Erotofobia: ¿Por qué tengo miedo de tener relaciones sexuales?

0
370
EROTOFOBIA-NO-QUIERO-TENER-RELACIONES-SEXUALES-NO-SEXO-ME-DA-MIEDO-LAS-RELACIONES-SEXUALES-SEXO-TENGO-MIEDO-DEL-SEXO-RELACIONES-SEXUALES-POR-QUE-ME-DA-MIEDO-TENER-COITO-RELACIONES-SEXUALES

Sin duda las relaciones sexuales pueden resultar bastante satisfactorias para la mayoría de nosotros, sin embargo, eso no quiere decir que sea así para todos. Es más, para muchos otros, la posibilidad de tener relaciones sexuales desencadena mucha ansiedad, inseguridad y miedo. Éste miedo a tener relaciones sexuales recibe el nombre de “Erotofobia”.

¿Qué es la erotofobia?

La erotofobia hace referencia al miedo intenso, muchas veces irracional, a la posibilidad de tener algún tipo de acercamiento o acto sexual con una persona. Las personas que presentan miedo a tener relaciones sexuales pueden experimentar desde aversión a tener contacto con objetos, juguetes o implementos sexuales; hasta temor a la penetración. La erotofobia presenta un amplio abanico de causantes de este miedo.

Existen muchas áreas de nuestra vida que al ser potenciadas y desarrolladas colaboran a nuestro bienestar integral. Una de éstas áreas es la relacionada a la sexualidad, la cual al presentar un bloqueo genera malestar, pues afectará la vida en pareja de la persona que presenta esta afectación, que con el transcurso del tiempo empezará a pasar por situaciones de frustración en el aspecto sentimental, siendo importante conocer y resolver ésta fobia.

Síntomas de la erotofobia

Al momento de determinar si presentamos erotofobia, es importante tomar en cuenta la presencia de los siguientes síntomas al estar frente a la posibilidad de concretar una relación sexual o al estar cerca a objetos o material de contenido sexual:

  • Miedo y ansiedad intensas ante la posibilidad de tener relaciones sexuales, tener contacto con objetos sexuales.
  • Aversión a situaciones o material que posea contenido sexual.
  • Evitación ante cualquier hecho de acercamiento sexual.
  • Agitamiento, rigidez en los músculos al estar en una situación de acercamiento sexual
  • Desorientación y confusión
  • Sudoración excesiva
  • Taquicardia
  • Dolor estomacal o de cabeza

Es importante diferenciar

Es importante saber que la erotofobia o tener miedo a tener relaciones sexuales es diferente de tener un bajo interés o deseo hacia las relaciones sexuales ni es una disfunción de los órganos genitales al momento de intentar tener relaciones sexuales.

Estas dificultades deben tratarse de manera independiente, en el caso de la erotofobia la persona que la presenta puede tener deseo sexual pero se ve bloqueado al momento de consumar el deseo en el acto de una relación sexual.

Pero ¿Por qué tengo miedo a tener relaciones sexuales?

La erotofobia o el miedo a tener relaciones sexuales, posee causas precisas y objetivas, pero también causas subjetivas, relacionadas a la percepción de sí mismo, de los demás o por creencias erradas acerca de lo que se espera de la persona respecto a su desempeño en el ámbito sexual.

Causas Objetivas

Dentro de las causas objetivas se encuentran aquellas relacionadas a experiencias negativas o traumáticas. Éstas son las causas más comunes o aquellas que podemos deducir rápidamente para este tipo de fobia.

Algunas causas objetivas son las siguientes:

  • Abusos sexuales
  • Experiencias de rechazo debido a disfunción eréctil o vaginismo
  • Dolor al momento de tener relaciones sexuales (dispareunia o vulvodinia)
  • Experiencias donde no se pudo experimentar orgasmo alguno (anorgasmia)
  • Relaciones sexuales insatisfactorias

Causas Subjetivas o Psicológicas

Respecto a las causas subjetivas o psicológicas, se encuentran aquellas causadas por la efervescencia del interés en la sexualidad de hoy en día. Por un lado, en épocas pasadas existía demasiado tabú respecto a los temas relacionados a la sexualidad, en cambio en la actualidad nos hemos trasladado al otro extremo, sobre valorando el sexo, planteando expectativas demasiado altas respecto al desempeño sexual.

