10 Formas rápidas y sencillas para saciar el hambre

0
309
como puedo saciar el hambre

Seguramente eres de esas personas que se la pasa diciendo que todo te da hambre o que no ha pasado ni siquiera dos horas de haber comido y ya tienes hambre otra vez. Si estas preocupada, si estas aburrida, si estás excesivamente cansada o muy emocionada. Tienes hambre, incluso cualquier sentimiento: ya sea miedo, preocupación, rabia o envidia se manifiesta en forma de un pensamiento: “¿debería comer algo?“

Pues, aunque no lo creas podría tratarse de un problema más común de lo que te imaginas, y que podría deberse a ciertas causas, Es por ello que en el siguiente articulo de “Hoy Aprendi”, conoceras, porque se produce el hambre y cuales son las formas mas rápidas para saciar el hambre.

¿Cómo se origina el deseo del hambre?

El apetito o el hambre es el deseo de alimento, que nuestro cuerpo necesita y que ayuda a determinar la calidad de la alimentación. Si la búsqueda del alimento surte efecto, aparece una sensación de saciedad, pero todo va a depender de elementos fisiológicos que regulan centros específicos en el cerebro, específicamente en el hipotálamo y estómago.

El hipotálamo activa sus núcleos laterales para que nos de hambre:

Los ventrículos laterales del hipotálamo ubicado en el cerebro que participan en el control de la ingestión de alimentos avisando la necesidad de comer. Los núcleos laterales del hipotálamo actúan como centro de la alimentación, porque cuando se estimulan excitan un apetito voraz (hiperfagia), este envía señales al estómago para que libere “ghrelina”, la cual es una hormona encargada de darnos hambre. El nivel más alto es justo antes de comer y se tarda unos 30 minutos o 1 hora luego de terminar la comida para regresar a su nivel normal.

Luego el Hipotálamo activa sus núcleos ventromediales para saciarnos el hambre:

Los núcleos ventromediales del hipotálamo sirven, en cambio, como un importante centro de la saciedad y se cree que confieren una sensación de placer nutricional que inhibe el centro de la alimentación. Este libera a su vez una hormona llamada “leptina”, Es la hormona que nos deja saber que ya está bueno de comer…pon el tenedor en la mesa y retira el plato. Nos hace sentir llenos y satisfechos. Interesantemente, también ayuda a que nuestro cuerpo queme más calorías.

el hipotálamo controla la ansiedad por comer

¿Como se activa el hipotálamo?

  • Señales nerviosas del tubo digestivo que portan información sensitiva acerca del llenado gástrico.
  • Señales químicas de los nutrientes de la sangre (glucosa, aminoácidos y ácidos grasos) que indican la saciedad.
  • Señales de las hormonas gastrointestinales.
  • Señales de las hormonas liberadas por el tejido adiposo que liberan leptina
  • Señales de la corteza cerebral (visión, olfato y gusto) que modifican la conducta alimentaria.

¿Cuáles son los problemas que ocasionan un deseo insaciable por comer?

Existen ciertas condiciones que pueden ocasionar un deseo insaciable por comer ya sea ubicadas en el mismo centro del hipotálamo o fuera de el, tales como:

Hiperalimentación: Esta considerada como un trastorno alimenticio en donde comer en exceso a veces puede ser un síntoma de trastorno por atracón o bulimia. Un comedor compulsivo es quien consume alimentos en exceso en relación con la energía que su organismo requiere (o expulsa a través de la excreción), lo que lleva a aumento de peso y, normalmente, a obesidad. Las personas que sufren de este trastorno dependen de la comida para consolarse a sí mismos cuando están bajo estrés, sufriendo ataques de depresión, y tienen sentimientos de impotencia. En este caso es necesario acudir al psicólogo para que mediante la terapia puedas manejar esta condición.

la hiperalimentación es un trastorno por deseos de comer constantemente

Problemas con el aumento de la grelina: Existen ciertas personas con obesidad que no cursan con problemas en el hipotálamo ni con la glicemia por lo que se podría sospechar que tengan un exceso en la producción de grelina por lo que una opción para esta condición seria la cirugía bariátrica, lo que favorece la disminución de los niveles de grelina. Esto hace que la persona experimente menos hambre y se cree es uno de los mecanismos por los cuales estas personas perderán una cantidad de peso significativa.

