Ictericia neonatal: ¿Mi bebé tiene la piel amarilla, debo preocuparme?

0
155

En la actualidad muchos padres desconocen cuales son las diferentes patologías que pueden aparecer en el recién nacido, y más cuando se trata de su primer hijo; una de las más frecuentes y de la que hay que estar alerta es del color amarillento de la piel, esclerótica y mucosa debido a un exceso de bilirrubina en la sangre denominado “ictericia neonatal”

¡Para entenderlo un poco mejor!

En condiciones normales, nuestro cuerpo produce la bilirrubina gracias a la descomposición normal de los glóbulos rojos, esta llega a el hígado para que en conjunto con la bilis realizan los procesos de degradación de las grasas de los alimentos y luego es excretada por el cuerpo en forma de desechos por la orina y heces. Pero al momento del nacimiento, el hígado del bebé aún está desarrollando su capacidad de procesar la bilirrubina, por lo tanto, los niveles de ésta son un poco más altos y casi todos ellos presentan un cierto grado de ictericia.

Entonces, cualquier alteración de este proceso que conlleve a que la bilirrubina  se acumule en la sangre, va a dar origen a la ictericia que a pesar de que muchas veces puede ser algo fisiológico, en otras ocasiones puede deberse a algo patológico ameritando así un tratamiento médico. Es por ello que en el siguiente artículo aprenderás cuales son las causas que conllevan a la ictericia neonatal y qué debes hacer al respecto para evitar futuras complicaciones en tu bebé.

¿Qué es la ictericia neonatal?

Es un signo que se observa a la inspección caracterizado por el color amarillento de la piel, esclerótica (lo blanco de los ojos) y mucosas, esto se va a ser evidente cuando exista un aumento de bilirrubina en sangre (hiperbilirrubinemia) superior a 5mg/dl en sangre. En los recién nacidos es muy frecuente llegando a representar el 60% en bebés a término y 85% en recién nacidos pretérmino.

¿Cuáles son los tipos de ictericia neonatal?

Existen dos tipos de ictericia neonatal una fisiológica (normal) y patológica (anormal), la cual explicaremos con más detenimiento a continuación:

1. La ictericia patológica:

Es aquella que aparece antes de las 24 horas de vida y la que amerita tratamiento médico, en este caso la la bilirrubina total aumenta más de 5 mg/dl al día y es por lo general superior a 12.9 mg/dl en términos o 15 mg/dl en pretérminos. Esta suele ocurrir cuando el bebé tiene una afección que incremente la destrucción del número de glóbulos rojos que necesitan ser reemplazados en el cuerpo, tales como:

  • Formas anormales de las células sanguíneas: (como glóbulos rojos megaloblásticos o falciformes).
  • Incompatibilidades del grupo RH entre el bebé y la madre: (donde la madre es RH- y el bebé es RH+ y le transmite los anticuerpos al bebé por la placenta destruyendo los glóbulos rojos del bebé produciendo una anemia hemolítica).
  • Sangrado por debajo del cuero cabelludo: (cefalohematoma) causado por un parto difícil.
  • Niveles más altos de glóbulos rojos: lo cual es más común en bebés pequeños para su edad gestacional y algunos gemelos.
  • Infecciones.
  • Deficiencia (falta) de ciertas proteínas importantes: llamadas enzimas.

2. Ictericia fisiologica:

Aparece después de las 24 horas de vida y es el resultado de la inmadurez de los distintos pasos del metabolismo de la bilirrubina. Se caracteriza por ser fugaz (desaparece antes de una semana), poco intensa, sin afectación del estado general y sin necesidad de recibir tratamiento médico. Se pueden presentar dos tipos de ictericia en los recién nacidos que están siendo amamantados y ambos tipos generalmente son inofensivos. Las cuales son:

  • La ictericia producto de una insuficiencia de leche materna: Se observa en aquellos bebés que no se alimentan con la cantidad adecuada o si la leche de la madre es lenta para salir.
  • La ictericia producto de los componentes de la leche materna: puede aparecer en algunos lactantes saludables después del séptimo día de vida y normalmente alcanza su punto máximo durante las semanas 2 y 3. Puede durar a niveles bajos durante un mes o más. Se puede deber a la forma como las sustancias en la leche materna afectan la manera como la bilirrubina se descompone en el hígado.

