¿Cómo puedo saber si sufro de intolerancia a la lactosa?

0
247

Según el Servicio de Gastroenterología del Hospital Universitario Ramón y Cajal en Madrid – España, estiman que el 80% de la población mundial (95-100% de los indios americanos, 80-90% de negros, asiáticos, judíos y mediterráneos) sufren intolerancia a la lactosa en mayor o menor grado, siendo de igual prevalencia para ambos sexos.

A pesar de que muchas veces suele cursar con sintomas parecidas al del síndrome de colon irritable, se trata de una enfermedad diferente; es por ello que en el siguiente articulo de “Hoy Aprendí”, conocerás como se origina la intolerancia a la lactosa y que debes hacer al respecto para prevenir los sintomas que esta condición trae consigo.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es la incapacidad del intestino delgado para digerir la lactosa (azúcar predominante en la leche) y transformarla en sus constituyentes (glucosa y galactosa), debido a la escasez de una enzima denominada “lactasa” ubicada en el mismo intestino.

Esta deficiencia puede provocar una malabsorción de lactosa, cuando el azúcar no es absorbida y llega al colon es fermentado por las bacterias colónicas generando gases (hidrógeno, metano, etc.), como consecuencia, pueden aparecer diversos síntomas característicos de esta enfermedad, los cuales mostraremos más adelante.

¿Qué causa la intolerancia a la lactosa?

Existen múltiples causas de intolerancia a la lactosa, las cuales describiremos con mayor detenimiento a continuación:

1. Intolerancia a la lactosa primaria:

Este es el tipo más frecuente de intolerancia a la lactosa. En este caso las personas comienzan su vida produciendo mucha “lactasa”, la cual es necesaria para los bebés, quienes obtienen toda su alimentación a partir de la leche materna. A medida que los niños reemplazan la leche materna por otros alimentos, su producción de lactasa normalmente disminuye, pero se mantiene lo suficientemente alta como para digerir la cantidad de productos lácteos presentes en una dieta típica de adultos.

En la intolerancia a la lactosa primaria, la producción de lactasa disminuye drásticamente, lo que hace que los productos lácteos resulten difíciles de digerir en la edad adulta. Los científicos creen que esto se debe a mutaciones genéticas, teniendo en cuenta que mientras más expuesto este una persona a la leche materna mayor sera su capacidad para absorberla. En cambio sucederá lo contrario en aquellos bebes que no consumen leche materna.

2. La intolerancia a la lactosa secundaria:

Esta forma de intolerancia a la lactosa se produce cuando el intestino delgado disminuye la producción de lactasa secundaria a una enfermedad, lesión o cirugía que afecte a dicho órgano. Entre las enfermedades relacionadas con la intolerancia a la lactosa secundaria se encuentran la celiaquía, la proliferación bacteriana y la enfermedad de Crohn. El tratamiento del trastorno no diagnosticado puede restablecer los niveles de lactasa y mejorar los signos y síntomas, aunque esto puede tardar algo de tiempo.

3. Intolerancia a la lactosa congénita o del desarrollo:

Es posible (pero poco frecuente) que los bebés nazcan con intolerancia a la lactosa a causa de una ausencia total de actividad de la lactasa. Este trastorno se transmite de una generación a otra, en un patrón de herencia llamado autosómico recesivo, lo que significa que tanto la madre como el padre deben transmitir la misma variante genética para que un niño o una niña padezca esta afección. Los bebés prematuros también pueden tener intolerancia a la lactosa debido a un nivel insuficiente de lactasa.

¿Cuáles son los síntomas que me indican que soy intolerante a la lactosa?

Los síntomas van a ser desencadenados posterior a la ingesta de lactosa; por lo que va a depender del nivel de deficiencia de lactasa y la cantidad de alimento ingerido pudiendo variar de una persona a otra o incluso, en diferentes situaciones. Pero los síntomas más comunes van a hacer:

  • Cólicos abdominales que ceden después de las deposiciones
  • Distensión abdominal
  • Flatulencias (gases)
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Defecación con ardor

También te podría interesar: ¿Cómo reconocer un trastorno alimenticio?

