¿Cómo lograr que nuestros hijos afronten el Divorcio?

0
200
COMO SUPERAR DIVORCIO HIJOS

La familia tradicional, conformada por mamá, papá e hijos ha experimentado muchos cambios. Actualmente es cada vez más común encontrar familias donde sólo uno de los progenitores se encuentra presente. Los factores causante de estos cambios en la familia son diversos y pueden existir muchas posturas respecto a si la familia debe volver a unirse o no, pero lo cierto es que el objetivo principal es lograr el bienestar de las personas que conformen la familia, estén todos presentes o no, especialmente de los hijos, quienes aún están adquiriendo recursos para la vida, por lo que es muy importante que sepamos guiarlos para que puedan afrontar el divorcio de la mejor manera posible.

El Divorcio

La familia, como todo sistema de relaciones, experimenta dificultades debido a los desencuentros entre motivaciones, expectativas o diferencias ideológicas. Por un lado existen familias que pueden llegar a crear nuevas dinámicas familiares, logrando superar estas diferencias y también existen otras familias en las que estas diferencias son irreconciliables o se han dado experiencias demasiado negativas para los miembros, por lo que la convivencia entre los miembros se vuelve perjudicial, tomando a la separación o el divorcio como la solución más adecuada.

La vivencia del Divorcio en los hijos

Generalmente los adultos asumimos que los hijos tomarán el divorcio como un hecho catastrófico y doloroso que los marcará de por vida. En realidad el efecto del divorcio en los hijos dependerá de lo que hayan percibido respecto a la dinámica en la relación de los padres. Si la relación de los padres fue bastante buena durante un buen tiempo y brindaba protección, es posible que el divorcio origine inseguridad en los hijos. Si la relación de los padres es nociva, entonces el divorcio es una posibilidad para crear relaciones más sanas y estables para los hijos.

Pasos a seguir para ayudar a nuestros hijos a afrontar el divorcio

Establecer prioridades

Como padres el primer paso a seguir es establecer la prioridad en el proceso de divorcio, la cual será velar por el bienestar emocional y afectivo de los hijos. Los padres deben comprender que los conflictos que se tengan con la ex pareja deben ser manejados únicamente entre los dos sin utilizar a los hijos en el proceso y dejar de lado sus necesidades individuales.

Buscar ayuda especializada

Asistir a terapia con un profesional de la salud mental es un gran recurso si sentimos que no podemos o no sabemos cómo manejar la situación de divorcio o separación. Es común que en un inicio no se posea la estabilidad necesaria para afrontar el divorcio, por lo que es óptimo que acudamos a ayuda especializada y evitar mayores daños.

Comunicar la decisión a los hijos

Los padres deben conversar con los hijos y comunicarles la decisión tomada. Muchas veces los padres tratan de ocultar el divorcio a los hijos, inventando historias para que no sepan de lo ocurrido creyendo que así se evitará el daño. Sin embargo, al hacer ésto sólo causaremos confusión en lo hijos pues inevitablemente empezarán a percibir cambios e incoherencias y al no confirmar sus conclusiones y apreciaciones sobre lo ocurrido empezarán a experimentar inseguridad, dudas, angustia o incluso cólera y rebeldía.

Comunicar  lo ocurrido con las instituciones educativas

Es adecuado que los padres o alguno de ellos comunique la separación a los tutores del colegio para que éstos puedan tomar acciones en el centro educativo para contener emocionalmente a los hijos o brindar mayor orientación para facilitar el aprendizaje ya que la preocupación por el divorcio puede interferir con la atención que los hijos presten a sus estudios o con su desempeño académico.

Brindar un espacio de escucha

Es importante que los padres dediquen un tiempo a escuchar las expectativas o perspectivas que lo hijos tengan frente al divorcio. En unos casos, los hijos pueden tener una actitud bastante positiva frente al divorcio y escuchar esto puede calmar a los padres o incluso facilitarles la posibilidad de ver el divorcio desde una oportunidad para mejorar. Por otro lado, si los hijos se encuentran muy preocupados y angustiados frente al divorcio, saber esto posibilita que los padres puedan brindar soporte y conversar esto con un especialista para darle solución.

Conciliar con el otro

Aquí nos referimos a conversar con la ex pareja para establecer de manera definida los horarios de visita y las responsabilidades que se tendrán frente a los aportes económicos o de crianza con los hijos para propiciar un ambiente de estabilidad y así facilitar la pronta adaptación de los miembros de la familia a este cambio.

Aquí es recomendable acudir a un profesional de la salud o ante un especialista en el ámbito legal, para proceder de la manera más precisa posible evitando posibilidad de improvisación, facilitar el proceso y evitar mayores tensiones.

No implicar a los hijos en los problemas de los padres

La frase “Lo hago por mis hijos” es utilizada por los padres para que la relación continúe, pero es mucho más sano aceptar que si uno de los miembros de la pareja no tiene voluntad de continuar, forzarla a continuar solo causará mayor daño, el cual recaerá en los hijos.

Primero ellos

Los adultos, como personas que han pasado por un proceso de crecimiento y aprendizaje mayor al de los hijos, deben utilizar todas sus habilidades para manejar el proceso de divorcio evitando dirigir culpas o implicar a los hijos como agentes que deban solucionar los conflicto de pareja o ex parejas.

La prioridad siempre debe ser la salud mental de los hijos pues son ellos los que dependen del cuidado y ejemplo de los padres y no al contrario. Es por ello que es necesario que puedan postergar sus deseos o ilusiones para lograr acuerdos responsables y realistas para garantizar el rumbo saludable hacia la recuperación de la estabilidad familiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here