta una alteración se debe de realizar un estudio en el que, tras varias mediciones y a distintas horas de distintos días, se compruebe que esta persona tiene una alteración pasándose a investigar la causa del desajuste.

¿Cuáles son las causas que conllevan a la hipertensión arterial?

Algunos de los factores ambientales que contribuyen al desarrollo de la hipertensión arterial incluyen la obesidad, el consumo de alcohol, circunstancias de nacimiento y las profesiones estresantes. Es por ello que entre las causas mas comunes de hipertension podemos mencionar:

1. Aumento del sodio:

El consumo excesivo de sal induce y mantiene la hipertensión arterial. La hipertensión sensible a la sal es el tipo más frecuente de hipertensión primaria, esto es debido a que al aumentar la ingesta de sal se aumenta la presión osmótica sanguínea, haciendo que se retenga agua, y por consiguiente aumenta la presión sanguínea.

2. Secreción excesiva de renina:

Se ha observado que la renina, una enzima secretada por el riñón y asociada a la aldosterona para mantener regulado los niveles de tensión arterial, tiende a aumentar en los pacientes hipertensos.

3. Resistencia a la insulina:

En individuos normotensos, la insulina estimula la actividad del sistema nervioso simpático sin elevar la presión arterial. Sin embargo, en pacientes con condiciones patológicas de base, como el síndrome metabólico, la aumentada actividad simpática puede sobreponerse a los efectos vasodilatadores de la insulina. Esta resistencia a la insulina ha sido propuesta como uno de los causantes del aumento en la presión arterial en ciertos pacientes con enfermedades metabólicas.

4. Diabetes:

Los pacientes diabeticos tienen, en promedio, una presión arterial más elevada que el resto de la población.

5. Obesidad:

Existe una fuerte relación entre las personas con un mayor indice de masa corporal con un aumento de la presión arterial debido a que la mayoria de estas personas tienen grasa en las arterias (aterosclerosis) lo que sobrepone un aumento del corazon para tratar de enviar sangre a los tejidos.

6. Antecedentes familiares y genética:

La hipertensión arterial es uno de los trastornos más complejos con un componente genético asociado a la aparición de la enfermedad. Se han estudiado a más de 50 genes que podrían estar involucrados con la hipertensión. Recientemente se han localizado 12 nuevos genes en los que se han visto variaciones relacionadas con diversos fenotipos relativos a la hipertensión arterial.

7. A mayor edad mayor riesgo:

Al transcurrir los años y según los aspectos de la enfermedad, el número de fibras de colágeno en las paredes arteriales aumenta, haciendo que los vasos sanguíneos se vuelvan más rígidos. Al reducirse así la elasticidad, el área seccional del vaso se reduce, creando resistencia al flujo sanguíneo y como consecuencia compensadora, se aumenta la presión arterial. Se ha indicado que pacientes con más años de trabajar en una institución o que ocupan altos puestos son más propensos a presentar hipertensión. Pero eso es resultado de la edad: los más viejos tienen más tiempo de trabajar y alcanzan niveles de jefatura por su experiencia.

¿Cuáles son las complicaciones de la hipertension arterial?

Cerebro: Cuando las arterias se vuelven rígidas y estrechas, el riego sanguíneo resulta insuficiente y provoca la aparición de infartos cerebrales (ictus o accidente vascular cerebral isquémico). La elevación de la presión arterial también puede causar la rotura de una arteria y ocasionar una hemorragia cerebral (ictus o accidente vascular cerebral hemorrágico).

Riñones: La hipertensión causa rigidez en las arterias que suministran la sangre a los riñones. Pero también perjudica al propio riñón, lo que puede desembocar en una insuficiencia renal que incluso requiera diálisis. Por otro lado, si el riñón resulta dañado se puede producir un aumento de la presión arterial.

Ojos: Produce retinopatía hipertensiva caracterizada por vasoespasmo, aumento del brillo arterial, cruces arterio-venosos patológicos (signo de Gunn), hemorragias, exudados, papiledema y trombosis retinianas venosas.

Corazón: en inicio ocasiona una hipertrofia ventricular izquierda donde hay engrosamiento parietal sin incremento de la masa ventricular total (remodelado concéntrico); luego se desarrolla franca hipertrofia concéntrica, que podría llegar a fase dilatada (hipertrofia excéntrica). Ademas produce fibrosis miocárdica como parte del proceso de hipertrofia, con deterioro de la distensibilidad parietal y de las propiedades viscoelásticas del miocardio contráctil y si esto persiste puede conllevar al infarto del miocardio, arritmias, fibrilación entre otras.

¿Cómo se puede prevenir la hipertension arterial?

El mejor tratamiento de la hipertensión es una buena prevención que evite su aparición. Para ello es fundamental seguir un estilo de vida cardiosaludable:

  • No fumes: El tabaco aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Además, las personas hipertensas fumadoras multiplican el efecto perjudicial del tabaco. Dejar de fumar tiene unos efectos positivos superiores a cualquier medicación para la hipertensión.
  • No te excedas con la ingesta de alcohol: El consumo moderado de alcohol (un vaso de vino al día en las comidas) puede ser beneficioso, pero si es excesivo provoca el incremento de la presión arterial y otras alteraciones perjudiciales el corazón y otros órganos.
  • Controla tu peso: El sobrepeso es una causa de hipertensión. Rebajarlo reduce la presión arterial y disminuye el riesgo cardiovascular y de diabetes
  • Ejercítate lo mas que puedas: La realización de ejercicio físico regular consigue bajar las cifras de presión arterial. Además, aumenta la masa muscular y la capacidad de esfuerzo, ayuda a controlar el peso y logra disminuir el riesgo cardiovascular.
  • Come alimentos saludables bajos en sal: Los hipertensos deben disminuir el consumo de sal y alimentos que la contengan. También es necesario consumir frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y otros cereales. Por último, usar aceite de oliva como grasa principal e incrementar la ingesta de aves y pescado en detrimento de las carnes rojas.

Recuerda: 

Que si eres una persona hipertensa y aunque la presión arterial se haya normalizado no hay que dejar de tomar la medicación nunca. Trata de cumplir estrictamente el tratamiento e intentar mantener siempre el horario de ingesta de las pastillas. No dudes en consultar al doctor si el tratamiento no obtiene resultados, ya que a veces es necesario asociar varios fármacos para controlar la presión arterial. Revisa también la dieta por si algún alimento (por ejemplo, la sal) está impidiendo el efecto antihipertensivo de la medicación. Cumple todas estas indicaciones y te aseguro que tendrás una mejor calidad de vida evitando las complicaciones que la hipertensión arteria trae consigo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here