Hoy aprendí que el obstáculo más grande es el miedo

0
425
Hoy aprendi que el obstaculo mas grande es el miedo

Todos alguna vez nos hemos topado con el obstáculo más grande, el miedo ese que nos ha impedido avanzar y alcanzar nuestras metas. Estas barreras que se forman en nuestra mente son mayormente impuestas por nosotros mismos, basadas en nuestros miedos y en nuestra negación de salir de nuestra zona de confort.

Es normal sentir temor frente a lo desconocido, a lo que no podemos controlar pero el miedo se puede volver perjudicial cuando se convierte en obsesión o cuando te impide realizar tus actividades o tomar tus propias decisiones. En pocas palabras el miedo te consume, te controla incluso puedes convertirte en tu peor enemigo. A veces sólo se requiere actuar y dejar de pensar en exceso.

Los miedos son diferentes para cada persona, cada uno tiene su propia vivencia y experiencias sean negativas o positivas que se van acumulando a lo largo de su vida.  Todos esos temores salen a flote en situaciones cruciales o momentos de mayor estrés, como, por ejemplo los cambios. Un cambio significa riesgo, y ese riesgo nos puede paralizar si no somos capaces de gestionarlo correctamente, aquí te contaremos más del tema.

El miedo tu mayor obstáculo 

El miedo es una de las emociones universales más intensas y  fuertes que pueden cambiarnos como personas. Es una emoción que suele llegar a través de nuestro pensamiento y que tiene un componente físico. También, es una respuesta natural ante el peligro que puede deberse, a algo que ya sucedió, está sucediendo o puede llegar a suceder.

el miedo el mayor obstaculo

En este sentido, el miedo nos puede ayudar y proteger antes ciertos peligros pero cuando este nos domina podemos perder el control de todo.  Cuando se apodera de nosotros lo sentimos en todo nuestro cuerpo: el corazón se pone a mil, parece que nos están retorciendo el estómago, la lengua se seca, los músculos se contraen y la cabeza nos martillea como una máquina hidráulica de las que se usan para levantar pavimentos.

El miedo puede llegar a paralizar, hacer que las personas se estanquen y quitarles el valor para tomar una decisión, nublarse los sentidos y no les permite que vean más allá de los problemas.

¿Por qué surgen los miedos?

Muchas investigaciones nos dicen que cuando nacemos somos libres de miedos, y realmente el temor es aprendido a lo largo de la infancia y luego adolescencia. Te preguntaras ¿De donde aprendemos el miedo? de nuestro entorno en donde nos desarrollamos, de los padres, familia, de la educación, y de todo su grupo social.

La educación juega un papel importante al momento de transmitir estas emociones, sin embargo, hay otros motivos por los cuales surgen los miedos y puede ser por eventos traumáticos, por un trastorno mental, vivencias en la infancia que se arrastran en la adultez lo cual dejan secuelas en la vida de la persona provocando inseguridad, falta de confianza en sí mismo y baja autoestima.

Por otro lado, también se debe tomar en cuenta los miedos propios del carácter y la personalidad, que están establecidos en la forma de ser de la persona.

Entonces ¿cuáles son los miedos más frecuentes?

Existen muchos tipos de miedos, incluso muchos son desencadenados por una patología como las fobias, el miedo neuróticos y la ansiedad. De este modo podemos notar que tenemos miedos que son inconscientes y otros conscientes como los ya expuestos, todo el mundo teme a algo y muchos de estos miedos generales desarrollan otros.

como vencer el miedo

Algunos de estos miedos son: El miedo a padecer una pérdida o sentir dolor, el miedo a no ser apto o suficiente para ser amado y aceptado, el miedo a no ser apto o suficiente para realizar cualquier objetivo, miedo al cambio y existen muchos más.

Tu mente puede ser tu peor enemigo 

Nuestra forma de afrontar las diversas situaciones de la vida están condicionadas por las experiencias y por los pensamientos que se forman en nuestra mente y alimentan los miedos. La excesiva autocrítica y los sentimientos de culpa, centrándonos en nuestros errores y culparnos siempre de todo genera inseguridad con respecto a nuestras capacidades de logro, realmente centrarte en lo negativo, dificulta nuestro desempeño y la forma en como afrontamos la vida.

Asimismo, cuando las cosas no salen como se esperan se puede sentir frustración, siendo más tolerantes nos ayudaría a gestionar mejor nuestras emociones  y no renunciar ante las primeras dificultades por miedo a no lograrlo. Por ello a veces nuestros pensamientos negativos en nuestra mente pueden ser nuestro peor enemigo saber gestionar las emociones ayudará a poder combatirlo.