¿Cuál es el tratamiento de la ictericia neonatal?

Toda ictericia patológica debe ser ingresada para estudios y tratamiento si procede. El tratamiento va a depender de las cifras de bilirrubina.

1. Fototerapia:

Es una técnica de tratamiento que emplea radiaciones electromagnéticas de origen artificial para el tratamiento de enfermedades. La luz aplicada puede ser radiación visible, infrarrojos o ultravioleta. La fototerapia se emplea habitualmente en el tratamiento de enfermedades de la piel como el vitiligo, la psoriasis y la ictericia.

fototerapia

2. Exanguinotransfusión:

Es el recambio de un volumen sanguíneo determinado, por plaquetas globulares o sangre total en pequeñas fracciones, bajo estricta técnica estéril y monitorización de los signos vitales. Es una técnica que se utiliza principalmente para mantener la bilirrubina sérica por debajo de los niveles de neurotoxicidad

exanguinotransfusion

3. Helioterapia:

Se llama así al uso de rayos solares con fines terapéuticos para bajar el nivel de bilirrubinas en el recién nacido. También denominado baños de sol, en donde la madre puede llevarse a casa a su recién nacido y proporcionarle la helioterapia en su casa sólo siguiendo normas de precaución tales como:

  1. Exponer al sol al bebé antes de las 9 de la mañana y después de las 4 de la tarde.
  2. Cuidarlo de las corrientes de aire
  3. Protección ocular y genital
  4. Cambiarlo de posición continuamente

Es importante hacer mención a la madre del neonato las aportaciones de la helioterapia como la absorción de vitamina D esencial para el fortalecimiento de los huesos. Los médicos, el personal de enfermería y los miembros de la familia vigilarán en busca de signos de ictericia en el hospital y después de que el recién nacido se vaya para la casa.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Llame al médico de inmediato cuando:

  • Su bebé tenga ictericia durante las primeras 24 horas de vida
  • La ictericia se está extendiendo, oscureciendo o intensificando a otras partes del cuerpo
  • El bebé tenga una temperatura rectal de más de 100º F (37,8º C)
  • Su bebé tenga mal aspecto y/o se comporta como si se encontrara decaído 
  • El bebé no se alimenta bien
  • Note que su bebé está más somnoliento que de costumbre

Es posible que el médico le extraiga una pequeña muestra de sangre al bebé para medir su concentración de bilirrubina  en sangre. En algunas consultas se utiliza un medidor de luz para obtener una medida aproximada de la concentración de bilirrubina en sangre y, en el caso de que sea alta, se toma una muestra de sangre.

también te podría interesar: ¿Cual es la manera correcta de usar el portabebe?

En conclusión:

Ten en cuenta que el color amarillento del recién nacido puede ser algo normal, la cual aparece después de las 24 horas de vida y desaparece alrededor de los 10 días, así que no tienes porque preocuparte, sin embargo, existe otro tipo de ictericia considerada patológica que sí se considera alarmante, caracterizada por el aumentanto la bilirrubina más de 0,5 mg por hora sin detenerse, debido a un daño en la producción de glóbulos rojos, tales como: (una hemorragia, una incompatibilidad de la sangre de la madre y el bebé, o por una trastornos en la estructura de los componentes de la sangre).

Es importante descubrirla a tiempo, ya que puede puede producir un “Kernicterus” en donde la bilirrubina llega al cerebro impidiendo las funciones normales de este órgano y dejando secuelas neurológicas en el niño para toda la vida. Así que si la mejor forma de saber si es color amarillento de tu hijo es algo normal o anormal es acudiendo al médico apenas se llegue a aparecer en su delicada piel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here