¿Cómo afrontar el dolor emocional?

0
1817
omo afrontar el dolor emocional

La mayoría de las personas han experimentado el dolor emocional, un dolor que no es físico, pero duele tanto que puede destrozar tu alma. La vida está llena de adversidades y de golpes emocionales que nos sacuden el mundo, esto nos recuerda que somos seres humanos y estamos vivos aunque muchos de estos sucesos no tengan sentido tienen un gran significado y aprendizaje para nuestra vida.

El dolor emocional es una emoción negativa, directamente relacionada con un hecho que nos afecta y nos sirve para saber de la existencia de una situación o problema que requiere ser evaluada o solucionada. Es importante que sepamos afrontar el dolor emocional, aunque las causas pueden ser múltiples y nos puedan tomar por sorpresa. Y como todo en la vida, el superar las adversidades y hacerles frente nos fortalece y enriquece como personas.

La resiliencia como capacidad para afrontar el dolor emocional 

“Las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de elegir cómo responder a esas circunstancias”

– Viktor Frankl

La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras.

Ser resiliente no quiere decir que en la vida de la persona no experimente dificultades o golpes emocionales. El dolor emocional y la tristeza es común en las personas que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas. De hecho, el camino hacia la resiliencia probablemente está lleno de obstáculos que afectan nuestro estado emocional y están son aprendidas y desarrolladas.

superar el sufrimiento

La resiliencia nos permite poder transformar el dolor emocional en sentido en ver las diversas opciones que tenemos e incluso puede traer a nuestra vida nuevas oportunidades, por otro lado debemos aceptar las circunstancias que no podemos cambiar ni controlar esto nos ayudará a enfocarnos en las situaciones que si se pueden transformar.

También te puede interesar: “El dolor solo tiene la intención de enseñarnos no de matarnos”.

¿Cómo afrontar el dolor emocional?

El dolor emocional forma parte de nuestro aprendizaje. Cada persona lo sufre de manera distinta, y lo que puede afectar a unas personas, a otras les resulta más sencillo de superar. Lo importante es que puedas ver tu presente con esperanza y fe que no creas que puedes hacer frente al dolor, ni solucionar tu vida. Por eso, te daremos algunas recomendaciones:

1.- Ponle nombre al dolor 

Una de las primeras cosas que debemos hacer para conseguir superar el dolor emocional es reconocer lo que nos está pasando. ¿Será estrés, será la rabia o la ansiedad? Puede ser que ciertas circunstancias nos desborden y no queramos hacerles frente. Pero ignorar el sufrimiento emocional no te ayudará a superarlo. Saber qué te ocurre debe ser el primer paso para hacer frente a tus problemas y comenzar a solucionarlos.

2.- Vivir y aceptar el dolor

“Todo aquello en lo que estás en contra te debilita. Todo aquello en lo que estás a favor, te empodera”.

–  Wayne Dyer

Uno de los grandes obstáculos que nos impide manejar el dolor y el sufrimiento es la tendencia que tenemos a negar nuestros sentimientos. Aceptar no es resignarse o rendirse.
La aceptación es activa, me lleva a actuar y la resignación es pasiva, me mantiene en dónde estoy.

Aceptar es comprender que lo que sucede, independientemente de que me guste o no, es debido a una relación causa-efecto, por lo que, las cosas sucedieron porque tenían que pasar.

3.- Expresa tus emociones con humor 

Una vez que reconoces y aceptas tu dolor emocional es necesario expresar tus sentimientos de enojo, aversión o frustración que puedas tener contra ti mismo, tu dolor emocional, o tu realidad actual. No te resistas a nada. Toma todo lo que enfrentes con gracia, humor. Acepta lo que estás pasando, todos tus pensamientos, emociones, y frustraciones. Acepta tu dolor emocional como si lo hubieses escogido con un sentido de gracia y no con emociones negativas que solo te ataran más al sufrimiento.

4.- Sé amable contigo mismo

Cuando las cosas van mal, solemos ser muy críticos con nosotros mismos y ser muy duros. Este comportamiento no favorece para nada nuestra recuperación. Tratarnos a nosotros mismos con cariño es, sin duda, una de las mejores maneras de reducir el sufrimiento emocional a pesar de que las cosas no salgan como deseamos.

Del mismo modo, que quererse a uno mismo, tener confianza y seguridad en lo que sientes, eres y vives. Si nos aceptamos como somos y nos tratamos con cariño, podremos aprender de las experiencias negativas de la vida y sufriremos menos.

5.- Ten voluntad propia 

Como he comentado en el punto anterior, tratarse uno mismo con cariño requiere voluntad. Algunas crisis pueden marcar nuestra existencia y nuestra vida, lo que puede provocar que sintamos que hay un antes y un después de estas situaciones amargas o dolorosas. Pero, aunque sean momentos duros, hay que extraer las enseñanzas que encierran estas etapas de crecimiento. Esto requiere voluntad.

6.- Toma el control de tu vida 

Cuando estas pasando una mala etapa, sueles creer que todo lo malo te ocurre a ti. También puedes pensar que no vales nada. Deja atrás los pensamientos negativos que te destruyen y toma las riendas de tu vida. Empodérate de tu  día a día. Realiza actividades que te gusta realizar y que tal vez hayas abandonado y, además, busca metas realistas y lucha por ellas. Solamente de esta manera encontrarás sentido a tu vida.

superar el dolor emocional

7.- Busca ayuda y apoyo

Puede que el dolor emocional sea fruto de un problema más grave, como la depresión o por no saber gestionar el dolor emocional desencadena otras patologías. Por ello, puede que necesites acudir a un psicólogo para que te guíe y te ayude a salir de esta situación que te está causando un gran dolor emocional. Pero recuerda, que tú eres la persona que tiene que superarlo, y el psicólogo solamente te proporcionará las herramientas que necesitas para llevarlo a cabo.

8.- Rodéate de relaciones sanas

Rodéate de las personas que te hacen feliz de tus verdaderos amigos, los que te hacen reír, que te ayudan cuando lo necesitas.  De las personas a quién en realidad les importas. Busca ayuda y apoyo emocional de aquellos que amas, en quién confías.  De esta forma, conseguirás el apoyo que necesitas de la gente que te quiere. En este momento, contar con tus verdaderos amigos que te entiendan y te ayuden será como ver esa luz al final del túnel.

9.- Aprende del sufrimiento

He oído decir que el camino de la sabiduría está lleno de sufrimiento. Reflexionar, explorar y reflexionar, sin auto-ataque o culpa, te abre a una mayor comprensión  y compasión por ti mismo y por los demás. Una actitud de aprendizaje te ayudará a descubrir el valor de la experiencia. También puede descubrir una nueva libertad curiosa: recuperarse de un trauma emocional o angustia lo hace más fuerte, más sabio y más resistente.

10.- El poder de la escritura para superar el dolor 

La escritura puede servir para: organizar y dar sentido a la experiencia, facilitar la comunicación con el entorno social, constituir una especie de “exposición” a los hechos y a las emociones.

El acto de plasmar tus pensamientos y sentimientos en una página, ya sea que esa escritura sea vista o no por otros, te ofrece una salida poderosa e importante para él dolor que padeces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here