“Debemos ser competentes en el ámbito sexual”

Lo que en un inicio sería algo natural y espontáneo en los seres humanos, ahora tiene una serie de reglas y exigencias que debemos cumplir para ser considerados competentes en  el acto. Hoy no sólo se practica sexo con una pareja estable, es muy común que se practique el sexo con parejas casuales, por lo que, el hecho de tener relaciones sexuales puede despertar mucha inseguridad ante la probabilidad de que el otro pueda haber experimentado mayor satisfacción con parejas anteriores y que, por lo tanto podamos ser descartados si no cumplimos con las exigencias.

Educación castrante o rígida respecto al sexo

Los extremos no son buenos o por lo menos no recomendables del todo, pues si por un lado una postura liberal llevada al extremo puede hacer que las personas hayan experimentado tanta variedad de situaciones que ya no puedan satisfacerse con una y ésto haga superficiales sus relaciones, creando en otros presión de alcanzar expectativas altas respecto al sexo; una educación rígida y castrante respecto al sexo también genera miedo a tener relaciones sexuales.

Quienes crecieron con este tipo de educación presentan mucho temor a tener relaciones sexuales, pues poseen la creencia de que la sexualidad es algo que debe evitarse al ser concebida como algo malo, pervertido o que puede llegar a pervertirlos.

Los casos de Erotofobia son cada vez más comunes en las consultas

Los psicólogos y sexólogos suelen referir que los casos que llegan por el miedo a tener relaciones sexuales es cada vez más común. Así es, estos casos van en aumento y están ligados a, como ya lo hemos expuesto, la competencia sexual en la actualidad.

Actualmente no sólo existe competencia en el ámbito laboral, educativo o profesional, también existe la competencia en ámbito sexual y nuestra permanencia en las relaciones de pareja está ligado a nuestro buen o mal desempeño sexual y ésta exigencia es la causante de muchos casos de erotofobia.

¿Como puedo superar el miedo a tener relaciones sexuales?

Identifica la causa de tu miedo

El primer paso para afrontar un miedo o fobia es saber a qué nos estamos enfrentando, por ello es importante que puedas tomarte un tiempo para analizar e identificar exactamente qué hecho de las relaciones sexuales es el que te causa temor. Los factores específicos que pueden generar esta fobia pueden estar relacionados con el miedo a la penetración, al dolor que se pueda sentir, a contraer una enfermedad, a la opinión respecto del otro hacia nuestro cuerpo, a satisfacer expectativas, etc. En el caso de estas fobia existe un amplio repertorio de causas, por lo que es importante que identifiques cuál es el factor específico que causa tu miedo.

Conoce tu cuerpo

Conocer nuestro cuerpo, nuestros puntos de placer y su funcionamiento nos permitirá sentirnos más seguros al momento de tener relaciones sexuales. ¿Conoces tu cuerpo y las sensaciones que experimentas al estimular determinada parte de éste? Explorar tu sexualidad por tu cuenta te dará mayor confianza al compartir tu sexualidad con alguien más.

Buscar apoyo profesional

Recurrir al apoyo de un profesional siempre será una gran manera de afrontar las fobias. Puedes recurrir a un psicólogo o sexólogo para absolver tus dudas o iniciar una terapia.

Los tratamientos generalmente consisten en brindar orientación sexual y toda la información necesaria acerca de esta fobia y técnicas específicas como:

Terapia Cognitivo conductual:

Como en el caso de todas las fobias, la terapia cognitivo conductual es una de las terapias predilectas para lograr resultados positivos. Aquí la terapia se basará en identificar los pensamientos desencadenantes de las emociones de angustia y el malestar físico al estar en una situación que tenga la probabilidad de culminar en una relación sexual.

Mindfulness:

El objetivo de esta terapia será logra que puedas enfocar tu mente en las sensaciones placenteras al momento de realizar las actividades previas a la consumación del acto sexual para que puedas relajarte y disfrutar de éste.

Psicoterapia Individual:

A través de la psicoterapia individual se exploran las causas del miedo a tener relaciones sexuales, y se abordará y se brindará el tratamiento adecuado, al determinar si se debe a causas objetivas, subjetivas o temas relacionados a crianza y relación con padres.

Psicoterapia de pareja

El objetivo de la terapia será informar a la pareja acerca de la afectación para desarrollar la empatía y la implicación correcta de las parejas para juntos lograr la superación de esta fobia.

Lograr el tratamiento y la superación de la erotofobia o el miedo a tener relaciones sexuales es muy importante para garantizar el desarrollo y bienestar integral de la persona al mejorar sus relaciones de pareja, prestar atención y hablar de ello son los primeros pasos para lograr un cambio y tener una vida más satisfactoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here