Diabetes mellitus: Recordemos que la insulina es una hormona que se encarga de regular los niveles de azúcar en la sangre, ella envía señales al cerebro cuando ya no necesita energía por lo que crea esa sensación de saciedad, en las personas con diabetes la insulina no va a permitir la entrada de la glucosa a la célula ya sea porque está ausente o porque hay muy poca cantidad entonces el cerebro recibe señales desincronizadas constantemente de que necesita ingerir alimentos para tener energía lo que lleva a un exceda de glicemia en la sangre.

Síndrome por atracón: Es el caso típico de una persona que siente periódicos deseos de ingerir alimentos de forma descontrolada (en ocasiones, sobrepasando la ingesta de 6000 calorías diarias), pero, a diferencia de la bulimia, no busca contrarrestar el atracón provocándose el vómitos. El trastorno por atracón es el trastorno alimenticio más común en los Estados Unidos, que afecta a un 3,5 % de las mujeres y al 2 % de los varones, y es frecuente en hasta un 30 % de aquellos que buscan un tratamiento para bajar de peso. Este trastorno esta considerado como una enfermedad psiquiátrica por lo que debe ser tratada por un psiquiatra para poder superarla.

¿Cuáles son los síntomas que me indican ansiedad por comer?

Algunos signos y síntomas que puede manifestar un afectado son:

  • Incapacidad para ejercer el control sobre el consumo de alimentos.
  • Sentimientos de pérdida de control durante el atracón.
  • Consumes inusual de grandes cantidades de alimentos a la vez, mucho más que una persona normal y/o promedio.
  • Ingieres alimentos hasta sentirse físicamente incómodos (indigestión) y con náuseas, debido a la cantidad de alimentos consumido.
  • Comes cuando está deprimido, nervioso o aburrido.
  • Comes grandes cantidades de comida, incluso cuando no tiene hambre.
  • te siente disgustado, deprimido o culpable después de comer en exceso.
  • Experimentas una rápida ganancia de peso, o incluso un inicio repentino de obesidad
  • Sufres de depresion severa.
  • te irrita con facilidad.

¿Qué puedo hacer para saciar el hambre?

¿Te da hasta vergüenza el ruido que te hacen las tripas y el estar siempre buscando algo para comer? ¿Te preguntas cómo puedes tener siempre tanta hambre? No te preocupes, lee estas recomendaciones, para tratar de saciar esas ansias excesivas por comer y lo mejor de todo sin aumentar de peso

1. Ingiere más agua:

Sí, a veces confundimos el hambre con la sed. La razón es sencilla: el hipotálamo (la parte del diencéfalo y el más importante centro de control del sistema nervioso) regula tanto la sensación de hambre como la de sed. Cuando estás deshidratado, el hipotálamo puede mandar señales confusas. Por eso puede que te lances a por una barrita energética en lugar de a por vaso de agua. Asegúrate de beber siempre una suficiente cantidad de agua y, cuando empieces a tener hambre, bebe antes de empezar a comer.

2. Deja de ver tanto las redes sociales:

Con los teléfonos estamos expuestos constantemente a montones de imágenes que nos hacen la boca agua. Esto es un gran problema, ya que incluso hay pruebas científicas de que sólo ver comida nos hace desarrollar la sensación de hambre. Estas imágenes incrementan los niveles de grelina, la hormona del hambre. Así que deja el teléfono apartado. ¿Muy difícil? Entonces intenta evitar esas fotos y mejor opta por ver fotos de comidas que se vean bien, pero que sean saludables.

