¿Cómo mejorar la comunicación familiar?

0
124
comunicacion familiar

La comunicación familiar es uno de los principales elementos de interacción en los seres humanos. Esto influye de manera decisiva en el desarrollo y en la interacción con los demás.  Por ello es tan importante tener una comunicación sana y asertiva dentro del entorno familiar.

Muchas veces las familias pueden pasar mucho tiempo juntas y esto no es garantía de que exista una buena comunicación. Para ello debe existir mucho más que un lazo sanguíneo requiere de confianza, respeto y empatía entre otros.

En este artículo reflexionaremos más sobre el tema y te enseñaremos algunas estrategias para mejorar la comunicación familiar de manera asertiva.

¿Qué es la comunicación familiar?

Las familias dan forma a las personas a lo largo de sus vidas, y la comunicación familiar es la base y el funcionamiento del hogar. Por medio de la comunicación, la familia se define y los miembros aprenden cómo organizar los significados.

Asimismo, la comunicación familiar se refiere a la forma en que los miembros de la familia intercambian información verbal y no verbal. También, implica la capacidad de prestar atención a lo que otros piensan y sienten. Es decir, una parte importante de la comunicación no es solo hablar, sino escuchar lo que otros tienen que expresar.

beneficios de la comunicacion familiar

Para que se de una buena comunicación se debe comprender que la familia forma un sistema en donde los miembros no están aislados unos de otros, sino que forman partes integrales de una unidad familiar completa. Es decir si una parte de la familia tiene problemas de comunicación esto afecta al resto y en respuesta cambiarán.

En la familia además de tener una buena comunicación, los integrantes deben compartir metas y objetivos comunes que generan unidad y permiten el reparto de funciones y responsabilidades. Es por tanto, que la familia es una unidad, un equipo que crea sus propios códigos, temas, rituales, reglas, roles y que administran el poder, la intimidad y los límites. Esto hace que juntos crean un significado que perdure en el tiempo y a través de generaciones.

La importancia de la comunicación familiar

«Tú no eliges a tu familia. Ellos son un regalo de Dios para ti, como tú lo eres para ellos».

– Desmond Tutu

La comunicación dentro de la familia es muy importante ya que permite a los miembros expresar sus necesidades, pensamientos, deseos y preocupaciones entre sí.  Por ello, tener una comunicación eficaz en la familia aumenta la calidad de las relaciones familiares; si estas son también satisfactorias, favorecen el logro de una adecuada salud mental.

Cuando en la familia surgen problemas en la comunicación puede llevar a numerosos problemas familiares, creando conflictos excesivos que no se puedan resolver.

También pueden dar lugar a situaciones estresantes que provocan o facilitan la aparición de sentimientos de ansiedad, depresión, soledad, abuso de sustancias psicoactivas, problemas en las relaciones y falta de intimidad. Asimismo, lleva a un mayor riesgo de separación conyugal y problemas de conducta en los niños.

En efecto la comunicación es clave para mantener buenas relaciones en el interior de la familia y ayuda a prevenir los diversos conflictos que pueden surgir.

También te puede interesar: «Restaurar la familia después de una separación». 

¿Qué no ayuda a la comunicación en la familia?

la comunicación familiar está conformada por factores que influyen en su proceso y puede ser a veces negativa y originar problemas en las relaciones.

A continuación mencionaremos algunos factores que no ayudan a mejorar la comunicación familiar:

  • Los juicios de valor y el culpabilizar.
  • No saber o no querer escuchar.
  • Recordar constantemente hechos pasados.
  • Las contradicciones.
  • Los reproches y sermones.
  • Las interrupciones.
  • Comparar a los hijos y hijas.
  • No reconocer lo que hacen bien.
  • Amenazar y mentir.
  • Quitar importancia a los problemas de los/las hijos/as.

¿Cómo podemos mejorar la comunicación familiar?

Para poder mejorar la comunicación familiar y resolver los conflictos es importante la convivencia, el respeto, la empatía, resiliencia, confianza entre otros. Lo cierto es que para poder mejorar se requiere de toda la familia hijos, hijas, padres y madres, comprendiendo que son un sistema que están juntos y no separados, del mismo modo, que si le sucede algo a uno lo sentirá el otro.

