El primer día de clases ¿Qué debemos hacer como padres?

0
189
primer día de clases

Llegó el primer día de clases, con ello llegan los temores, dudas y muchas veces no sabemos qué hacer o cómo actuar. Verdaderamente el inicio del año escolar conlleva toda una preparación previa de organizar y comprar los materiales escolares, luego regresar a la rutina y luego surgen una serie de cambios en toda la familia.

El inicio de clases trae a los padres muchas inquietudes y más cuando es la primera vez que su hijo entra al colegio. Las preguntas que muchos padres se hacen es, ¿Cómo lo ayudó a adaptarse al preescolar?, ¿Qué debo hacer si llora?, ¿Cómo se va relacionar con sus compañeros y profesores? entre otras. En este artículo te responderemos estas preguntas y te enseñaremos algunas estrategias que te ayudarán actuar de la mejor manera.

La educación preescolar, el primer paso 

La educación inicial lo entendemos como el ciclo escolar previo a la educación primaria. En algunos lugares, es parte del sistema formal de enseñanza y en otros es un centro de cuidado, nido o jardín de infancia que va desde meses de nacido del bebé hasta los 6 años de edad.

Anteriormente los niños entraban al nido a los 3 o 4 años y a los 5 o 6 años, los niños pasaban a primaria, es decir al colegio. Hoy en día existen diversas formas de llamar a la educación preescolar y va depender del país, el sistema educativo o la edad del niño, como son el pre-kinder, el nursery, jardín maternal entre otros. Estas opciones permiten que los padres puedan trabajar y en esas horas estén en un cuidado sus hijos.

Lo cierto es que los primeros años del niño son fundamentales para su desarrollo, las habilidades físicas y psicológicas requeridas, fomentar su creatividad, la autonomía entre otros.  Por eso la etapa infantil debe y requiere ser estimulada en todos los sentidos, creando y generando aprendizajes que en la vida futura serán básicos para su desenvolvimiento en su entorno. Generalmente los niños antes de los 3 años reciben la mayor estimulación y aprendizaje de sus padres.

El primer día de clases 

Muchos niños ansían y se alegran que llegue su primer día de clases mientras que otros lloran o patalean, lo cierto es que todos se enfrentan ante muchos cambios. El ambiente, los adultos, los compañeros todo es totalmente nuevo para ellos. Lo más difícil es la adaptación de los niños ante el nuevo lugar y todo lo que conlleva, pero es cuestión de tiempo.

primer dia de kinder

Esta etapa se hace más fácil cuando los padres, el nido o el jardín, los maestros actúan en conjunto. Una vez que el niño inicia la segunda etapa del preescolar, cambian nuevamente las rutinas, incluso para los niños que anteriormente estaban en guardería y se han separado de sus padres.

Es importante que los niños puedan familiarizarse con otros adultos a los que siempre frecuenta, que pueda conocer el nuevo espacio y que se relacione con sus pares, al mismo tiempo que va adquirir nuevos comportamientos y acatar normas.

El periodo de adaptación

Hay algunos factores que pueden hacer que la adaptación del niño se vea más afectada que a otros. El temperamento del niño, la experiencia previa de separación, problemas de conducta entre otros aspectos pueden perjudicar este proceso.

Un factor que ayuda a que este periodo sea más llevadero es que, previo al inicio de clases los niños y los padres asistan al centro de educación o guardería, ya que esto va ayudar a que el impacto con el primer día de clases disminuya y no lo vean como una amenaza o un lugar desconocido. De igual manera el niño necesita adaptarse a los cambios que surgirán en su ambiente y que pueda habituarse.

Este periodo va ayudar a que el niño se pueda adaptar a su maestra y sus compañeros, aceptando su espacio y aprenda a socializar con sus compañeros, nuevas rutinas, comprenda las pautas del aula entre otros. Con esto el niño podrá aceptar su escuela y se mostrará más entusiasta y motivado al asistir.

¿Cómo ayudar a su hijo en la adaptación al colegio?

La actitud de los padres es muy importante en este periodo, ya que influye de manera significativa en el comportamiento de los niños. Si los padres actúan ansiosos, inseguros y temerosos ante el hecho de llevar a su hijo al colegio, esto hará que los niños tengan mayor problema y timidez en su adaptación.

Por ello, se recomienda las siguientes estrategias para que desde el entorno familiar sea más fácil de llevar el primer día de clases:

1.- Comenzar la adaptación en casa

Antes de iniciar las clases es recomendable que se pueda dar una adaptación previa en casa, es decir, para que no sea tan brusco el cambio y con ello los hábitos de horarios de sueño y comida. Por otro lado no se recomienda que en esta etapa de adaptación se quite el chupete o cambiar de habitación entre otros. Es mejor que estos cambios se hagan antes o después de iniciar clases.

primer dia de escuela

Para que en su inicio al preescolar no sea un proceso traumático, se debe trabajar desde el hogar motivando al niño, promoviendo la seguridad, la autonomía y la estabilidad al estar separado de sus seres queridos.  Por otro lado, el periodo de adaptación es diferente en cada niño y familia, igualmente hay pautas que se pueden seguir previo al inicio de clases.

