La falsa felicidad de las redes sociales, ¿Cómo afectan nuestra vida?

0
450
como afectan las redes sociales

Actualmente muchas personas comparten su vida a través de una foto, imagen, stories, esperando que otros interactúen con ellos, o que les devuelvan un “me gusta” o un comentario, realmente vivimos esperando ver qué hacen otros o qué logran los demás. De este modo, valoramos de forma rápida y según nuestra percepción lo que otros van consiguiendo o quieren hacernos ver que logran.

¿Pero realmente podemos aceptar como real todo lo que vemos en las redes sociales?. Muchas veces al ver lo que publican los demás puedes llegar a pensar que tu vida está carente de sentido y de felicidad, al mismo tiempo que transmitir a otros una imagen de ti que está lejos de lo que en realidad eres; la verdad es que no todo lo que se publica describe realmente como alguien se siente o se ve.

Las redes sociales forman parte de nuestro día a día y es una realidad que vivimos actualmente, del mismo modo  ha modificado el modo en cómo nos relacionamos y nos comunicamos con otros. Esto nos lleva a pensar en la falsa felicidad de las redes sociales y ¿Cómo afectan las redes sociales en nuestra vida?, a continuación te contaremos más al respecto.

La falsa realidad de las redes sociales 

Las redes sociales desde hace muchos años tiene una gran influencia en los individuos desde aspectos positivos como los negativos. Nos permiten estar en contacto con otras personas, compartir nuestros gustos, nuestras actividades, opiniones personales en general todo de nuestra vida.

Pero cuando realizamos estas actividades durante un tiempo podemos notar que las personas tienden a mostrar una imagen deseada para ellos y que pueda cumplir con las demandas o estereotipos, llenando así los vacíos, carencias personales o para compararse o competir con otros usuarios. 

¿Qué hay detrás de la falsa apariencia en las redes sociales?

Muchas personas viven sus vidas a través de las redes sociales aparentando ser y sentir algo que no son. Antes esto muchos psicólogos plantean que vivir expuestos a través de la constante exposición de las redes sociales puede traer problemas no solo en las relaciones con otras personas sino también en su autoestima. Entrar en las redes puede cambiar tu estado de ánimo y condicionarse, como también se pueden contagiar las emociones a través de la red.

Por ello detrás de la falsa imagen de las redes las personas tienden a esconder lo que de verdad sienten, ya que las personas tienden a compartir más la felicidad que la tristeza.  Asimismo, pasamos el mayor tiempo de nuestro día pensando en cómo las demás personas nos ven,  que en vivir nuestras propias vidas, aventuras y experiencias.

redes sociales y psicología

Constantemente las personas están más interesados en su día de comprobar si tienen notificaciones nuevas en Facebook o instagram, en vez de realizar actividades que les gusten, le llenen y que nos permitan conocer a otras personas con las que sí compartimos en la vida real.

Lo que esto nos lleva a preguntarnos ¿por qué la necesidad de sentirnos conectados con otros?  porque el ser humano en sí siempre va buscar relacionarse con otros, es un elemento necesarios para sentirnos felices, estar saludables, pero ¿estas conexiones son realmente buenas para nuestra vida?, ¿nos han aportado algo positivo? y finalmente ¿Lo estamos haciendo bien?.

¿Por qué usamos las redes sociales para ocultar lo que realmente somos?

Muchas de estas páginas como facebook nos permiten llenar un perfil y colocar ciertas características de lo que según somos. No es un secreto que las redes sociales permiten a la persona poder aparentar ser algo aunque no lo sea, ya que los receptores no están con nosotros al momento de publicar.

Entonces, es complicado poder saber si realmente lo que los demás publican es cierto y auténtico o no, ya que actualmente podemos construir toda una imagen de lo que queremos que otros vean es decir si nos sentimos solos y tristes, fingir ser popular y feliz. De este modo, podemos aprender qué publicaciones tienen más “me gusta” e interacciones, también lo que publican los otros nos puede parecer envidiable solo porque muestra la vida que nosotros quisiéramos tener.

Esto puede hacer sentir a la persona fracasada y querer compartir algo que le haga llenar esa carencia de forma que pueda solucionar lo que siente cuando la respuesta está en ella en si. Así podemos ver muchas personas tomarse fotos haciendo actividades sea deportivas o en sitios hermosos para solo tener la admiración, aprobación de otros.

En base a esta idea, no siempre lo que se publica en las redes sociales es la realidad, ya que se busca dar una imagen de felicidad que ciertamente no existe. Muestra de esto tenemos el siguiente vídeo del cortometraje llamado “¿What’s on your mind?.

¿Cómo afectan las redes sociales a las personas?

Lo que publicamos y compartimos en las redes sociales trata de sumar indicadores de vanidad en nosotros, cuando las personas no nos siguen nos podemos sentir invisibles. De esta manera los individuos  buscan el interés de los demás. Esto afecta nuestra autoestima  ya que las redes sociales pueden fomentar una idea errónea de nosotros mismos y hacer que nuestro “Yo real”  gire entorno de nuestros seguidores y por ello me debo sentir más o menos valorado.

Esto nos da una satisfacción de corto tiempo, porque en el fondo nos sentiremos insatisfechos, incompletos, vacíos y con muchas carencias afectivas que deben salir de ti misma y no de las personas que sigas. Del mismo modo, esto puede ocasionar dependencia por la admiración y aprobación de los demás.

Otros aspectos que puede afectar son:

  • La calidad de las relaciones sociales en la vida real.
  • Menos contacto personal con las personas que están cerca de ti.
  • Baja autoestima.
  • Una imagen de ti distorsionada o irreal.
  • Falsa necesidad de necesitar o querer estar en conexión con otros o en las redes sociales.

En conclusión 

Las redes sociales afectan a las personas de manera diferente, según las condiciones preexistentes y los rasgos de personalidad. También al igual que con las drogas o los juegos de azar, el uso excesivo para algunas personas no es recomendable. Ciertamente las personas son libres de compartir y publicar lo que desean, pero el abuso y la dependencia a este ocasiona un bajo concepto de sí mismo incluso, ansiedad, estrés y depresión.

Pero tampoco podemos dejar de lado que las redes sociales tienen un sin fin de beneficios en nuestra vida y verdaderamente ahora que tenemos más medios para poder comunicarnos nos sentimos cada vez más solos, lo que es claro no es un problema de las redes sociales sino del uso que le damos y las carencias afectivas que tenemos, sin duda debemos trabajarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here