8 consejos prácticos para mantenerte saludable en la temporada de invierno

0
199
invierno

Aproximadamente del 20 y hasta el 23 de junio se da la aparición del “solsticio de invierno” en el cual el sol se encuentra en un punto eclíptico muy alejado del hemisferio sur provocando así el comienzo de la estación de invierno en los países que se encuentran ubicados en este punto, entre los cuales podemos mencionar Ecuador, Perú, Chile Argentina, Uruguay, Paraguay parte de Brasil y Colombia, algunos países de África, Asia, Oceanía y la Antártida.

Además de esto es considerado la noche más larga del año y una temporada donde bajan las temperaturas, aparecen días lluviosos, se dan cuadros fuertes de depresión, aumento de peso e incluso algunas personas son más propensas a la aparición de enfermedades respiratorias.

Por tal motivo debemos adoptar una serie de medidas para poder sobrellevar de mejor manera la temporada de frío y evitar las consecuencias que esto pueda traer consigo:

1. Mantener buenos hábitos de higiene:

Con la aparición del invierno es muy frecuente que nos mantengamos en espacios cerrados y poco ventilados para mantenernos calientes, esto puede favorecer que al momento de que una persona estornuda transmita más fácilmente los virus y contagie a los demás; es por ello que es recomendable mantener un pañuelo para taparse la boca a la hora de estornudar, lavarse las manos frecuentemente y no toser cerca de las personas que nos rodean.

2. Trata de evitar los cambios bruscos de temperatura:

Una de las cosas que solemos hacer al despertarnos es bañarnos con la terma eléctrica de la ducha, la cual ponemos a una temperatura bastante caliente para podernos bañar; pero luego al salir de ella nos encontramos con el clima frío y húmedo de nuestra casa, esto puede favorecer la aparición de moco en nuestros sistema respiratorio que si se acumulan por un tiempo prolongado, nos da esa sensación de malestar e incluso puede evolucionar a un cuadro infeccioso. Así que trata de ajustar la terma eléctrica para que no salga agua tan caliente y si tienes calefacción mantenerla a una temperatura de 22C.

3. Estar atentos con los objetos de calefacción que estén en nuestro casa:

Las estadísticas muestran que en la temporada de invierno es donde existen más incendios en los hogares debido a las plantas de calefacción, a su vez puede representar un riesgo de intoxicación por la presencia de monóxido de carbono, recordemos que este producto es tóxico para el cerebro pudiendo conllevar a la persona a un estado estuporoso o de coma, por lo que se recomienda que este tipo de objetos se coloquen con el motor fuera de la casa y mantener los lugares siempre ventilados.

4. No olvides usar protector solar:

Muchas personas piensan que con los días lluviosos y grises no es necesario el uso de protección solar, pues aunque no lo creas los rayos ultravioletas (UV) de igual forma traspasan las nubes y más con lo destruida que se encuentra la capa de ozono pudiendo llegar a afectar tu piel.

5. Aumentar la ingesta de vitaminas:

Recordemos que las vitaminas son necesarias para realizar diferentes funciones en nuestro organismo, pero nuestro cuerpo no las produce por lo que es necesario consumirlas. Una de ellas es la vitamina D la cual es sintetizada y absorbida en nuestra piel por los rayos ultravioletas del sol para encargarse del fortalecimiento de nuestros huesos. Se ha comprobado que en los países donde dura más el invierno los niños sufren de raquitismo y los adultos de osteoporosis debido al déficit de esta vitamina.

6. Trata de cuidar tu estado de ánimo:

Los psicólogos han descrito un problema de salud denominado “trastorno afectivo estacional” en donde las personas cambian su actitud positiva por una más depresiva, donde prefieren quedarse encerrados en sus casas sin ánimos de salir ni compartir con sus amigos y familiares; Si no es tratada a tiempo puede evolucionar a un cuadro depresivo mayor. Es por ello que que trata de descansar lo suficiente en un ambiente agradable con una temperatura adecuada y manteniendo una mente positiva.

7. Vacúnate contra el virus de la influenza:

El virus de la influenza es el encargado de producir la famosa “gripe” la cual es predominante en los meses de invierno ya que se transmite fácilmente por las gotitas de saliva, afectando tu estado general e impidiendo que realices tus actividades diarias. En la actualidad se cuenta con una vacuna llamada anti-influenza la cual te adquiere protección contra el virus durante un año.

8. Cuida tu alimentación y has ejercicio físico:

Con la llegada del invierno somos menos propensos a realizar actividad física y preferimos quedarnos en nuestras casas acostados comiendo golosinas y viendo TV; lo cierto es que el sedentarismo influye en que nuestro cuerpo queme menos calorías haciendo que estas se absorban y se conserven en forma de tejido adiposo (grasa), es por ello que a pesar de que no tengas muchos ánimos de salir, trata de convencer a un amigo que te motive a realizar ejercicios para quemar esas calorías que no vas a necesitar y de esta manera evitar el aumento de peso innecesario.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here