Discalculia: El problema de las matemáticas en los niños

0
730
discalculia

La discalculia se da entre 3 y un 8% de los niños en edad escolar. Muestran dificultades persistentes tras el pasar los años escolares, en el aprendizaje de aritmética numérica o matemáticas en general. La discalculia al igual que otros problemas de aprendizaje no están vinculadas a la inteligencia ni la motivación. Afecta principalmente las matemáticas, pero también puede causar problemas con la lectura, la escritura y la comprensión numérica.

Debido a que las matemáticas se basan en información aprendida previamente y en una buena comprensión básica de los números, la discalculia puede afectar el logro de los niños en esta materia a medida que avanzan en la escuela, por eso es importante detectarla y conocerla.

¿Qué entendemos por discalculia?

Según la DSM-5, es una condición que afecta la habilidad de adquirir destrezas matemáticas. Niños con discalculia pueden experimentar dificultades para entender conceptos numéricos, falta de comprensión intuitiva de los números y tener problemas para aprender hechos y procedimientos que involucren números.

Los niños con discalculia podrían no entender que el número 5 es lo mismo que la palabra cinco y que ambos representan cinco objetos o grupos de objetos. También podrían tener problemas para recordar datos matemáticos y procedimientos para resolver ejercicios de matemáticas.

Diferencias entre discalculia y dislexia

Una de sus diferencias es que una trata la dificultad de aprendizaje principalmente con la lectura, en cambio la discalculia obstaculiza darle sentido a los números  y a sus conceptos. Ambas son un problema de aprendizaje, pero no son iguales. No obstante, muchos niños  las presentan al mismo tiempo y ambas condiciones pueden involucrar dificultad con una función ejecutiva clave llamada la memoria funcional.

Diferencias entre discalculia y dislexia

En ocasiones la dislexia dificulta trabajar con las matemáticas. Los niños con este problema pueden tener dificultad para nombrar los números. También pueden tener dificultad para leer problemas de lógica, leer los nombres de los números y escribir el nombre de los números. Pero estas dificultades no son las mismas que enfrenta una persona con discalculia. Del mismo modo puede consultar el artículo “comprendiendo la dislexia infantil”.

Señales que podrían ayudarte a detectar si tu hijo tiene discalculia 

Los problemas de matemática afectan enormemente en la vida del niño, incluso en la escuela, ya que están nos rodean todos los días, y los desafíos relacionados con las matemáticas dificultará que su hijo juegue, use dinero o incluso planifique su día.  Si sospecha que hay un problema, comience a buscar estos indicadores específicos de la discalculia relacionados con la edad de su hijo:

  • Problemas para aprender a contar.
  • Problemas para hacer cálculos básicos.
  • No recordar automáticamente datos matemáticos.
  • No “captar” conceptos matemáticos como “mayor que” o “menor que”.
  • Problemas para entender gráficos y tablas.
  • Evitar juegos que incluyan números y contar.
  • Tener problemas para aplicar las habilidades matemáticas en la vida diaria, como al dar cambio o calcular una propina.
  • Habilidades aritméticas mentales débiles.
  • Dificultad para usar y entender los símbolos matemáticos.
  • Dificultad para decir la hora, especialmente con un reloj analógico.
  • Altos niveles de ansiedad matemática debilitante.

¿Por qué se produce la discalculia?

La discalculia tiene un alto componente hereditario, también se presenta un déficit en las conexiones neuronales asociadas a la discalculia, la cual se encuentra específicamente en el módulo cerebral encargado del procesamiento numérico que está localizado en el lóbulo parietal del cerebro. Alguna de las causas de esta dificultad corresponden a:

Un déficit cognitivo en la representación numérica

Esto es, una disfunción neuronal que impide la correcta representación mental de los números, dificulta la decodificación numérica y afecta a la comprensión del significado de las tareas o cálculos matemáticos.

Déficit cognitivo que impide el acceso a la información almacenada en el cerebro

Los niños con discalculia presentan una disfunción en una determinada red de conexiones neuronales que les impide acceder a la información numérica con facilidad, sus redes de conexiones neuronales siguen rutas alternativas y diferentes a las que presenta un cerebro normal.

Existen también otras posibles causas relacionadas con el trastorno de la dislexia son las alteraciones cerebrales o neurobiológicas, fallos de maduración neurológica, alteraciones psicomotrices incluso problemas de memoria y las relacionadas con el medio ambiente. No obstante, muchos de estos estudios coinciden en que, si se aborda en el momento indicado y de la manera adecuada, se pueden obtener resultados positivos en el niño.

Consejos prácticos para ayudar a su hijo

Hay muchas maneras en la que usted pueda ayudar a su hijo a desarrollar habilidades matemáticas, en conjunto con el apoyo de un especialista del área, tomando en cuenta que es una dificultad de aprendizaje que no se cura se sobrelleva. Hay muchas actividades de conteo que puede hacer con los números iniciales con su hijo si tiene dificultades. Algunos de los consejos que puede ayudar a su hijo son:

consejos para ayudar a los niños con discalculia

  • Es importante que anime a su hijo a jugar con los números para mejorar su sentido numérico.
  • Use cosas que puedan tocar, sentir y ver, ya que los niños con discalculia a menudo les resulta más fácil aprender utilizando materiales concretos
  • Usar objetos pequeños, como trozos de cereal, para resolver problemas matemáticos sencillos.
  • Mostrar juegos de mesa, juegos de cartas y juegos de computadora que permitan practicar las matemáticas.
  • Dividir la tarea de matemática en partes más manejables y pequeñas. Por ejemplo, que su hijo haga cinco problemas, se tome un descanso corto y después continúe con los siguientes cinco.
  • Use patrones visuales para ayudar a su hijo a crear enlaces, por ejemplo, dibujando dos grupos de cinco puntos  para ayudarlos a resolver 5 + 5 = 10.
  • Pregúntele a su hijo muchas preguntas de poco estrés, como: “¿Esta respuesta va a ser más grande o más pequeña que la anterior?” Y “¿Cómo puedo revertir este proceso?” Para que puedan pensar y explicar los procesos matemáticos por sí mismos. camino.
  • Busque la ayuda del maestro de su hijo. Solicite que se ponga en contacto con él o el psicólogo de la escuela para obtener más apoyo.
  • Elogie y aporte pensamientos positivos a su hijo, esto le ayudará mucho a tener más confianza con las matemáticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here