3. Deja de acostarse tan tarde:

La falta de sueño tiene una gran influencia en la sensación de hambre. Dormir poco puede llevar a reducir los niveles de la hormona leptina, que es la responsable de suprimir la sensación de hambre. Al mismo tiempo, un descanso inadecuado también lleva a aumentar los niveles de grelina, la hormona del hambre, así que se estimula el apetito. Ésta es una de las razones por las que la falta de sueño se asocia a menudo con ganar peso. Los médicos recomiendan dormir entre 7 y 8 horas cada noche.

4. Te va a llegar la menstruación:

Las mujeres lo saben bien: un poco antes de tener la menstruación, podrías comer todo lo que se te ponga delante. Chocolate, helado, tartas. Todo vale. Durante la segunda parte de la menstruación, el apetito y el consumo de energía aumentan. Los niveles de progesterona son particularmente altos durante este período, así que muchas mujeres se sienten enfermas o deprimidas. Este bajón puede llevar a tener antojos que a menudo que se asocian con el síndrome premenstrual.

5. trata de comer alimentos más saludables:

No sólo comer poco hace que tengas hambre. Comer mal también puede llevarte a tener mucha hambre. Hoy en día consumimos demasiados carbohidratos simples, mientras que reducimos las cantidades de fibra, proteína y grasas saludables. El problema es que estos nutrientes son precisamente los que el cuerpo tarda más tiempo en digerir, y ademas que son los mas sanos, es por ello que una dieta rica en proteínas hara que te sientas saciado más rápido Esto nos lleva al siguiente punto

6. Trata de comer siempre a la misma hora sin saltarte las comidas:

Se te han pegado las sábanas y ya no tienes tiempo para desayunar. Estás estresado en el trabajo, así que te saltas la comida, son una de las situaciones que más se presentan a diario, asi que dices “Normal, me salto las comidas”. Pero aunque no lo creas esto podría estar afectando tu organismo, haciendo que este se torne más lento y por consiguiente aumentes de peso más rápido.

7. Trata de mantener tu mente ocupada: 

¿Tienes hambre de verdad o es puro aburrimiento? A veces es difícil distinguir. ¿Te apetecería una manzana o un puñado de frutos secos? ¿No? Entonces no es hambre, sólo estás buscando algo para mantenerte ocupado. Busca otra forma de distraerte. Prueba a hacer ejercicio, leer un libro o quedar con amigos.

8. Medicamentos para la ansiedad:

Algunos medicamentos pueden estimular el apetito y el hambre, como los antidepresivos por ejemplo. Por desgracia, éste es uno de los indeseables efectos secundarios. Los antojos desaparecen cuando terminas con la medicación. Sin embargo, no es fácil luchar contra ellos si tienes que medicarte por un tiempo prolongado. En este caso, merecerá la pena que lo consultes con el médico. Puede que se pueda reducir la dosis o cambiar a otra medicación con menos efectos secundarios.

9. No comas tan rápido:

¿Eres de los que devoras en lugar de comer? Comer demasiado rápido suele llevar a ingerir más calorías de las que necesitas. Puede que tu estómago ya esté lleno, pero simplemente continúas comiendo. Come despacio y dedica tiempo a masticar bien. Tómate al menos 20 minutos para comer, ése es el tiempo que tu cerebro necesita para darse cuenta de si el estómago está lleno o no.

10. Come frutos secos:

Los frutos secos te hacen sentir satisfecho gracias a su contenido en proteína y fibra. Un puñado de estas pepitas ricas en minerales y vitaminas te ayudará a aguantar entre comida y comida. Eso sí, siempre en cantidades pequeñas: los frutos secos tienen un alto contenido en grasa, aunque se trate de la saludable grasa monoinsaturada.

los frutos secos ayuda a calmar las ansias por comer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here