¿Cómo reconozco si soy victima de acoso laboral?

0
730
acoso laboral

El acoso laboral es conocido también como «Mobbing» es una realidad de hoy en día en la sociedad a pesar de esto  aún es difícil reconocer el acoso, tomando en cuenta que se puede dar de diferentes maneras.

La persona que sufre el acoso laboral comienza a ser criticada por la forma de realizar su trabajo, que anteriormente era bien visto. Al principio, las personas acosadas no quieren sentirse ofendidas y no se toman en serio las indirectas o vejaciones. No obstante, la situación resulta extraña para la víctima porque no entiende lo que está pasando y tiene dificultad para organizar su defensa.

¿Qué entendemos por acoso laboral?

Entendemos que el acoso laboral es cuando una persona ejerce una violencia psicológica extrema, de forma recurrente y durante un tiempo prolongado sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo.

que es acoso laboral

Mayormente inicia como un cambio repentino de una relación que hasta el momento se consideraba neutral o positiva. Suele coincidir con algún momento de tensión en la empresa como modificaciones organizativas, tecnológicas o políticas. Como resultado del acoso puede dejar grandes implicaciones emocionales y físicas para quien lo sufre, en el provoca prejuicios psicológicos que dificultan su desempeño.

¿Cuáles son los tipos de acoso laboral?

El acoso laboral es un fenómeno que afecta a cualquier nivel jerárquico y afecta tanto a mujeres como hombres en donde podemos distinguir los diferentes tipos de acoso los cuales son:la existencia de los siguientes tipos de acoso:

Acoso laboral ascendente

Este tipo de acoso la ejerce según el rango jerárquico superior como los supervisores o jefes, encargados en donde ejercen la violencia uno o varios de estos sobre aquella persona. Se puede observar este fenómeno en los jefes arrogantes, autoritarios hacia sus inferiores. Una de las maneras en que se puede manifestar este tipo de acoso es cuando alguien exterior a la empresa se incorpora con un rango laboral superior y sus métodos de trabajos no son aceptados por sus trabajadores y suele suceder que otra persona de la organización quería obtener ese puesto y no lo ha conseguido.

Acoso laboral horizontal

En este tipo de acoso un grupo de trabajadores se constituye como un individuo y actúa como un bloque con el fin de conseguir un único objetivo. En este supuesto un trabajador/a se ve acosado/a por un compañero con el mismo nivel jerárquico, aunque es posible que si bien no oficialmente, tenga una posición superior.

abuso laboral

El ataque se puede dar por problemas personales o bien, porque algunos de los miembros del grupo sencillamente no aceptan las pautas de funcionamiento tácitamente o expresamente aceptadas por el resto. Otra circunstancia que da lugar a este comportamiento es la existencia de personas física o psíquicamente débiles o distintas, con baja autoestima, inseguros y estas diferencias son explotadas por los demás simplemente para moderar el aburrimiento.

Acoso laboral descendente

Es el tipo de caso más común en donde  la persona que ejerce el poder lo hace a través de desprecios, falsas acusaciones e incluso insultos que pretende minar el ámbito psicológico del trabajador acosado para destacar frente a sus subordinados, para mantener su posición en la jerarquía laboral o simplemente se trata de una estrategia empresarial cuyo objetivo es deshacerse de una persona forzando el abandono «voluntario» de un personal determinado sin proceder a su despido legal, ya que sin motivo acarrearía un coste económico para la empresa

¿Cómo reconocer el acoso laboral?

Para reconocer si somos víctimas de acoso laboral vamos a citar al autor Leymann  diferenciaba cinco conductas que, reproducidas con frecuencia, pueden llegar a hacer enfermar psicológicamente a una persona:

1. Limitar la comunicación

1. El jefe o acosador no permite a la víctima la posibilidad de comunicarse.
2. Se interrumpe continuamente a la víctima cuando habla .
3. Los compañeros le impiden expresarse.
4. Los compañeros le gritan, le chillan e injurian en voz alta.
5. Se producen ataques verbales criticando trabajos realizados.
6. Se producen críticas hacia su vida privada.
7. Se aterroriza a la víctima con llamadas telefónicas.
8. Se le amenaza verbalmente.
9. Se le amenaza por escrito.
10. Se rechaza el contacto con la víctima (evitando el contacto visual, mediante gestos de rechazo, desdén o menosprecio).
11. Se ignora su presencia, por ejemplo, dirigiéndose exclusivamente a terceros (como si no le vieran o no existiera).

