Enfermedad de graves: Conoce como se origina y sus síntomas de alerta

0
60
enfermedad de graves

La enfermedad de Graves es la causa más frecuente de hipertiroidismo en personas jóvenes entre los 20- 50 años, asociada muchas veces con el consumo excesivo de yodo. Recordemos que la glándula tiroides se localiza en la parte delantera del cuello; donde su función principal es la de formar las hormonas tiroideas, liberarlas al
torrente sanguíneo para ejercer las diferentes funciones de todos los tejidos del
cuerpo; como las de utilizar energía para realizar nuestras actividad, mantener la temperatura corporal y a que el cerebro, el corazón, los músculos y otros organos funcionen normalmente.

Sabiendo esto, cualquier alteración de la glándula tiroidea va a generar severas consecuencias en nuestra salud. Es por ello que en el siguiente articulo aprenderás todo lo relacionado a la enfermedad de Graves.

¿Qué es la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves, un tipo de hipertiroidismo, que tiene como respuesta la actividad excesiva de toda la glándula tiroides elevando la producción de T3 y T4. Se la denominó así en honor a Robert Graves, un médico Irlandés, quien fue el primero en describir esta forma de hipertiroidismo, hace aproximadamente 150 años.

glandula tiroides

¿Cuál es la causa y origen de la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es iniciada por algún proceso en el sistema inmune del cuerpo, recordemos que normalmente este nos protege contra invasores externos como las bacterias y los virus liberando sustancias llamadas anticuerpos producidos por las células sanguíneas llamadas linfocitos.

En algunos casos se puede heredar un sistema inmunologico alterado; donde los linfocitos producen anticuerpos contra sus propios tejidos, los cuales pueden estimularlos o causarles daño.

En la enfermedad de Graves los anticuerpos se fijan a la superficie de las células tiroideas estimulándolas para que produzcan exceso de hormonas tiroideas. Esto trae
como resultado una tiroides hiperactiva. Los médicos han sospechado por mucho tiempo que un estrés emocional severo, como la muerte de un ser querido, puede precipitar la enfermedad de Graves en algunos pacientes.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es caracterizada por la tríada de hipertiroidismo, la cual comprende las siguientes caracteristicas clinicas:

1. Bocio:

Aumento de tamaño de glándula tiroides dos o tres veces su tamaño normal) que se puede visualizar a la inspección.

bocio

2. Alteraciones oculares (exoftalmos):

La enfermedad de Graves es el único tipo de hipertiroidismo que produce una inflamación de los tejidos que rodean a los ojos además de ojos que protruyen (llamado oftalmopatía y/o exoftalmos). Se desconoce la causa de estos problemas. Los síntomas oculares generalmente comienzan 6 meses antes o después de que se hace el diagnóstico de enfermedad de Graves.

Es frecuente el edema periorbitario, la inyección de la esclerótica y la quemosis. En un 5-10% de los casos la inflamación es tan intensa que se produce diplopía. La manifestación más grave de este proceso es la compresión del nervio óptico, que produce edema en la papila, defectos en el campo periférico y, si no recibe tratamiento, pérdida permanente de la visión.

exoftalmos

3. Alteraciones en la piel (mixedema):

Rara vez los pacientes con enfermedad de Graves desarrollan un engrosamiento rojizo e irregular de la piel que cubre las piernas, conocido como mixedema pretibial. Esta condición de la piel, generalmente no es dolorosa y no es seria. Al igual que los problemas de los ojos en la enfermedad de Graves, los problemas de la piel no necesariamente comienzan en el momento preciso cuando empieza el hipertiroidismo. No se sabe el por qué este problema generalmente se limita a la parte inferior de las piernas o el por qué sucede en tan pocas personas.

mixedema por enfermedad de graves

Otros síntomas menos frecuentes son: la urticaria, alopecia difusa (en un 40% de los pacientes), amenorrea (ausencia de la menstruacion), osteopenia e hipercalcemia eve (en un 20% de los pacientes). También puede cursar con ictericia y hepatopatías.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Graves?

El diagnóstico de hipertiroidismo se hace en base a los hallazgos durante el examen físico y se confirma con pruebas de laboratorio que miden la cantidad de hormona
tiroidea (tiroxina, o T4, y triyodotironina, o T3) y la hormona estimulante de la tiroides (TSH) en la sangre. Algunas veces su médico puede querer tomar unas imágenes radioactivas, o centellograma, de la tiroides para ver si toda la glándula tiroides está hiperactiva.

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad de Graves?

Esta enfermedad se trata con fármacos que reducen la producción de hormona tiroidea, tiroxina, yodo-131 radioactivo, o con tiroidectomia. En general los fármacos de elección son:

  • Propiltiuracilo (PTU): Fármaco que inhibe la captación de yodo necesario para producción de hormonas tiroideas (acción central), así como el paso de T4 a T3 (acción periférica). No debe ser usado en caso de insuficiencia hepática o embarazo.
  • Metamizol: Fármaco perteneciente a la familia de las tiomidas (al igual que el propiltiuracilo). También actúa inhibiendo la producción de hormonas tiroideas, pero a diferencia del PTU, no inhibe la conversión periférica. Debido a su mayor efectividad en la disminución de los niveles de hormona tiroidea a largo plazo y la menor tasa de efectos adversos​ es el tratamiento de primera línea para el manejo del hipertiroidismo en la enfermedad de Graves-Basedow.
  • Betabloqueantes: Indicado para el control de la actividad adrenérgica (temblores, sudoración, etc.). Como primera línea se recomienda el uso de atenolol debido a su cardioselectividad y su posología. Como alternativa se puede usar propanolol u otro beta bloqueador.

Hay que destacar que:

Sin importar como se controle su hipertiroidismo es probable que algún día usted desarrolle hipotiroidismo. Esto ocurrirá más temprano si su tiroides ha sido dañada por yodo radiactivo o eliminada con una operación; debido a esta tendencia natural de progresar hacia el hipotiroidismo en algún momento después de que ha estado hipertiroideo, todo paciente que ha tenido la enfermedad de Graves, deberá hacerse pruebas de sangre al menos una vez al año para medir la función tiroidea.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here