Hoy aprendí que las cosas pasan por algo y para algo

0
1728
Hoy aprendi que las cosas pasan por algo y para algo

Al transcurrir el día tenemos cientos de pensamientos en nuestra mente, pretendiendo darle sentido a nuestro día a día, cuando sucede algo sea malo o bueno nos dicen o solemos decir las cosas pasan por algo ¿no?, pero realmente será Dios, destino, casualidad, karma o causalidad.

Constantemente nos preguntamos ¿Por qué a mí?, es por la causa y efecto, serán mis actos que me llevan a esto, si verdaderamente las cosas no pasan por el azar ni por magia ¿Debo asumir mi responsabilidad en lo que me pasa?

La vida es totalmente un aprendizaje y si sucede está pasando ahorita cuando estás leyendo esto, te está dejando algo y para algo, entonces, explicaremos los diversos puntos de vista “Hoy aprendí que las cosas pasan por algo”, que lo explican y recuerda que tú tienes la voluntad de elegir lo que tú quieras creer.

¿Qué se entiende por causalidad?

La causalidad es el principio o el origen de algo. Este principio se utiliza para nombrar a la relación entre una causa y su efecto, puede utilizarse en los siguientes ámbitos:

  • En la física se entiende como cualquier evento está causado por otro anterior. Por lo tanto, si se conoce con precisión el estado actual de algo, es posible predecir su futuro.
  • Para la filosofía, la causalidad es la ley en virtud de la cual se generan efectos, la causalidad es la ley en virtud de la cual se generan efectos. Los filósofos consideran que el hecho de cualquier suceso está originado por una causa.

Las explicaciones causales nos sirven para explicar los cambios que observamos, ya sean de lugar, de tamaño, de consistencia, entre otros. Estas explicaciones constan siempre de tres partes: una causa, un efecto, una regla de transformación, ley natural o principio.  Por ejemplo: “llore porque me hirieron”, “Salí mal en un examen por que no estudie” y “Fracase porque cometí un error”.

Sincronicidad: la explicación de las casualidades.

El psiquiatra Suizo Carl Jung, planteó el término “sincronicidad”, para hacer referencia a “la coexistencia de dos sucesos vinculados por el sentido, pero no de manera casual”. Es decir, como la unión de dos acontecimientos sea interno y externo tienen un significado y sentido para la persona que lo vive.

Sincronicidad

Por ejemplo: ¿Alguna vez te ha pasado algo que parece casualidad sin explicación alguna?, El que quizás en un momento necesitabas de unas palabras de aliento y llega alguien cercano sin explicación. Jung observó que una experiencia sincrónica suele aparecer en momentos no esperados, pero siempre en el momento exacto, cambiando incluso a veces la dirección de nuestras vidas e influyendo en nuestros pensamientos.

Basados en estudios de muchos filósofos, psicólogos y psiquiatras no es casualidad, si no sincronicidad un concepto sumamente enigmático. El psiquiatra Jung, llegó a la conclusión de que hay una íntima conexión entre la persona y su entorno, que en determinados momentos ejerce una atracción que acaba creando circunstancias coincidentes, teniendo un valor, un significado simbólico o siendo una manifestación externa del inconsciente colectivo.

Estados de la sincronicidad 

Existen tres estados para Jung de sincronicidad:

  1. Se presenta un contenido interno, mental, es decir, un pensamiento, sentimiento o un sueño y un acontecimiento externo como el recibir una llamada de alguien en la que se estaba pensando.
  2. La simultaneidad entre una percepción mental y un suceso que ocurre lejos de allí, por ejemplo: soñar con un accidente y en realidad sucede.
  3. Consiste en tener una imagen de algo que luego pasa en el futuro. Estas imágenes se manifiestan de manera simbólica significativa para la persona.

El karma 

El karma es un término de origen dhármico y proviene de la raíz kri, que significa ‘hacer’.  Para el hinduismo o el budismo el karma es una energía que nos trasciende, y que es el efecto directo de las acciones de cada individuo. Es decir, las acciones que hacemos dejan huellas y tienen consecuencias en nuestra mente que con el tiempo dan unos resultados.

En la física, la palabra karma es equivalente a la ley: Para cada acción hay una reacción de fuerza equivalente en la dirección opuesta. El karma recuerda al ser humano que por cada acción que un individuo realiza habrá una reacción. También, dependiendo de la religión, cultura, creencia el significado de karma tendrá otro sentido y consecuencias. Por lo tanto, en el budismo el karma busca desarrollar o resaltar las actitudes positivas y las buenas intenciones, ya que por sí misma devuelve las malas acciones.

En suma, hacer el bien o no tan bien es una decisión individual y, a partir de estas decisiones que tomamos cada día, somos igualmente responsables de las consecuencias y efectos que nos hayamos cultivado.

Entonces, Hoy aprendí que todo pasa “para algo” no “por algo”.

Podemos concluir que basados en estas investigaciones el ser humano tiene diferentes formas a las cuales puede atribuir los diferentes acontecimientos que le sucede. En primera se cree en una causalidad en donde las adversidades o situaciones vienen dadas de una causa un para que, dándole significado y sentido a nuestra vida.

En segunda, basados en la enigmática sincronicidad existen dos acontecimientos unidos uno interno (pensamientos, sueños, imágenes y sentimientos) y externo que sería el desencadenante de ese contenido mental.  Y por último, la tercera el karma que nos habla de los efectos de nuestros actos y cuando estos son con mala intención se devuelven.

 todo pasa para algo no por algo

De esta manera, la vida no es casualidad ni es al azar, es una causalidad, en donde estamos aquí por una causa y para un efecto, dando un significado a otros con tu vida para hacer de este mundo algo mejor. Pero para esto debes prestar atención a las señales de las que hablamos en la sincronicidad y las leyes del karma que están inconscientemente en tu vida.

Finalmente cambiando nuestra perspectiva podremos asumir y ver cada acontecimiento de nuestra vida como una nueva oportunidad y que todo te deja un aprendizaje útil para tu vida. Los eventos que nos suceden pasan para hacer posibles otras, es decir que un simple cambio en nuestra existencia puede hacer que nuestra vida tome otro rumbo y puede tener un gran efecto en los demás. Los fracasos suceden para un pronto éxito, de la crisis viene el crecimiento, de las rupturas amorosas nos llevan a un nuevo reencuentro con nosotros mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here