Diabetes juvenil: La incapacidad para mantener bajo control la glicemia

0
243
diabetes juvenil

Tocar el tema de diabetes, puede provocar cierta sensibilidad a los que la padecen y a aquellos que tienen algún amigo y/o familiar que sufre de esta enfermedad; debido a que conocen lo difícil que puede ser esta enfermedad ya que trae muchas complicaciones consigo,  que a la larga van deteriorando la calidad de vida tanto física como mental de la persona.

En el mundo se estima que existe un alrededor de 143 millones de personas con diabetes, incluso La OMS considera que el 50% de las personas que tienen diabetes están sin diagnosticar, poniendo como ejemplo que la diabetes tipo 1 es característica de personas jóvenes. Prácticamente el 95% de los niños y adolescentes que tienen diabetes en España tienen este tipo de enfermedad, calculando que hay 29.000 casos en menores de 15 años y que cada año se diagnostican unos 1.100 casos nuevos. De allí radica la importancia de conocer un poco mas del tema y como afecta la calidad de vida de las personas para poder llevar a cabo las herramientas necesarias para combatir contra esta patología.

¿Qué es la diabetes juvenil?

También llamada diabetes mellitus tipo 1 (DM1), es una enfermedad autoinmune y metabólica caracterizada por una destrucción selectiva de las células beta del páncreas causando una deficiencia absoluta de la producción de insulina y la principal diferencia con la diabetes mellitus tipo 2 es porque es un tipo de diabetes caracterizada por darse en época temprana de la vida, generalmente antes de los 30 años.

diabetes en los niños

¿Cómo se produce la diabetes juvenil (patogenia)?

Para poder comprender los cambios que se producen cuando se tiene diabetes es importante entender cómo funciona el cuerpo de una persona sin diabetes.

Los alimentos se forman fundamentalmente de tres componentes: grasas, proteínas e hidratos de carbono. Estos últimos son los primordiales para las personas con diabetes. Existen diferentes tipos de hidratos de carbono: los azúcares simples y los almidones. Los azúcares simples (glucosa, fructosa.) son absorbidos muy rápido ya que no necesitan degradarse en productos más pequeños, sin embargo los almidones son largas cadenas de azúcares que necesitan ser descompuestas para ser absorbidas. Diversas sustancias de la saliva, del estómago y del intestino son las encargadas de esta descomposición de los almidones.

Una vez absorbidos los azúcares en el intestino pasarán al hígado, dónde buena cantidad de este azúcar se quedará almacenado en forma de un compuesto llamado glucógeno, el azúcar que no se queda almacenado en el hígado pasará al resto de la sangre y desde ahí se distribuirá a todas las células del cuerpo, gracias a la acción de la INSULINA que es liberada por el páncreas; Estas células utilizarán la glucosa como fuente de energía para realizar sus funciones.

Además de esto:

Existe otro almacén de glucógeno que son los músculos, es decir, que mientras el glucógeno del hígado puede utilizarse para elevar el nivel de glucosa de la sangre, el almacenado en los músculos sólo puede ser utilizado por ellos mismos al hacer ejercicio.

Entonces, ya sabiendo esto como hemos comentado, un fallo de la producción de insulina, o de la acción de la misma, o de ambas cosas, generará un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglicemia). De no controlarse adecuadamente, a largo plazo, la presencia continua de glucosa alta en la sangre puede provocar alteraciones en la función de diversos órganos, especialmente los ojos, los riñones, los nervios, el corazón y los vasos sanguíneos.

¿Cuáles son las causas de la diabetes juvenil?

Aproximadamente un 95%, son el resultado de una compleja interacción entre factores ambientales y genéticos,​ que provocan el desarrollo de un proceso autoinmune, dirigido contra las células productoras de insulina de los islotes pancreáticos de langerhans, es decir, el cuerpo tendrá como resultado, la destrucción progresiva e irreversiblemente de las células beta del páncreas. Entonces tendremos como las causas mas comunes:

1. Genética:

La diabetes mellitus tipo 1 está fuertemente asociada a moléculas DR3 y DR4 del complejo mayor de histocompatibilidad (CMH) dentro del grupo HLA clase II. El 55% de los pacientes con diabetes tipo 1 expresa el HLA-DR3/DQ2. Otro alelo que se considera un importante factor de riesgo para desarrollar la enfermedad es el HLA-DQ8. 

