¿Cuál es la forma correcta de usar el portabebé para no lastimar a tu hijo?

0
375

Hoy en día, son muchas las mamás que tienen un portabebé, ellas optan por esta medida porque piensan que les resultará más fácil llevar a su bebé que tenerlo en sus brazos, y es que de cierta manera, si puede resultar beneficioso y de gran ayuda, pero muchas de las madres no saben como usarlo adecuadamente lo que podría traer consecuencias tanto para ella como para el bebé.

Lo ideal, sería obtener un portabebé ergonómico (adaptado a las condiciones anatómicas del cuerpo), ya que respetara el desarrollo psicomotor del bebé de acuerdo a su edad de vida y ademas que facilita enormemente la vida de los padres. Es por ello que en el siguiente articulo de “Hoy Aprendi, conocerás con detalle cual es la forma correcta de usarlo y las consecuencias que trae al momento de usarlo adecuadamente.

¿Cómo funciona la columna vertebral del bebé?

En un adulto sano, la columna tiene varias curvas fisiológicas que hacen que parezca una S alargada (como lo veras en la imagen), esta presenta cuatro curvaturas fisiológicas o “normales”, las cuales se dividen en dos curvaturas hacia afuera, en la columna torácica al nivel de las costillas y en la columna sacra (denominadas cifosis) y dos curvaturas hacia adentro de la columna que corresponde a la columna lumbar y la cervical (denominadas lordosis). Las curvas escolióticas (curvatura hacia los lados) siempre se consideran patológicas.

Sabiendo esto, cuando los niños nacen, su columna es una cifosis global, esto significa que forma una gran C desde el cuello hasta los glúteos, después, con el paso de las semanas y los meses, el niño consigue levantar la cabeza estando bocabajo y se forma la lordosis cervical, más tarde, cuando comienzan a gatear y consiguen ponerse de pie agarrados a algo, se forma la lordosis lumbar y todas estas curvas no se estructurarán hasta pasados varios años.
Es por ello, que el el portabebé ideal debe respetar las posturas del bebe a medida que este se vaya desarrollando al paso de los meses.

¿Cuál es el portabebé ideal?

Existen varios parámetros para que el portabebé sea ideal y ayude a la condición física de tu bebé, los cuales te detallaremos a continuacion:

1. Aquel que se ajusta punto por punto al cuerpo del niño

Lo ideal es que la tela con la cual esté confeccionado el portabebé no sea rígida, sino que sea como una segunda capa de piel que se amolde al cuerpo de el manteniéndolo en una postura correcta

2. Lo ideal es que mantenga su cara sobre tu pecho:

El simple hecho de que el niño tenga su mirada viendo lo que ocurre a su alrededor, es completamente una posición anti ergonómica, ya que el bebé no puede mantener la columna en la cifosis global que hablábamos antes, además, las caderas no irán tampoco en posición ranita y para colmo de males, si el niño se siente cansado, asustado o nervioso (hiperestimulado) no tiene forma de protegerse. Mal por partida doble.

3. Los mantienen en posición de ranita:

La posición de ranita en vertical es una postura fenomenal para evitar el reflujo, luchar contra los gases o ayudar a los bebés a que las sustancias de desecho salgan por el final del tubo digestivo, ayudadas de la gravedad y el movimiento.

Y muchos de vosotros pensaréis que los niños no quieren ir orientados hacia el porteador, que a los niños les encanta ir mirando el mundo; en tal caso tenemos una estupenda solución, ponerlos a la cadera. Seguirá siendo una posición ergonómica, le permitirá mirar el mundo por delante y por detrás del porteador y en el caso de estar cansado o nervioso, puede apoyarse o protegerse con el cuerpo del porteador.

4. El peso del niño está bien repartido en el portabebés:

Es muy importante que el niño vaya sentado y no colgado. Existen portabebés en el mercado en los que más que sentados, los niños van colgados sobre sus genitales, zona que por supuesto, no está diseñada para cargar peso, pues como ya habrán podido comprobar en muchas ocasiones, es una zona especialmente sensible.

