Cutting: Autolesiones en la Adolescencia

0
100
cutting psicologia psicología autolesiones

Un insólito comportamiento se ha instalado entre los adolescentes, el cual causa preocupación en los padres. Cada vez son mayores las consultas debido a que los hijos realizan Cutting, también entendido como autolesiones. ¿A qué se debe este comportamiento? ¿Es solo una moda o una señal de mayores preocupaciones? A continuación analizamos este fenómeno.

¿Qué es el Cutting?

Cutting hace referencia a la práctica de realizarse cortes en la piel utilizando un objeto punzo – cortante mayormente en las extremidades superiores como brazos o muñecas, pero también realizadas en el vientre o zonas que no son vistan con frecuencia como en el caso de las ingles.

Éste comportamiento se realiza para producir dolor físico, el cual sirve como distractor del dolor emocional, siendo el segundo, considerado insoportable o imposible de manejar por el adolescente.

Edades con mayor incidencia de Cutting

De acuerdo a la incidencia de casos se ha determinado que estas conductas autolesivas se presentan al rededor de los 12 a 25 años de edad y el estrés, la depresión los sentimientos de soledad y abandono son aquellos factores que precipitan la aparición de estas conductas.

¿Cuáles son los factores que causan la práctica de Cutting?

Lo principales factores de riesgo relacionados a la práctica de cutting en los adolescentes se pueden detectar con facilidad si observamos el ambiente donde crece el niño y las situaciones por las que pasa. A continuación te mostramos cuáles son:

  • Poseer un diagnóstico de Trastorno límite de la personalidad (Borderline o TLP).
  • Depresión
  • Abuso de consumo de sustanciasAbusos sexuales previos
  • Estancia en un hogar violento
  • Trastornos alimenticios (anorexia, bulimia)
  • Encontrarse en el curso de la adolescencia es un factor predisponente debido a los fuertes cambios emocionales
  • Estrés postraumático
  • Psicosis
  • Personalidad antisocial o con conductas opocisionistas
  • Bajo control de impulsos
  • Se da con mayor frecuencia en adolescentes mujeres

¿Cuáles son los indicadores de que nuestros hijos pueden estar practicando Cutting?

Como padres debemos estar atentos a los  indicadores que nos pueden alertar acerca de si nuestros hijos están recurriendo a la práctica de cutting para tolerar su dolor emocional. Aquí te mencionamos algunas señales de alerta:

  • Uso constante de prendas de vestir con mangas largas o uso de bisutería excesiva en las muñecas.
  • Aislamiento
  • Cicatrices o “costras” en las muñecas.
  • Observar que ante situaciones de estrés o vergüenza el adolescente golpea su cabeza u otras partes de su cuerpo.
  • Morderse
  • Arrancarse el  cabello constantemente
  • Tatuajes a temprana edad y en gran cantidad
  • Arañazos en la piel
  • Mordeduras de uñas o labios
  • Pincharse con agujas
  • Presionarse los ojos
  • Quemaduras en la  piel

¿Por qué surge el Cutting en los adolescentes?

Para entender por qué los adolescentes recurren al cutting, es necesario reflexionar acerca de los mensajes que nos da nuestro entorno social.

La cultura del “Siempre felices”

Hoy en día se alienta a todos a estar “siempre felices”, a “poder con todo”, considerando negativas a emociones que no sean la alegría, como lo son la tristeza, la cólera o el miedo. Este mensaje, difundido directa o indirectamente, genera que nuestra inteligencia emocional, es decir, nuestra capacidad para reconocer y gestionar nuestras emociones disminuya y no sepamos qué hacer con ellas, desbordándonos cuando las sentimos.

Tratar de evitar estas emociones es imposible, son parte de nosotros como seres humanos y al tratar de evitarlas sin entender qué es lo que nos quieren enseñar sólo tienen el efecto contrario: las prolongamos e intensificamos.