2.- Visitar el salón de preescolar

Antes de asistir a su primer día de clases, es bueno que el niño y los padres puedan visitar el espacio del preescolar para así estar más seguros y aliviar las preocupaciones. Las visitas también le dan la oportunidad de conocer al maestro de su hijo y de hacerle preguntas acerca de las rutinas y las actividades comunes. Puede presentarle algunas de estas rutinas y actividades en el hogar para que puedan resultar familiares.

Asimismo, permite que su hijo explore, observe y se relacione con el lugar y las nuevas personas que compartirán con el. Esto ayuda a los niños a familiarizarse con el salón de clase y les permite explorar nuevos juguetes que usarán cuando comiencen las clases.

3.- Calmar el miedo de su hijo

Es importante hablar con su hijo acerca del preescolar antes de que comience las clases. En los meses y las semanas previos a la escuela, muéstrele gradualmente a su hijo las actividades que suelen hacerse en un salón de clase, también preparar con los niños el material que deben llevar a las clases son algunas actividades que motivan e ilusionan al niño con esta nueva etapa de su vida.

4.- No hacer de las despedidas un motivo de drama

Las despedidas deben ser breves y alegres. Se recomienda evitar los chantajes afectivos de, “si lloras me pongo triste” y mentir al niño con frases como “vengo enseguida” o irse sin que se dé cuenta. Hay que recordarle siempre que se volverá a buscarlo en la hora de salida. En el caso de situaciones de tensión, con llantos y rabietas, se debe responder con ternura y comprensión pero con firmeza, para que no piense que con sus protestas puede prolongar la despedida.

inicio de clases

Asimismo, perder el control delante del niño puede agravar la situación, es decir, romper en llanto por la terrible sensación de dejarlo solo por primera vez. Este es un error, ya que se le transmite al niño su angustia y se predisponer al preescolar.

5.- Manifestar una actitud positiva

Es necesario evitar los comentarios negativos o utilizar el colegio como amenaza con el escolar. Para transmitir felicidad y tranquilidad, es recomendable contarle cosas buenas del colegio, hablarle de las actividades divertidas que puede hacer en el aula o de todos los amigos nuevos que puede encontrar.

6.- Mantener una comunicación fluida con la maestra

Los padres deben acudir a las reuniones, entrevistas o asambleas previas que se organicen en el centro para conocer al tutor, maestro del alumno y facilitarle al docente toda la información posible para que conozca al niño y sea capaz de reconocer sus miedos o problemas. Es importante acudir al maestro ante cualquier inquietud, pero sin intentar acaparar su atención en momentos delicados, como son la salida o la entrada del aula, cuando tiene que atender a todos los alumnos de la clase.

7.- Reforzar su autonomía

Para que el niño pueda enfrentarse con seguridad a la nueva situación, es aconsejable reforzar antes del inicio del curso sus hábitos de autonomía, como el control de esfínteres, beber agua sin ayuda o reconocer su ropa y objetos. Es efectivo también destacar su identidad, que sea capaz de reconocer y comunicar su nombre y el de las personas más cercanas.

8.- Involucrarse en la adaptación escolar

Por último, para reforzar la adaptación del niño, los padres deben demostrar su interés por sus actividades, preguntarle a la salida de clase qué ha hecho, cómo lo ha pasado o los nombres de los compañeros nuevos a quienes ha conocido.

imagenes de regreso a clases

Es importante darle la importancia debida al paso que va dar su hijo y que se le dé el apoyo. Por otro lado, este apoyo no se debe exceder ni centrarse demasiado en el cambio a tal punto de empeorar la ansiedad. Los niños pequeños pueden ver las señales no verbales de sus padres. Cuando los padres se sienten culpables o preocupados por dejar al niño en la escuela, es probable que los niños se den cuenta.

Por lo tanto se recomienda que cuanto más tranquilo y seguro esté con la elección de enviar a su hijo al preescolar, más confiado estará su hijo.

Referencias:

  • Hoffses Kathryn. (Julio de 2018). Ayudar a su hijo a adaptarse al preescolar. KidsHealth. (Página oficial, html). Consultado el 14 de marzo del 2019.
  • Marta Vázquez. (Septiembre de 2011). Al colegio por primera vez: ¿cómo deben actuar los padres?. Eroski Consumer. (Página oficial, html). Consultado el 14 de marzo del 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here