¿Cómo vencer el miedo? 

Para vencer nuestros miedos es fundamental aprender a superar aquello que nos limita para poder crecer y cambiar. Y uno de los pasos importantes es aceptar nuestros miedos e impulsarnos más allá de la aparente necesidad de frenarnos ante lo desconocido y permanecer a salvo.

Reconocer el miedo 

Cuando conocemos e identificamos nuestros miedos podemos aceptarlos, pero ¿cómo puedo aceptar algo que me paraliza?, cuando veas que eres una persona capaz, podrás observar el miedo creado por ti mismo y tus inseguridades, aceptarlo es necesario para que poco a poco a tu tiempo te expongas ante el.

Del mismo modo, cuando identificamos el miedo podrás ver también las causas y de este modo puedes determinar qué puedes hacer o cambiar, eliminar en tu vida para afrontar ese temor.

Fortalecer su autoestima y confianza

En muchas ocasiones aspectos de nuestra personalidad pueden impedirnos poder hacer frente a los diversos miedos, la autoestima, seguridad y la confianza en si mismo es lo que realmente te ayudará a poder vencer el miedo. Del mismo modo que se debe estar dispuesto a querer cambiar y mejorar eso que ocasiona el miedo, y lo principal de que realmente es capaz de fortalecerse espiritualmente para lograrlo.

No sea tan estricto contigo mismo 

Primeramente tu persona no se determina en éxitos, fracasos ni en miedos. Porque hayas fallado alguna vez no significa que lo vayas a hacer siempre. Tanto si triunfas como si fracasas debes aprender.

el miedo a la soledad

Todos hemos acumulado fracasos. Esos fracasos nos recuerdan que nos hemos movido. Que lo hemos intentado. Hemos errado. Hemos aprendido y seguimos adelante. Podemos sentirnos orgullosos de haber abandonado nuestra zona de confort y habernos aventurado a probar cosas. Es nuestra experiencia vital, y esos errores hoy conforman nuestra sabiduría.

Si intentas algo y alcanzas la victoria, celébralo y recuerda todo el sacrificio que tuviste que experimentar para llegar  a la meta que anhelabas. Si fracasas, levántate, sacúdete el polvo, y vuelve a empezar. De los fracasos es de donde sacamos las mejores lecciones.

Salir de tu zona de confort 

Es posible que salir de la zona de confort te asuste o te ocasione ansiedad, pero si le das la cara al miedo te darás cuenta de que no era para tanto. Salir de la zona de confort implica que tengas la claridad para poder obtener resultados distintos necesitas actuar diferente. Y si bien puede causarte miedo, escapar de tu rutina puede resultar divertido.

Salir de la zona de confort es un aspecto importante  para tu crecimiento personal, y se requiere de mucho coraje para poder romper los hábitos, abandonar los pensamientos negativos y la creencias que te limitan que te han llevado a donde estas hoy.

Alimentar tus pensamientos de optimismo 

Tus pensamientos te pueden llevar al éxito o al fracaso. Todo dependerá a que pensamientos queramos alimentar. Los pensamientos determinan la actitud y la motivación.

Por tanto, unos pensamientos positivos nos darán una motivación óptima .Por todo ello dirige tus pensamientos hacia el éxito, deja atrás los obstáculos mentales que no te dejan avanzar. Visualiza y ponte a trabajar en ello. Aprende del camino.

El miedo puede impulsarnos

El miedo siendo una de nuestras emociones básicas, si nos puede impulsar a prevenir posibles peligros pero por otro lado puede limitarnos y ser un obstáculo para nuestra vida, esto se da cuando no aceptamos nuestros miedo ya que cuando las reprimimos lo que hacemos es intensificar más el temor, por ello lo mejor es afrontarlo y tomar ese miedo como impulso ¿Qué es lo peor que te puede suceder?, lo peor es no intentarlo y limitarte por tus miedos¿, vivir tu vida sumido a tus emociones.

Si quieres emprender algo esfuérzate a dar el primer paso. 

No permitas que el miedo te paralice y te impida avanzar. Continúa con lo que estés haciendo y trabaja la incomodidad que sientes. Con la práctica puedes ir reeducando tu cerebro y la amígdala dejara de entrometerse en situaciones donde no hay amenazas de vida o muerte.

Si bien estas ideas para vencer tus miedos no son fáciles de practicar en tu día a día, una vez lo hagas verás que las dificultades y los impedimentos están en tu mente y no en la realidad, y que esas creencias que te limitan, no son más que miedos que no valen la pena, pero si estos miedos persisten puedes acudir a un especialista del área de la salud mental para que te apoye y puedas hacer frente a los miedos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here