Distractor del dolor

Cuando pasamos por una experiencia triste, irritante, atemorizante o vergonzosa recurrimos a distintos recursos para aliviarnos: podemos buscar un tiempo a solas, dormimos, hablamos con amigos, en otros casos se recurre al consumo de drogas legales como el alcohol o drogas ilegales como la marihuana, etc.

En el caso del cutting, también es una práctica que se realiza para aliviar el dolor emocional. Puede iniciarse como una manera de imitar los comportamientos del grupo y lograr pertenecer a éste. Por otra parte también puede darse como un ensayo error, el adolescente puede iniciar con un tic nervioso como morderse o chuparse los brazos, golpear su cabeza o jalarse el cabello o arañarse, en un momento de exploración y experimentación llega a la conclusión de que el dolor físico puede distraerlo o aislarlo del dolor emocional y así recurre a las auto lesiones.

Lo negativo de éste hábito es que pone en riesgo la vida de quien lo realiza.

Ilusión de control

Como se tiene la idea errónea de que no debemos sentir otras emociones que no sea alegría, al recurrir al cutting se crea la ilusión de que se puede apagar a voluntad la probabilidad de sentir tristeza, cólera, miedo o vergüenza, lo cual es falso. Cuando no aceptamos nuestras emociones, no nos damos la oportunidad de entender qué nos quieren enseñar, por lo que se mantendrán ocultas durante un tiempo pero tarde o temprano volverán a surgir de manera mucho más intensa.

El aislamiento como desencadenante

Los adolescentes o adultos que recurren al cutting generalmente cuentan con muy pocas redes de amigos o en su defecto con relaciones superficiales, las cuales no brindan el soporte emocional que necesitan, recurriendo así a prácticas solitarias, aisladas y disfuncionales como el consumo de drogas o cutting.

¿Cómo dejar de practicar Cutting?

Lo que los padres deben comprender al iniciar un tratamiento para que sus hijos dejen el Cutting, es que este es un proceso en el cual habrán recaídas y que, la principal meta en realidad no es dejar el acto de Cutting en si, si no, lograr que el adolescente comprenda sus emociones y pueda gestionarlas, así como fomentar un ambiente empático, con menores conflictos o violencia en casa y ayuda a crear nuevas redes de amigos. Además, también es necesaria una interveción por parte de profesionales de la salud mental para comprender los factores desencadenantes o detectar la posibilidad de un trastorno subyacente (por ejemplo, Trastorno Límite de Personalidad).

A continuación te mostramos una breve reseña sobre los tipo de tratamiento que pueden ayudar a lograr estos objetivos.

Terapia Conductual Dialéctica (DBT)

Este tipo de terapia es muy recomendada para los casos de Cutting, debido a que se centra en la aceptación y comprensión de las emociones como solución para lograr el control de los impulsos de autolesión (Cutting).

Psicoterapia Familiar Sistémica

Esta terapia se basará en comprender cuáles son los comportamientos y mensajes entre todos los miembros de la familia, los cuales generan tensiones y negación respecto a las emociones para acabar con esta práctica.

Medicamentos Psiquiátricos

Los medicamentos suscritos por un psiquiatra también pueden ser muy útiles, pero es necesario recordar que estos serán utilizados para estabilizar al paciente y que una vez logrado este objetivo, se debe continuar con una psicoterpaia a la par, para que el adolescente pueda gestionar sus emociones adecuadamente sin hacer que su estabilidad dependa exclusivamente de los medicamentos.

Recordemos siempre que el Cutting es la manifestación de la dificultad para afrontar nuestras emociones, la cual puede estar fomentada por los mensajes recibidos de nuestro entorno, el aislamiento y tensiones. Para superarlo debemos entender que el objetivo principal no es evitar la práctica en si, si no que va más allá. La comprensión, la unión y la búsqueda de una ayuda especializada son las principales herramientas para superar esta práctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here