2. Factores ambientales: 

Infecciones: 

Las infecciones virales se han propuesto como un factor ambiental implicado en el desarrollo de la diabetes mellitus tipo 1, probablemente por iniciar o modificar un proceso autoinmune, en el que la respuesta inmune desencadenada contra las células infectadas por el virus se dirigiría además contra las células beta del páncreas. Se han implicado algunas infecciones víricas, tales enterovirus, citomegalovirus, paperas, rubéola y rotavirus.

Una revisión sistemática con meta-análisis publicada en 2011 mostró una asociación entre las infecciones por enterovirus y la diabetes tipo 1, pero otros estudios han demostrado resultados opuestos, sugiriendo que, en lugar de desencadenar un proceso autoinmune, las infecciones por enterovirus (tales como el virus coxsackie B) podrían proteger contra la aparición y el desarrollo de la diabetes tipo 1.

Dieta:

Los datos actuales muestran que la gliadina (fracción proteica del gluten) parece estar implicada en la aparición y desarrollo de la diabetes mellitus tipo 1. El aumento de la permeabilidad intestinal causado por el gluten provoca la pérdida protectora de la barrera intestinal. Esto permite el paso a la sangre de sustancias proinflamatorias y puede provocar una respuesta autoinmunitaria en individuos genéticamente predispuestos a la diabetes tipo 1.

niños con diabetes

Productos químicos:

La estreptozocina, un agente antineoplásico, es selectivamente tóxico para las células beta de los islotes pancreáticos. Se utiliza en investigación para provocar diabetes tipo 1 en roedores​ y para el tratamiento de cáncer metastásico de las células de los islotes pancreáticos en los pacientes cuyo cáncer no puede ser eliminado por medio de cirugía.

Otras causas:

Otros factores en el desarrollo de la diabetes mellitus tipo 1 son los siguientes:

  • Pancreatectomía (extirpación quirúrgica del páncreas).
  • Ausencia congénita del páncreas o de las células de los islotes.
  • Daño pancreático derivado de ciertas enfermedades, tales como la pancreatitis crónica, la fibrosis quística.
  • Trastornos cromosómicos, como el síndrome de Down, el síndrome de Turner

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes juvenil?

Por lo general se distinguen 4 sintomas principales que están al comienzo de la enfermedad y que se mantienen hasta que el paciente logre normalizar los valores de glicemia y los mantenga controlados los cuales son:

  • Pérdida de peso
  • Aumento de la sed (polidipsia)
  • El Aumento de la micción (poliuria)
  • Aumento del apetito (polifagia)

Otros sintomas incluyen:

  • Cambios de humor
  • Pérdida del sueño (insomnio)
  • Visión borrosa
  • Ansiedad
  • Perder la sensibilidad o sentir hormigueo en los pies
  • Cara enrojecida

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

Según la American Diabetes Association (ADA), engloba varios criterios para hacer el diagnóstico de una diabetes tipo 1, tales como:

  • La glucosa en sangre en ayunas: deber ser de 126 mg/dl o más en dos ocasiones.
  • La glucosa postprandial en la sangre: debe exceder los 200 mg/dl y el paciente tiene síntomas como aumento de la sed, de la micción y fatiga (esto se debe confirmar con examen en ayunas).
  • El examen de insulina: (nivel bajo o indetectable de insulina).
  • Niveles de hemoglobina glicosilada: (HbA1c) cada 3 a 6 meses.
  • Análisis de muestra de orina: donde muestra la presencia de glucosa y los cuerpos cetónicos

¿Cuál es el tratamiento de la diabetes juvenil?

