Escherichia coli: Una bacteria agresiva que se encuentra en el agua y los alimentos

0
22

La bacteria Escherichia coli, es uno de los principales microorganismos del sistema digestivo tanto en mamíferos como en individuos sanos, es decir, esta pertenece a la flora o microbiota habitual normal del intestino ayudando así a la absorción de nutrientes. Pero cualquier alteración que provoque la proliferación de este germen o modifique su hábitat normal provocará una serie de sintomatología que podrían poner en riesgo la vida de la persona.

Estas afecciones incluyen desde un simple síndrome diarreico hasta llegar a producir infección de las vías urinarias, meningitis, sepsis e incluso el síndrome uremico hemolítico. Incluso según la OMS es considerada una de las cuatro causas mas importantes de diarrea potencialmente letales. Es por ello que de allí radica la importancia de conocer todo sobre este microorganismo y aplicar las medidas de prevención.

¿Qué es la Escherichia coli?

E. coli (abreviatura de Escherichia coli) es un germen patógeno (bacteria gram negativa) anaerobia (que puede vivir en ausencia de oxigeno) que normalmente vive en los intestinos
de las personas y los animales. Hay muchos cepas de E. coli las cuales describiremos mas adelante.

¿Cuáles son los tipos de Escherichia coli y que síntomas produce?

La clasificación de las cepas de E. coli, se basada en el uso de anticuerpos. Estas pudieron agruparse en cepas patogénicas productoras de diarrea en el hombre según el factor genético que define su virulencia y que contribuye a un clínico con síntomas particulares; de esta forma se han definido al menos siete serotipos intestinales que son:

  1. Esherichia. coli enteropatogénica (ECEP)
  2. E. coli enterotoxigénica (ECET)
  3. Escherichia. coli enteroinvasiva (ECEI)
  4. E. coli enteroagregativa o enterohemorragica (ECEA)
  5. Escherichia. coli productora de toxina shiga (STEC)
  6. E. coli de adherencia difusa (ADEC)
  7. Escherichia. coli O157:H7

1. Escherica coli enteropatogenica (ECEP):

Se caracteriza por adherirse a la mucosa del intestino, produciendo lesiones distintivas en dicho epitelio. Esta cepa causa diarrea en humanos, monos, conejos, perros y ovejas, al igual que la enterotoxigénica, pero la etiología y los mecanismos moleculares de colonización son diferentes es decir, no produce toxinas. Esta utiliza una proteína llamada adhesina, para adherirse a las células intestinales; destruyendo las microvellodidades intestinales en el lugar donde la bacteria se ha adherido.

2. Escherichia coli enterotoxigénica (ECET):

La ECET se caracteriza por producir al menos una de dos toxinas: la enterotoxina resistente al calor o ST y la enterotoxina termolabil o LT. El cuadro clínico en humanos puede ser una diarrea infantil o la diarrea del viajero, especialmente en temporada cálida y húmeda. Comienza de forma abrupta tras un corto período de incubación (14 a 50 horas). Produce diarrea acuosa no sanguinolenta en niños y adultos. Generalmente es leve y autolimitada, pero puede llegar a ser letal en niños pequeños, si la hidratación no compensa las grandes pérdidas hídricas que puede producir la ECET.

3. Escherichia coli enteroinvasiva (ECEI):

Es inmóvil, no fermenta la lactosa. Invade el epitelio intestinal causando diarrea sanguinolenta en niños y adultos. Libera el calcio en grandes cantidades impidiendo la solidificación ósea, produciendo artritis y en algunos casos arterioesclerosis. Es una de las E. coli que causa más daño debido a la invasión que produce en el epitelio intestinal.

Si no se mantiene una buena higiene personal o al momento de tener relaciones sexuales, esta bacteria puede migrar desde la región anal y pasar por la vagina produciendo infecciones urinarias.

cistitis por e coli

4. Escherichia coli enteroagregativa o enteroadherente (ECEA):

Sólo encontrada en humanos. Son llamadas enteroagregativas porque tienen fimbrias con las que aglutinan células en los cultivos de tejidos. Se unen a la mucosa intestinal causando diarrea acuosa sin fiebre. No son invasivas.

5. Escherichia coli enterohemorrágica o productora de toxina shiga (ECEH):

Este virotipo posee una serie de factores de virulencia que son similares a los que se encuentran en Shiguella, como la toxina shiga.  Las STEC producen verotoxinas que actúan en el colon. Los síntomas comienzan a desarrollarse en unos 3 -4 días sus síntomas son: primero colitis hemorrágica, calambres estomacales intensos y vómito. Algunas personas pueden tener fiebre. Los síntomas por lo general desaparecen por sí solos después de 5 a 7
días. En un pequeño número de personas, este tipo de E. coli puede causar un problema raro pero grave llamado “síndrome urémico hemolítico (SUH)” la cual es una enfermedad que puede destruir las células rojas de la sangre y causar insuficiencia renal.

Esta complicación puede ocurrir en cualquier persona, pero es más común en niños menores de 5 años. Los síntomas pueden incluir micción menos frecuente y sensación de cansancio. La mayoría de las personas que contraen el SUH se recuperan en pocas semanas, pero algunas sufren daños permanentes.

escherichia coli

6. Escherichia coli de adherencia difusa (ECAD):

Se adhiere a la totalidad de la superficie de las células epiteliales y habitualmente causa enfermedad en niños inmunológicamente no desarrollados o malnutridos. No se ha demostrado que pueda causar diarrea en niños mayores de un año de edad, ni en adultos y ancianos.

7. Escherichia coli O157:H7:

Es una de las cientos de cepas de Escherichia coli. Aunque la mayoría de las cepas son inocuas y viven en los intestinos de los seres humanos y animales saludables, esta se adquiere a través de alimentos contaminados y produce una potente toxina que puede ocasionar enfermedades graves como el sindrome uremico hemolitico.

sindrome hemolitico uremico

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

La infección por este germen patógeno solo se puede diagnosticar mediante el análisis de una muestra de heces.

¿Cuál es el tratamiento de la Escherichia coli?

  • La mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento de antibióticos ya que el cuerpo es capaz de eliminar la bacteria mediante las células de defensa a excepción de personas inmunosuprimidas.
  • El tratamiento de apoyo, incluyendo es mantener la hidratación para evitar un shock hipovólemico por la perdida de electrolitos.
  • No hay evidencia de que el tratamiento con antibióticos ayude a las personas a recuperarse más rápido, pero puede aumentar el riesgo del síndrome urémico hemolítico (SUH), por lo tanto algunos médicos pueden recetarlo a inicios del proceso.
  • También deben evitarse los medicamentos antidiarreicos ya que pueden aumentar el riesgo de que la bacteria se disemina a otras áreas del cuerpo.

¿Cómo se previene la infección por Escherichia coli?

  • Lávese siempre las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón después de ir al baño o de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Lávese las manos después del contacto con los animales y su medio ambiente (incluyendo granjas y zoológicos interactivos).
  • Si no hay disponibilidad de agua y jabón use un producto para higienizar las manos con base de alcohol.
  • Cocine bien las carnes. La carne picada debe cocinarse a una temperatura de 160°F (70°C).
  • Evite la leche cruda, productos lácteos no pasteurizados, y jugos no pasteurizados (como la sidra de manzana recién hecha).
  • Evite tragar agua al nadar o al jugar en lagos, lagunas, arroyos, piscinas y piscinas de niños para patios.
  • Lávese siempre las manos, lave siempre los mostradores, las tablas de cortar y los utensilios que hayan tocado alimentos que deban ser cocinados antes de comerse y antes de tocar los alimentos listos para comer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here