5. Los portabebés ergonómicos facilitan que el niño se duerma más rápido:

Debemos procurar que el niño vaya más bien sentado sobre la tela, con la espalda bien apoyada y con suficiente soporte como para dejarse llevar relajado, e incluso echar una siesta, porque quizás no lo sabias, pero los portabebés ergonómicos tienen una especie de polvos de sueño que hacen que los niños caigan sopa en menos que canta un gallo!

6. El portabebés hace un buen reparto de las cargas sobre el/la porteador:

Esto es obvio, cuanto mejor se reparta el peso sobre el cuerpo del porteador, más cómodo resultará para este último y por tanto, más tiempo podrá usarlo, ademas que evitara que el portador sufra de problemas con la columna más adelante por el sobrepeso y la inestabilidad

¿Son buenos los portabebés realizados con tela?

Los portabebés están fabricados con tejidos específicos, con una elasticidad determinada, en una dirección determinada, han pasado prueba de resistencia, se tiñen con tintes no tóxicos, etc. No es recomendable confiar en portabebés que no hayan sido confeccionados con telas específicas para el porteo de los niños. Si tienes dudas, pregunta la marca de la tela con la que se ha fabricado el portabebés.

¿Cuáles son las consecuencias de usar el portabebé de manera inadecuada?

Portear al bebé mirando hacia adelante puede ser dañino para el desarrollo del cuerpo de tu pequeño, es por ello que te enumeraremos los posibles problemas que podría tener tu bebe si lo porteas de una forma inadecuada.

1- No da soporte a las piernas del bebé

Las rodillas del bebé deben subir a la altura de la cadera o más arriba. Esto sólo es posible si la tela en un portabebés cubre toda la parte posterior del muslo, en la parte posterior de la rodilla, o si el portabebés lleva reposapiés. Cuando el bebé está mirando hacia delante con las piernas sin apoyo, no es que sus piernas estén  simplemente colgando, es que ni su columna vertebral ni su cadera tiene soporte, simplemente no hay ningún asiento para que el bebé se apoye, por lo que podría ocasionar la displasia de cadera del bebe.

2- Es más difícil para el portador llevar al bebé

Al momento de llevar al bebe con la mirada hacia el frente, el portador tiene una carga difícil de llevar y muchas veces termina arqueando la espalda para compensar. El organismo de los bebés se adapta naturalmente a ser llevado hacia tí.

3- Coloca al bebé en una posición en que la espalda queda arqueada e inestable:

Un bebé sin soporte en las piernas y mirando hacia fuera está inestable, lo que le obliga a adoptar una posición “hueca” de la espalda para compensarlo. Sin nada donde aferrarse, se debilitan los músculos abdominales, y se retraen los hombros, así la pelvis del niño se inclina hacia atrás y se ve obligada no sólo a llevar el peso de su propio cuerpo, sino también a absorber la fuerza de cada paso que el portador realiza en su delicada columna vertebral.

4. Se apoya sobre los genitales del bebé:

Estar suspendido por las partes más sensibles de su bebé no es lo ideal, especialmente para los niños (varones) pequeños, es por ello que mirar hacia delante es una posición muy perjudicial para la salud del bebe.

5- No da soporte a la cabeza y el cuello:

La asfixia posicional puede ocurrir cuando los bebés no tienen ningún control del cuello y la barbilla cae hacia el pecho. Los bebés pequeños nunca deben ser colocados en una posición que pueda poner en peligro sus vías respiratorias.

6- Dificulta la termorregulación

En la posición de flexión de un bebé en el pecho de su madre se conserva el calor de un modo más eficiente que cuando el bebé está hacia afuera con el pecho al descubierto.

7- Hace más difícil responder a las señales del bebé

Sin contacto visual es más difícil comunicarse con su bebé, comprobar sus vías respiratorias, detectar sus eructos o reflujo, conocer sus necesidades. Hay un claro estudio que muestra que incluso los cochecitos mirando hacia adelante pueden interferir con su capacidad para interactuar y responder a su bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here