Asimismo, encontraras algunos consejos que te ayudaran a mejorar la comunicación familiar:

1.- Esté siempre disponible para su familia

Es importante tomar un momento cada uno de los integrantes de la familia para poder hablar de las situaciones de manera tranquila. Tener aunque sea 10 minutos por día, sin distracciones, para que usted y su hijo hablen puede marcar una gran diferencia en la creación de buenos hábitos de comunicación.

mejorar la comunicacion familiar

Apague la televisión o la radio incluso. Brindele su atención completa a su hijo Siéntese y mire a su hijo mientras habla. Esos pocos minutos por día pueden ser muy valiosos.

2.- Aprenda a escuchar

La escucha activa es clave para una buena comunicación por ello al escuchar a su hijo, usted lo ayuda a sentirse amado y valorado. Pregúntele a su hijo qué opina sobre un tema. Si lo que dice su hijo no le queda claro, repita lo que escucha para asegurarse de comprender lo que su hijo intenta decir.

No necesita estar de acuerdo con lo que dice su hijo para ser una persona que sabe escuchar. Compartir sus pensamientos con usted ayuda a su hijo a calmarse, para que luego pueda escucharlo a usted.

3.- Demuestra empatía

Esto quiere decir que conecte con los sentimientos de su hijo y hacerle saber que comprende la situación. Si su hijo está triste o disgustado, una caricia suave o un abrazo pueden hacerle saber que usted comprende esos sentimientos tristes o negativos. No le diga a su hijo qué es lo que él piensa o siente.

Permítele a él/ella expresar esos sentimientos. Asegúrese de no minimizar esos sentimientos diciendo cosas como «Es tonto sentirse así» o «Lo comprenderás cuando crezcas». Sus sentimientos son reales para él y deben ser respetados.

4.- Sea un buen ejemplo a seguir

Recuerde que los niños aprenden a través de ejemplos. Utilice las palabras y los tonos de voz que desea que su hijo utilice. Asegúrese de que su tono de voz y lo que usted hace envíen el mismo mensaje. Por ejemplo, si se ríe cuando dice «No, no hagas eso», el mensaje será confuso. Sea claro en sus indicaciones. Una vez que logre transmitir su mensaje, deje de recalcar cuál es el punto principal.

Si utiliza palabras para describir sus sentimientos, ayudará a que su hijo aprenda a hacer lo mismo. Cuando los padres usan palabras para describir sentimientos, como «Me pone triste que no hagas lo que te pido», en lugar de gritar o insultar, los niños aprenden a hacer lo mismo.

5.- Otras recomendaciones para mejorar la comunicación familiar:

  • Realizar actividades conjuntas con los/las hijos/as.
  • Enseñarles a ponerse en el punto de vista del otro.
  • Respetar la opinión de los demás.
  • Tener capacidad para expresar los sentimientos.
  • Pedir la opinión a los demás.
  • Sinceridad.
  • Utilizar el sentido del humor.
  • Adaptarse al nivel de desarrollo del niño/a.
  • Mantener contacto visual y preguntar.
  • Admitir cuando no se sabe algo.
  • Elogiar a su hijo cada vez que pueda.
  • Escuchar con atención lo que dice su hijo.
  • Utilizar sus momentos para hablar y  demostrarle a su hijo qué es una comunicación saludable.
  • Asegúrese de que, cuando esté disgustado con su hijo, esté sepa que el problema es su conducta y no él.

Conclusión

La comunicación familiar no quiere decir que los padres e hijos no estén enfadados, a lo que realmente se refiere es que el sistema familiar pueda resolver los conflictos con asertividad. En los momentos donde usted como madre o padre se le agote la paciencia tome un momento para poder calmarse y tomarse 5 minutos antes de empezar hablar con su hijo o hija  para que respire profundo y lentamente.

Es importante que encuentre las palabra que expresen lo que usted siente y que estas sean apropiadas para la capacidad de su hijo. En el caso de que existan problemas con su cónyuge no muestre sus sentimientos de frustración con sus hijos sino con un familiar o amigo.

Si a pesar de todo esto los problemas de comunicación persisten busque ayuda de un profesional como un psicólogo especializado en terapia familiar y de pareja que pueda orientaros en esta etapa.  La finalidad de estas recomendaciones es que la familia pueda promover la comunicación positiva, teniendo en claro que requiere de esfuerzo día a día entre padres y madres e hijos y hijas, para que finalmente puedan llegar a una conciliación y tener una comunicación más satisfactoria que antes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here