El Síndrome del Cuidador: Para cuidar de otros, debemos primero cuidar de nosotros mismos.

0
456
SINDROME DEL CUIDADOR QUEMADO SINDROME DEL CUIDADOR BURN OUT CODEPENDENCIA CUIDADO DE ANCIANOS CUIDADO DE ENFERMOS CUIDANDO AL CUIDADOR SINDROME DEL CUIDADOR DE ANCIANOS

Cuando un miembro de nuestra familia pierde la capacidad para valerse por sí misma debido a una enfermedad o a su avanzada edad, asumimos el rol del cuidador. Al tratarse de un familiar querido (Padres, hermanos, tíos o primos), nos preocupamos mucho y asumimos todos los cuidados con esmero para lograr su pronta mejoría. A pesar de la motivación y dedicación con el que se inició el cuidado, con el tiempo, el cuidador puede empezar a sentirse saturado y superado por la situación que debe afrontar, experimentando el síndrome del cuidador. Para que podamos cuidar de otros, debemos primero cuidar de nosotros mismos, por ello aquí te ayudamos a comprender de qué trata este síndrome.

¿Qué es el síndrome del cuidador?

El síndrome del cuidador, también conocido como “síndorme del cuidador quemado” (burnout en inglés) hace referencia al agotamiento físico y emocional que experimenta una persona que asume todos los cuidados de una persona dependiente debido a una enfermedad o afectación que cause la pérdida de su autonomía.

El término del síndrome del cuidador es utilizado para describir la crisis que experimentan tanto el personal encargado del cuidado de pacientes en centros de salud y en las personas que están a cargo del cuidado de familiares enfermos o mayores.

Aunque el cuidador tiene sentimientos arraigados de amor, una buena voluntad e incluso un deseo de retribución del cuidado en el caso de familiares; con el paso del tiempo, debido al estrés y esfuerzo realizado, puede presentar actitudes hostiles hacia la persona dependiente.

Los sentimientos de culpa son muy frecuentes y la persona cree que el cuidado que brinda no es suficiente aunque dedica la mayor parte de su tiempo a cuidar del otro. Estos sentimientos contradictorios crean conflicto y causan  una saturación emocional.

Es importante que los familiares y el cuidador sean conscientes de este síndrome para participar activamente y evitar la presencia de situaciones más delicadas como depresión o ansiedad en el cuidador.

SINDROME DEL CUIDADOR QUEMADO SINDROME DEL CUIDADOR BURN OUT CODEPENDENCIA CUIDADO DE ANCIANOS CUIDADO DE ENFERMOS CUIDANDO AL CUIDADOR SINDROME DEL CUIDADOR DE ANCIANOS

¿Cuáles son las causas del síndrome del cuidador?

Este síndrome no se da sólo por el hecho de cuidar de alguien, existen otros factores que causan la sobrecarga y saturación de quien asume el rol de cuidador:

  • Cuando el esfuerzo por cuidar del otro se mantiene en el tiempo y no parece tener una fecha límite.
  • Asumir el cuidado de la persona dependiente en solitario: No se delegan responsabilidades ni se involucra a otras personas en el cuidado.
  • Expectativas demasiado altas: El cuidador cree que la mejoría de la otra persona depende totalmente de sus cuidados y que mejorará pronto.
  • Estrés continuado: No es el hecho de cuidar a otro lo que genera este síndrome, la causa es el hecho de que no exista apoyo, que el trabajo sea individual y que sea una lucha de todos los días, agotando los recursos físicos y emocionales del sujeto.
  • Falta de recursos: En muchos casos, debido a una enfermedad imprevista, el cuidador tiene que afrontar una situación inesperada para la que no cuenta con los recursos económicos necesarios. Ademas, por ser algo imprevisto, el cuidador no tiene una guía o noción precisa de cómo ayudar al otro, por lo que experimenta una sensación de falta de control de sí mismo y de la situación.

 

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome del cuidador?

