miércoles, junio 26, 2019
Inicio Salud Mental ¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

0
5138
como ayudar a una persona con depresion

La depresión es una enfermedad mental muy frecuente en todo el mundo, que afecta a más de 300 millones de personas. La depresión es diferente a los cambios de estado de ánimo y de las respuestas emocionales a los problemas de la vida cotidiana. Realmente puede convertirse en un problema serio y más cuando tiene una duración e intensidad moderada o grave, y puede causar una gran desesperanza, sufrimiento en su vida, incluso puede llegar en el peor de los casos al suicidio.

En ocasiones es normal sentir depresión o tristeza, la vida no es siempre color de rosa tiene sus matices grises en donde la depresión se aloja y comienza a sentir dolor, oscuridad donde no ve la luz al final del túnel, que es difícil de describir y de que otros comprendan. Lo más importante es darse cuenta de las señales, que están presentando nuestro familiar, amigo o pareja para así buscar la ayuda apropiada.

Primeramente explicaremos los factores biológicos que influyen en nuestro estado de ánimo y que pueden conducir a la depresión, del mismo modo comprender un poco más el porqué las personas tienen depresión para así prestar el apoyo adecuado.

¿De qué depende nuestro estado de ánimo? 

Para entender un poco la depresión, y quien la padece es necesario saber las bases biológicas que la pueden estar causando. Las bases biológicas nos dicen que nuestro cerebro debe tener cierto nivel de sustancias tales como, serotonina, dopamina y catecolamina estos deben estar en unos niveles determinados para que nos sintamos bien y estemos estables anímicamente.

¿Qué sucede cuando estamos deprimidos?

Los niveles de neurotransmisores como la dopamina, empiezan a disminuir por diferentes circunstancias lo que hace que el estado de ánimo baje y sintamos muchos de los síntomas frecuentes de la depresión. Los neurotransmisores no surgen de la nada, estos segregan en nuestro cerebro cuando realizamos actividades placenteras llamadas reforzadores positivos.

Por ejemplo, cuando realizamos un deporte o leemos un libro entre otros, hay una motivación y esto hace que aumente nuestro nivel de estas sustancias dando como resultado el aumento de el estado de ánimo. En cambio, cuando la depresión se instala, el sujeto pasa por la falta de motivación dejando de realizar todas sus actividades como ir al trabajo, ir al cine entre otros.

Asimismo empieza a sentir falta de interés, placer, causando una inactividad, es decir la depresión hace que se pierdan los reforzadores positivos que era lo que hacía subir nuestro estado de ánimo. Si desea consultar para mayor información “Depresión en los adultos, ¿Cómo salir adelante?”.

¿Cómo se siente una persona con depresión?

Muchas veces pensamos que estar deprimido es comer un helado de chocolate mientras vemos una película, no contestar los mensajes, estar tristes. Una persona con depresión  realmente dejar de disfrutar las actividades, aparenta que todo está bien mientras por dentro se siente sin fuerza, tiende a dormir mucho o poco, comer mucho o poco, tener todo el tiempo pensamientos de desesperanza y por ultimo constantemente tiene sentimientos de culpa.

Como se siente una persona con depresion

¿Qué decir y qué no decir a una persona con depresión?

Primeramente, para ayudar a una persona con depresión debemos medir y diferenciar en qué decir y qué no decir entre las frases más frecuentes son:

“Mañana será otro día y te sentirás mejor”, “Debes poner de tu parte”, “hay personas que están peor que tu”, “Ánimo ten fuerza de voluntad entre otras. Estas y muchas más frases que no deberíamos decirle a una persona que está atravesando una depresión, dado por un desconocimiento y creer que quizás fingen puede ser muy hostil.

Realmente puede ser contraproducente y puede incrementar el malestar al exigirles un esfuerzo que no pueden realizar. El paciente con depresión piensa en lo que debe hacer y lo incapaz que se siente llegando atormentarse ante esfuerzos sencillo como vestirse y ni se diga salir de casa. Por eso es necesario que quienes conviven con un paciente con depresión deben conocer los síntomas de la depresión y así comprender que el paciente está incapacitado para poner de su parte.

¿Qué no debemos hacer ante la depresión?

1.- Restar importancia a la situación

Mayormente se tiende a dar una perspectiva al paciente con depresión sin saber realmente lo que es sufrirla y se puede interpretar como una actitud negativa que podría mejorar con un cambio de actitud, pero es más que esto, se requiere el apoyo sincero y practicar la empatÍa.

