¿Cuáles son los efectos del alcohol sobre mi organismo?

0
193

Todos sabemos que después de una noche llena de copas con licor, vienen los efectos negativos de la resaca y más si son bebidas que tienen etanol, ya que a pesar de que algunos piensan que los síntomas son momentáneos, lo cierto es que esta sustancia puede puede conllevar a efectos terciarios a largo plazo afectando gravemente nuestro organismo sin siquiera saberlo, convirtiéndose en una droga psicoactiva donde la persona se vuelva dependiente y/o adicto a las bebidas alcohólicas.

En primera instancia se creía que solo el alcohol lesionaba el hígado iniciándose en un proceso llamado esteatosis hepática (grasa en el hígado) evolucionando posteriormente a una cirrosis y por ultimo a un carcinoma hepatocelular, pero posteriormente se supo, que afectaba otros órganos pudiendo conllevar a enfermedades crónicas e incluso la muerte. Es por ello que en el siguiente articulo te comentaremos cuáles son los efectos que tiene el alcohol sobre tu organismo.

¿Qué es el etanol?

Es un compuesto químico, el cual se caracteriza por ser un alcohol en condiciones normales de presión y temperatura presentándose como un líquido incoloro e inflamable. Ademas de ella es una sustancia psicoactiva (productos que actúan sobre el sistema nervioso central modificando el comportamiento de la persona) y que esta presente en las bebidas alcohólicas, como por ejemplo:

Vino (alrededor de un 13 %), la cerveza (5 %), los licores (hasta un 50 %) y los aguardientes (hasta un 70 %)

¿Cómo actúa el etanol en el organismo?

Las membranas celulares son altamente permeables al alcohol. Así que una vez que el alcohol está en el torrente sanguíneo, se puede esparcir en casi todos los tejidos del cuerpo, como lo veremos a continuación:

  • Inicialmente, produce sensaciones de relajación y alegría, pero el consumo posterior puede llevar a tener visión borrosa y problemas de coordinación.
  • Después de 30 a 90 minutos de haber ingerido el alcohol, se produce una disminución de los azucares (glucógeno) que estaban en la circulación sanguínea, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico.
  • Posteriormente se inhibe a la vasopresina (hormona responsable de mantener el balance de los líquidos en el cuerpo). ocasionando que el riñón empieza a eliminar más agua de la que ingiere. Haciendo que nuestro cuerpo la busque en otros órganos, como por ejemplo el cerebro, esto provoca que las meninges pierdan agua y disminuyan los niveles de vitamina B1 haciendo que aparezcan los síntomas neurológicos tales como: el dolor de cabeza, mareos, irritabilidad, somnolencia etc.

¿Cuáles son los efectos negativos que tiene el alcohol sobre mi cuerpo?

Son diversos los efectos del alcohol a mediano y largo plazo actuando sobre múltiples órganos y sistemas, es por ello que entre los efectos negativos que tiene el consumo de alcohol tendremos los siguientes:

1. En el cerebro y sistema nervioso:

El consumo de alcohol de forma aguda afecta gradualmente las funciones cerebrales, en primer lugar a las emociones (cambios súbitos de humor), los procesos de pensamiento y el juicio.

Altera la acción de los neurotransmisores, y modifica su estructura y función teniendo múltiples efectos como: disminución de la alerta, retardo de los reflejos, cambios en la visión, pérdida de coordinación muscular, temblores y alucinaciones.

Disminuye el autocontrol, afecta a la memoria, la capacidad de concentración y las funciones motoras.

El consumo crónico de alcohol daña las células cerebrales, así como los nervios periféricos, de forma irreversible.

La disminución de vitamina B1 producida por el alcohol puede llevar a la enfermedad de wernicke-korsakoff, que provoca alteraciones de los sentimientos, pensamientos y memoria de la persona. Los afectados confunden la realidad con ideas alucinatorias.

3. Produce trastornos del sueño:

Las personas alcohólicas se aíslan de su entorno social, suelen padecer crisis en los ámbitos familiares (discusiones, divorcios, abandonos) y laboral (pérdida del empleo), lo que los conduce a la depresión y, en algunos casos, al suicidio.