Si sabemos de algún compañero o familiar que ha asumido el cuidado total de una persona que se encuentra en estado de dependencia, debemos estar alertas para identificar los siguientes síntomas:

  • Abandono de las necesidades del cuidador: Debido a todos los cuidados que debe brindar, el cuidador deja de lado su tiempo libre, no descansa, pierde contacto con amigos y abandona metas. Siente que su vida se detiene.
  • Estado de agotamiento y falta de energía tanto emocional como físico. Irritabilidad, estado de ánimo bajo y pocas ganas de realizar actividades.
  • Desinterés por actividades que causaban placer y por descubrir nuevas experiencias.
  • Dolores corporales que no tienen una causa biológica.
  • Aislamiento social, abandono de amistades y eventos sociales.
  • Conductas de riesgo como consumo de drogas o alcohol.
  • Consumo de antidepresivo, ansiolíticos o pastillas para conciliar el sueño.
  • Niveles elevados de estrés y ansiedad.

SINDROME DEL CUIDADOR QUEMADO SINDROME DEL CUIDADOR BURN OUT CODEPENDENCIA CUIDADO DE ANCIANOS CUIDADO DE ENFERMOS CUIDANDO AL CUIDADOR SINDROME DEL CUIDADOR DE ANCIANOS

¿Qué podemos hacer si experimentamos el síndrome del cuidador?

Cuando se nos presenta la nueva situación

Ante una noticia de enfermedad de algún ser querido, solemos tomar un gran compromiso y queremos hacernos cargo de toda la responsabilidad. Por supuesto todo esto tiene una muy buena intención de fondo, pero hacerse cargo de todo llega a saturarnos e incluso podemos adoptar actitudes hostiles.

Por ello, para prevenir el agotamiento y la irritabilidad debido a la gran cantidad de responsabilidades a cargo, es necesario que deleguemos responsabilidades.

Cuidar a alguien que depende totalmente de otros es bastante agotador, por lo que compartir esta responsabilidad con otros miembros de la familia o solicitar el apoyo de personal de salud es una prioridad.

Procure compartir con los otros la evolución de la persona dependiente para aliviar la tensión, comunicar sentimientos y tener otras perspectivas sobre el problema.

 

Cuando se tienen expectativas poco realistas

Como lo habíamos mencionado anteriormente, es muy frecuente que el cuidador piense que la mejoría del otro dependa de sus cuidados. Cuando esto pasa, puede llegar a sentirse realmente culpable, por ello es necesario tener expectativas realistas para evitar frustraciones innecesarias.

Ante este escenario es necesario solicitar toda la información necesaria sobre la enfermedad que posea la persona dependiente, así como sobre los cuidados que se pueden llevar a cabo.

Tener información concreta sobre la enfermedad y los cuidados ayudará al cuidador a plantearse expectativas reales, a abandonar la idea de que la mejoría del paciente depende definitivamente de sus cuidados y evitarán extralimitarse con sus cuidados.

 

Ante la reacción de sobreesfuerzo y sobrecarga

Si llega el momento en el que la persona siente que la demanda es mayor a los recursos que tiene para afrontar la situación, es normal que experimente irritabilidad, ansiedad, tristeza, fatiga mental y física o una tendencia a aislarse de los demás.

Por ello es recomendable que:

  • Evite refugiarse en el consumo de drogas (alcohol, tabaco, drogas ilegales).
  • Tarte de delegar responsabilidades o implicar a otros en el cuidado para que pueda tener un tiempo libre para descansar o hacerse cargo de asuntos personales.
  • Trate de retomar proyectos que tenía previos a la enfermedad.
  • Procure retomar el contacto con familiares o amigos: reúnase o retome el contacto a través de redes con seres queridos, no deje de lado su vida social en su totalidad.
  • Intente promover la autonomía del familiar con pequeñas actividades si es posible.

SINDROME DEL CUIDADOR QUEMADO SINDROME DEL CUIDADOR BURN OUT CODEPENDENCIA CUIDADO DE ANCIANOS CUIDADO DE ENFERMOS CUIDANDO AL CUIDADOR SINDROME DEL CUIDADOR DE ANCIANOS

Cuidar de nosotros, para evitar el Síndrome del Cuidador

Cuidar de otros es un acto noble y responsable, pero también debemos aceptar que este proceso puede llegar a ser abrumador si es asumido sólo por una persona.

Por ello, si eres quien está cargo del cuidado, comunica esta información a tus seres queridos y si sabes de algún familiar que asuma este rol en tu familia, esta es la oportunidad para involucrarse activamente.

Ante una situación de este tipo, siempre será mejor que todos los familiares puedan unirse para tratar de solucionar la situación y evitar el origen de nuevos problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here