2.- Anular al deprimido al intentar ayudarle

En ocasiones al intentar ayudar a veces se llega a exceder en cuidados y atenciones, haciendo sentir a la persona con depresión infravalorada, anulando su poca voluntad asumiendo todas sus responsabilidades, haciendo que se sienta inútil y culpable.

Que no debemos hacer ante la depresion

3.- Hacer reproches

Es un hecho que quien convive con una persona deprimida lo pasa muy mal, y como consecuencia puede caer en el error de reprochar al paciente por lo que son sólo síntomas de su enfermedad. Esta actitud puede empeorar el proceso y lo que de verdad necesita es comprensión, por ejemplo: “Aunque sé que no estás bien, creo en ti” esto puede ayudar mucho  en la confianza del paciente con depresión.

4.- Hacer creer al paciente que si está así es porque quiere

Se deben evitar frases que hagan referencia a ¿por qué estás tristes? ya que puede interpretarse como si la depresión fuera algo que se ha elegido y no un evento surgido como cualquier otra enfermedad y manifestado sin más e independientemente de la voluntad del paciente.

Hay que reforzar al paciente en la convicción de que no está deprimido porque actúa indebidamente mal o hace algo que lo propicia. Le insistiremos en que él no tiene la culpa de estar como está y que tener una depresión no es algo que él haya elegido ni depende de su voluntad.

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

La depresión no la sufre solo la persona que tiene esta enfermedad, también la padece su familia, hijos, amigos y pareja, muchas veces las personas que conforman el entorno del paciente no saben cómo abordarlo o tratarlo. No saben qué decir o qué hacer. Puede ser muy frustrante querer animar a alguien y ver que todos los esfuerzos son inútiles.

Lo cierto es que el apoyo de los seres queridos es fundamental pero no sustituye la terapia o el tratamiento y que para que una persona con depresión consiga sobreponerse a ella es necesaria la intervención psicológica mediante un profesional.

A continuación, se presentan una serie de sugerencias para ayudar a cualquier persona que sufra este tipo de depresión:

1. Sugerir o buscar ayuda de un profesional

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la depresión es una enfermedad que puede llegar a ser muy grave, y que por lo tanto se hace necesaria la intervención terapéutica de manos de un profesional.

En este caso, algo que sí se puede hacer es persuadir a la persona y convencerla para que busque ayuda o asistencia psicológica. Mediante conversaciones tranquilas y con mucho tacto y sutileza, la familia debe insistir en la idea de visitar a un profesional y, si fuera necesario, ofrecerse a acompañarle.

2. Ofrecer apoyo en su proceso

Lo más importante es que la persona con depresión se sienta apoyada y comprendida incluso muchas veces el mejor apoyo es permanecer a su lado y estar en silencio hacerlos saber que no esta solo.  Se puede decir algunas de estas frases: “No estas solo”, “no es tu culpa”, “quieres un abrazo”, ¿Qué puedo hacer por ti?, y “se que estas sufriendo y no te voy a dejar”.

tratamiento psicologico depresion

3. Gran dosis de paciencia

Hay que hacer ver a la persona deprimida que su enfermedad puede ser un proceso muy largo ante el hay que tener mucha tolerancia y paciencia. También se le insistirá en la importancia de seguir el tratamiento prescrito para llegar a ver la luz que le aguarda al final del túnel. Del mismo modo le transmitiremos que salir de él será un trabajo en el que estaremos a su lado en todo momento.

4. No forzarle a realizar las cosas que le resulten imposibles

Se debe ayudar al paciente a que hagan aquellas cosas que sea capaz de hacer, sin forzarle a las que le resulten imposible, fomentando el equilibrio diario de rutinas en lo referente al sueño, comidas, ejercicio e incluso relaciones sociales siempre en la medida de sus posibilidades.

5. Prestar atención a posibles pensamientos suicidas

Quienes conviven con el paciente deprimido deben ser instruidos por los profesionales de la salud mental que atienden al paciente, en cual debe ser su actuación en cada momento. En concreto es importante que se interesen por el tipo de pensamientos que tiene el paciente y saber si está luchando mentalmente contra su trastorno, a fin de detectar pensamientos suicidas.

6. Transmitirle esperanza

Parte de los síntomas de la depresión es la desesperanza que encierran a la persona en un túnel del cual no es capaz de ver la salida. Por lo tanto, es aconsejable que los familiares o personas que le rodean le transmitan, mediante un discurso coherente y sin ser exageradamente optimista, que a pesar de que ahora no sea capaz de verlo sí existe una salida.

Es necesario convencerle de que la depresión es una enfermedad con tratamiento y cura, que si sigue las pautas de la intervención conseguirá mejorar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here