La mayor parte de sus efectos depende del grado de consumo, centros superiores como: el habla o el juicio se deprimen en primera instancia tiempo después centros inferiores como: la respiración y los reflejos espinales.

efectos del alcohol

4. En el corazón y sistema circulatorio:

Sobre el corazón, los efectos fisiológicos del consumo son aumentar la actividad cardíaca y producir vasodilatación periférica, lo que explica el enrojecimiento y el aumento de la temperatura superficial de la piel. Además aumenta la presión sanguínea (hipertensión) y produce daño en el músculo cardíaco (miocardiopatía alcohólica) por sus efectos tóxicos.

Produce fibrilación auricular (arritmia cardíaca con ritmo rápido) y otras arritmias, que en consumo agudo se conocen como “corazón del día de fiesta” incrementando el riesgo de hemorragia cerebral y de ictus isquémico.

5. En el sistema digestivo: estómago, páncreas, hígado o esófago:

Las molestias gástricas son debidas a erosiones en las mucosas producidas por el etanol, este ardor estomacal será mayor si se han mezclado diferentes bebidas o combinados, ya que la irritación gástrica se deberá a todos los componentes bebidos. A largo plazo, pueden aparecer úlceras, hemorragias, perforaciones de la pared gástrica, incluso el cáncer de estomago, orofaringe y esófago.

En el esófago Provoca esofagitis, varices esofágicas sangrantes y desgarros de Mallory-weiss.

En el páncreas puede producir pancreatitis alcohólica aguda, que se considera una emergencia médica.

El hígado es el órgano encargado de metabolizar el alcohol, que es transformado por las enzimas del hígado primero en acetaldehído y después en acetato y otros compuestos. Este proceso es lento y no está exento de daños (el acetaldehído despolariza las proteínas, oxida los lípidos, consume vitaminas del grupo B y daña los tejidos).

Con el tiempo, el hígado evoluciona (hígado graso o esteatosis hepática) para adaptarse a la sobrecarga metabólica, pudiendo llegar a la cirrosis hepática (producto de la muerte celular y la degeneración del órgano), más tarde prosigue al cáncer de hígado y produciendo en última instancia la muerte.

efectos del alcohol sobre el higado

6. Sistema renal:

Otro de los efectos del alcohol sobre el organismo es que altera la función del riñón, reduciendo los niveles de la hormona antidiurética, provocando deshidratación y tomando agua de otros órganos como el cerebro, lo cual genera dolor de cabeza al día siguiente.

7. Desnutrición:

El alcohol aporta abundantes calorías (7 kcal por gramo de alcohol) con escaso valor nutritivo. No nutre pero elimina el apetito, sustituye a otros alimentos más completos y a la larga puede generar desnutrición. Esto se agrava pues inhibe la absorción de algunas vitaminas y minerales.

8. En la sangre y sistema hematológico:

Inhibe la producción de glóbulos blancos y rojos, determinando descenso de glóbulos blancos (leucopenia) y anemia macrocítica con aumento del tamaño de los hematíes. Además el alcohol puede provocar un déficit de vitaminas como la vitamina B12 o el ácido fólico conllevando a la anemia megaloblastica.

9. En el sistema inmunitario:

La falta de glóbulos blancos así como otros múltiples trastornos originados por el alcohol en el sistema inmune origina un fallo en el sistema inmunitario, aumentando el riesgo de infecciones bacterianas y virales.

10. En el sistema reproductor:

Puede causar infertilidad y disfunción eréctil.

11. En el embarazo y el feto:

El abuso del alcohol en el embarazo puede desencadenar el síndrome alcohólico fetal, sus síntomas son un retardo del crecimiento, alteración de rasgos cráneo-faciales, malformaciones cardíacas, malformaciones hepáticas, malformaciones renales, malformaciones oculares y malformación cerebral. El mayor daño se produce en el sistema nervioso central del feto, en el que puede aparecer retraso mental.

12. Síndrome de dependencia alcohólica (alcoholismo):

Es de los problemas más graves asociados al consumo de alcohol por la gran cantidad e importancia de los síntomas que engloba.

13. diferentes tipos de cáncer:

El alcohol está reconocido por el Centro Internacional de Investigaciones del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), como un carcinógeno del grupo 1 (carcinógeno en humanos). El alcohol está reconocido como agente causal del cáncer de mama, cáncer colorrectal, cáncer de orofaringe y laringe, cáncer de esófago y cáncer de hígado.

Si sospechas que sufres de alcoholismo y quieres superar esa condición, puedes leer el siguiente articulo sobre (Creo que tengo problemas con el alcohol) y seguir las recomendaciones

alcoholismo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here