Los objetivos inmediatos del tratamiento son tratar las complicaciones tales como los altos o bajos niveles de glicemia (hiperglicemia e hipoglicemia y la cetoacidosis diabética). Todo va a depender de qué tipo de diabetes sea el que tenga la persona y los valores de glicemia que el paciente presente en ese momento es por ello que los objetivos del tratamiento a largo plazo son:

  • Prolongar la vida
  • Reducir los síntomas
  • Prevenir complicaciones relacionadas con la diabetes, tales como ceguera, insuficiencia renal, cardiopatía y amputación de extremidades.

diabetes tipo 1

Además de lo anterior, estos son cuatro pasos importantes que los niños que padecen diabetes tipo 1 deben seguir para mantenerse sanos:

  1. inyectarse insulina o usar una bomba de insulina
  2. tener una alimentación saludable y seguir un plan de comidas
  3. medir los niveles de azúcar en sangre
  4. mantenerse activos mediante el juego o la práctica de ejercicios

Este plan les servirá tanto a ti como a tus padres para saber qué debes hacer si quieres mantenerte sano, activo y sentirte bien. Trabajarás junto a tus padres y los miembros del equipo de profesionales que está tratando tu diabetes para diseñar un plan de tratamiento que se ajuste a tus necesidades. Si sigues el plan de tratamiento, te mantendrás sano y podrás evitar problemas de salud posteriores.

Inyecciones de insulina:

En las personas que padecen diabetes, las inyecciones de insulina son importantes para controlar la cantidad de glucosa (azúcar) en sangre. El cuerpo obtiene la glucosa de los alimentos que consumimos. A través del torrente sanguíneo, la glucosa llega a todas las células del cuerpo. Al igual que las baterías en un reproductor de CD, la glucosa aporta la energía que las células necesitan para funcionar.

Hoy en día, las inyecciones de insulina no son dolorosas gracias a que las agujas son muy delgadas. Las bombas de insulina (que envían insulina a través de un tubo delgado que se coloca debajo la piel) reducen la cantidad de inyecciones necesarias. El tipo de dosis de insulina va a depender del peso del paciente que serán distribuidas a lo largo del día, por eso es de vital importancia que el niño mantenga su control con su endocrinólogo.

Una alimentación saludable:

Como parte de su tratamiento para la diabetes, los niños deben llevar una dieta balanceada, que contenga una gran proporción de alimentos nutritivos, al igual que cualquier persona que quiera mantenerse saludable. Sin embargo, cuando los niños comen una mayor cantidad de ciertos alimentos, quizá tengan que ajustar la dosis de insulina. Los carbohidratos, así como el pan y las pastas, aumentarán los niveles de azúcar en sangre.

Algunos niños que padecen diabetes pueden seguir un plan de comidas. Un plan de comidas puede ayudarte a programar lo que comes en el desayuno, el almuerzo y la cena, así como los refrigerios. Esto te permitirá controlar tu diabetes con mayor facilidad. El plan también puede incluir los grupos de alimentos que debes incorporar en tus comidas y sugerirte el tamaño de las porciones que debes consumir.

Control de los niveles de azúcar en sangre:

El único recurso que te permite comprobar la efectividad de las inyecciones de insulina y el plan de comidas es el control de los niveles de azúcar en sangre. La mayoría de los niños que padecen diabetes tipo 1 deben medir sus niveles de azúcar en sangre con un medidor de glucosa en sangre. Los niños que padecen diabetes tipo 1 suelen necesitar medir estos niveles de tres a cuatro veces por día. Algunos niños controlan los niveles de azúcar en sangre con mayor frecuencia. El medidor funciona tomando una muestra muy pequeña de sangre. Cuando te hagas el chequeo, sentirás un pellizco.

Si mantienes tus niveles de azúcar en sangre en parámetros saludables, te sentirás mejor. Además, es probable que tengas menos problemas de salud a largo plazo. El equipo de profesionales que está tratando tu diabetes les hará saber tanto a ti como a tus padres cuáles deben ser tus niveles de azúcar en sangre y cuándo realizarte los chequeos.

Mantenerse activo:

Los niños que padecen diabetes pueden y deben jugar mucho, al igual que otros niños. El ejercicio forma parte del plan de tratamiento para la diabetes porque ayuda a prevenir problemas de salud en el presente y a largo plazo. Sin embargo, como los niveles de azúcar en sangre pueden modificarse durante el ejercicio, los niños deben saber cómo manejar este cambio.

El equipo que está tratando tu diabetes puede aconsejarte sobre qué hacer antes, durante y después del ejercicio. Pueden decirte qué hacer si no te sientes bien mientras estás jugando. Sin embargo, con la adecuada combinación de una dieta saludable, controles de azúcar en sangre y la dosis de insulina necesaria, puedes mantenerte activo y sentirte de maravillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here