Enuresis: Mi hijo orina la cama

1
187
por que mi bebe orina la cama enuresis

Muchos padres con niños menores de 3 años de edad experimentan la realidad de despertar en las noches y darse cuenta de que su pequeño ha mojado la cama o se orine durante el día. Cabe resaltar que esta situación es algo que se puede esperar de niños que se encuentran dentro de estas edades pero, ¿Qué pasa cuando esto continúa después de los 36 meses? Pues, aquí es cuando empezamos a hablar de la “Enuresis”.

Entonces… ¿Qué es la Enuresis?

La Enuresis es la dificultad para controlar la orina ya sea durante el día o la noche que persiste pasados los 3 años de edad.

Alrededor de los 30 meses la capacidad de controlar la vejiga durante el sueño se adquiere de manera natural. Por ello, si esto no cambia es necesario prestar atención especial.

Cabe resaltar que la Enuresis no es una enfermedad, si no un síntoma, una señal o consecuencia de diversas afectaciones.

¿Cuáles son las cusas de la Enuresis?

La Enuresis puede tener distintas causas con diverso origen, entre ellos: nervioso, orgánico, físico, educativo y psicológico.

Causas Orgánicas:

Relacionados, por ejemplo, a problemas de uretra, inflamación, obstrucciones, infección de la vejiga u órganos genitales, infección en los riñones.

También influyen los hábitos alimenticios si son ricos en sales, minerales o son muy condimentados. Infección en las amígdalas, apéndice e incluso también por causa de diabetes.

Causas relacionadas a problemas en el Sistema Nervioso

Los problemas relacionados al sistema nervioso también pueden causar la Enuresis. Para descartar todas estas posibles causas es oportuno realizar diversos exámenes en un centro de salud.

Causas Educativas

A veces una educación con carencias puede causar problemas de Enuresis en los niños, por ejemplo: Hábitos descuidados de higiene, excesiva permisividad y falta de límites claros y sólidos, sobre protección, amenazas, festejo del hecho. El silencio de los padres para brindar explicaciones que el niño solicita, éste acto puede significar para el niño una forma de ser ignorado y ésto causa ansiedad y ésta propicia la aparición de Enuresis. También se ha encontrado que el obligar a los niños a utilizar el inodoro antes de los 18 meses puede propiciar estos problemas ya que se le exige al niño que practique su uso antes de contar con la capacidad necesaria para utilizarlo adecuadamente.

Causas Psicológicas

Los problemas emocionales desempeñan un papel muy importante en la aparición de la Enuresis.

Cuando un niño recibe amor, confianza y seguridad de su entorno, su mundo y su organismo pueden desarrollarse adecuadamente. Sin embargo, cuando el niño vivencia situaciones conflictivas, de desplazo por llegada de un hermano menor, divorcios, o carencia de afecto en el hogar, busca una manera de lograr una descarga emocional a través de la Enuresis y otras conductas como el robo, masturbación, comerse las uñas y otros tics nerviosos.

Las demandas excesivas de parte de los padres, sentimientos de desánimo, culpa, fracaso y miedo están presentes en los casos de niños que presentan Enuresis. Ante la necesidad de apaciguar estas emociones el niño con Enuresis ve a ésta como una vía de escape.

¿Qué hacer en caso de Enuresis?

Las posibles medidas de solución se llevarán a cabo luego de identificar cuál es la causa de la Enuresis en cada niño.

Si se debe a causas biológicas, debe continuar con el tratamiento prescrito por el médico de su elección.

Si está relacionado a causas psicológicas u emocionales, se debe recordar que bajo ningún motivo debe avergonzar al niño cuando la Enuresis ocurra, pues como ya fue expuesto más adelante, ésta está relacionada a problemas de ansiedad y tensión. Lo mejor que se puede hacer en cambio es recompensarlo cuando el niño logre evitar mojar la cama, comprender cuando esto pase y preguntarle cómo se siente o si hay algo que lo este haciendo sentir triste o preocupado.

Tratar de hacerse cargo de los problemas conyugales o con otros miembros d ela familia también es apropiado, ya que el niño puede tener estas reacciones como consecuencia de los conflicto que ve entre los miembros de su familia.

Brindar el amor, apoyo que necesita tanto con demostraciones de afecto físico como con palabras de contención, reconocimientos, juegos compartidos, tolerancia, libertad y asignación de responsabilidades y deberes.

Propiciar un ambiente y cuidado equilibrados logrará que el problema de Enuresis disminuya y desaparezca finalmente. Si los problemas persisten o no se puede mejorar las relaciones familiares por su cuenta, siempre es recomendable buscar orientación y consejería de parte de profesionales para darle las herramientas necesarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here