2. Limitar el contacto social 

1. No se habla nunca con la víctima.
2. No se le deja que se dirija a uno.
3. Se le asigna a un puesto de trabajo que le aísla de sus compañeros.
4. Se prohíbe a sus compañeros hablar con él.
5. Se niega la presencia física de la víctima.

intimidar

3. Desprestigiar a su persona ante sus compañeros 

1. Se maldice o se calumnia a la víctima.
2. Se hacen correr murmuraciones y rumores orquestados por el acosador.
3. Se ridiculiza a la víctima.
4. Se atribuye a la víctima ser una enferma mental.
5. Se intenta forzar un examen o diagnóstico psiquiátrico.
6. Se fabula o inventa una supuesta enfermedad de la víctima.
7. Se imitan sus gestos, su postura, su voz y su talante con vistas a poder ridiculizarlos.
8.Se atacan sus creencias políticas o religiosas.
9. Se hace burla de su vida privada.
10. Se hace burla de sus orígenes o de su nacionalidad.
11. Se le obliga a realizar un trabajo humillante.
12. Se monitoriza, anota, registra y consigna inequitativamente el trabajo de la víctima en términos malintencionados.
13. Se cuestionan o contestan las decisiones tomadas por la víctima.
14. Se le injuria en términos obscenos o degradantes.
15. Se acosa sexualmente a la víctima con gestos o proposiciones.

4. Desprestigiar y desacreditar su capacidad profesional y laboral

1. No se asigna a la víctima trabajo ninguno.
2. Se le priva de cualquier ocupación, y se vela para que no pueda encontrar ninguna tarea por sí misma.
3. Se le asignan tareas totalmente inútiles o absurdas
4. Se le asignan tareas muy inferiores a su capacidad o competencias profesionales.
5. Se le asignan sin cesar tareas nuevas.
6. Se le hace ejecutar trabajos humillantes.
7. Se le asignan tareas que exigen una experiencia superior a sus competencias profesionales.

5. Comprometer la salud 

1. Se le obliga a realizar trabajos peligrosos o especialmente nocivos para la salud.
2. Se le amenaza físicamente.
3. Se agrede físicamente a la víctima, pero sin gravedad, a título de advertencia.
4. Se le agrede físicamente, pero sin contenerse.
5. Se le ocasionan voluntariamente gastos con intención de perjudicarla.
6. Se ocasionan desperfectos en su puesto de trabajo o en su domicilio.
7. Se agrede sexualmente a la víctima

Consecuencias del acoso laboral

El Acoso laboral puede tener significativas consecuencias sobre todo en la moral y el desempeño de las víctimas, y provoca un intenso malestar. A continuación, se muestran las consecuencias del acoso laboral para aquellas personas que lo sufren:

  • Baja autoestima y de la confianza en sí mismo, tanto a nivel personal como laboral.
  • Sentimientos de culpa.
  • Insomnio.
  • Hipervigilancia.
  • Fatiga.
  • Cambios de personalidad.
  • Dificultades de concentración irritabilidad.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Recuerdos y sueños recurrentes de los acontecimientos traumáticos.
  • Sensación de estar reviviendo la experiencia traumática, alucinaciones, flashbacks.
  • Malestar intenso al empezar un nuevo trabajo.
  • Reducción del interés en las actividades cotidianas, sociales o de ocio.
  • Sensación de desapego respecto a los demás y restricción de las emociones y la vida afectiva.
  • Pesimismo.
  • Sentimientos de fracaso y frustración.

Consecuencias físicas en las víctimas del acoso laboral

El acoso físico sobre el trabajador se centra en perturbar su vida interior perjudicando a nivel emocional de manera excesiva que puede desarrollar estrés y otros síntomas físicos como dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, hipertensión entre otros.

consecuencias del acoso laboral

La excesiva duración o magnitud de la situación del acoso puede dar lugar a patologías más graves o a agravar problemas preexistentes. Así, es posible encontrar cuadros depresivos graves, de individuos con trastornos paranoides e, incluso, con suicidas. Éstas serían las consecuencias más graves de este fenómeno, y el riesgo de que se produzca es especialmente alto en profesionales cualificados que obtienen una importante gratificación de su trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here