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

Existen varias formas para poder diagnosticar una intolerancia a la lactosa, las cuales te describiremos a continuación:

Lo primero que hay que hacer es determinar si se trata de una causa primaria o secundaria Cuando se ha descartado una gastroenteritis infecciosa y se sospecha una deficiencia de lactasa secundaria, los médicos deben evaluar al paciente en busca de una posible enfermedad celiaca no diagnosticada o sensibilidad al gluten no celiaca, la enfermedad de chron, u otras enfermedades que afectan al intestino delgado.​

1. Test de tolerancia a la lactosa:

Se basa en la medición de la respuesta glucémica a una sobrecarga de lactosa (50 gramos) cada 30 minutos hasta las 2 horas siguientes a dicha ingesta, normalmente divididas en cuatro tomas (0, 30, 60 y 120 minutos). En una situación normal, la glicemia aumenta en 30 mg/dl del nivel basal de glucosa en sangre a las 2 horas, por lo que una ausencia de este incremento glucémico sugiere una deficiencia de la enzima lactasa.

2. Prueba del aliento:

Es la más empleada. En los individuos que padecen una deficiencia de lactasa, la lactosa que el organismo es incapaz de absorber pasa en forma libre hacia el colon (al no haber absorción, el glúcido sigue el recorrido entérico normal). Durante su tránsito por el intestino, las bacterias allí presentes degradan la lactosa produciendo gran cantidad de hidrógeno libre. Este gas, una vez en el intestino grueso, es absorbido por el torrente circulatorio para ser eliminado a través de las vías respiratorias (sistema respiratorio). De este modo, cuando un sujeto que tiene intolerancia a la lactosa ingiere 50 gramos de este azúcar su excreción de hidrógeno por medio del aire espirado aumenta considerablemente tras dicha sobrecarga y durante varias horas después. Este test es un método rápido y bastante fiable para detectar la malabsorción de lactosa.

3. Prueba de acidez fecal:

La acidez de las heces es alta en la intolerancia a lactosa. Se emplea pocas veces.

¿Cuál es el tratamiento de la intolerancia a la lactosa?

Es preciso realizar una correcta distinción de las causas de la malabsorción de lactosa que producen la intolerancia, para emprender las medidas terapéuticas oportunas en cada situación.

1. Deficiencia secundaria de lactasa:

La malabsorción de lactosa causada por una deficiencia secundaria de lactasa, es decir, debida a una enfermedad subyacente que provoca una lesión de la mucosa del intestino delgado, generalmente no requiere la eliminación de la lactosa de la dieta, sino el tratamiento de la afección subyacente. Una vez que el principal problema se resuelve, los productos lácteos a menudo pueden ser consumidos normalmente, con lo que además se evita una exclusión innecesaria de esta importante fuente de calcio. Por ejemplo: si la intolerancia a la lactosa esta asociada a la enfermedad celiaca, esto se puede resolver por lo general al cabo de unos tres meses desde el comienzo de una dieta estricta sin gluten.

2. Deficiencia primaria de lactasa:

No se considera una enfermedad, por lo que no requiere “tratamiento”. Se maneja restringiendo la ingesta de lactosa en la alimentación, induciendo la tolerancia o mediante la toma de suplementos de la enzima lactasa. En caso necesario, si el consumo de lácteos no es suficiente, se aportan suplementos de calcio para garantizar la correcta mineralización osea.

La piedra angular en el tratamiento es la educación del paciente, quien debe equilibrar su dieta, cambiándola hasta que desaparezcan las molestias y aprender a interpretar el etiquetado de los alimentos para evitar la ingestión accidental de productos que contengan lactosa

Referencias bibliográficas:

Deng, Y; Misselwitz, B; Dai, N; Fox, M (2015 Sep 18). “Lactose Intolerance in Adults: Biological Mechanism and Dietary Management»Nutrients 7 (9): 8020-35.

Praveen K Roy (Actualizado: 14 de julio de 2015). «Lactose Intolerance». Medscape. Consultado el 13 de marzo del 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here