La ansiedad por separación en niños y adolescentes

0
656
ansiedad por separacion

La ansiedad por separación se da durante los primeros años de la niñez, en donde el niño a medida que va creciendo se vuelve más consciente de su entorno y comienza a comprender el mundo que lo rodea, al mismo tiempo que lucha por separarse de sus cuidadores sea abuelos, padres o niñera.

Cuándo el niño entra en la etapa escolar o están en escuela de estimulación temprana el cambio de entrar a esta nueva etapa y dejar o separarse de su cuidador puede ocasionar gritos, llantos incluso pataletas, lo que es común en por su desarrollo evolutivo.

¿Qué es el trastorno de ansiedad por separación?

El trastorno de ansiedad por separación se entiende como la preocupación y temor persistente, excesivo de estar separado de los miembros de la familia o individuos con los que el niño está más ligado, como la madre, lo cual es inadecuado para el nivel de desarrollo del niño.

Los niños que se ven afectados intentan de manera desesperada evitar estas separaciones y temen que algo malo le suceda si se separan de su familiar. Cuando la separación es forzada, estos niños muestran una preocupación angustiante por estar nuevamente con su cuidador.

que es la ansiedad por separacion

La ansiedad por separación en niños alrededor de 8 a 24 meses es una emoción normal y por lo general, se resuelve a medida que los niños desarrollan una sensación de permanencia y se dan cuenta de que sus padres regresarán. En algunos niños, la ansiedad por separación persiste después de este período o reaparece más adelante; puede ser lo bastante grave para ser considerada un trastorno. El trastorno de ansiedad por separación suele aparecer en niños más pequeños y es raro después de la pubertad.

¿Cuáles son las causas del trastorno de ansiedad por separación en niños y adolescentes? 

Se cree que los trastornos de ansiedad son de origen multifactorial biológicos, familiares y ambientales que contribuyen a la causa. Un desequilibrio químico que involucra a dos productos químicos en el cerebro (norepinefrina y serotonina) muy probablemente contribuyen a la causa de los trastornos de ansiedad.

Mientras que un niño o adolescente pueden heredar una tendencia biológica a ser ansiosos, la ansiedad y el temor también se pueden aprender de los miembros de la familia y otros que muestran frecuentemente un incremento de la ansiedad cerca del niño. Una experiencia traumática también puede desencadenar la ansiedad.

La presencia de un trastorno de ansiedad en uno de los padres favorece la persistencia de estos síntomas normales de ansiedad por separación. Ya que los síntomas de ansiedad por separación son evolutivamente normales antes de los cinco años.

Síntomas del trastorno de ansiedad por separación

Los síntomas de ansiedad por separación tienden aparecer en situaciones como cambio de colegio, empezar un nuevo periodo escolar, después de las vacaciones de verano, o cuando empiezan el instituto, cambiar de amigos, experimentar eventos adversos como ser amenazados o intimidados por otros niños en el caso de acoso escolar o bullying, o sufrir una enfermedad médica.

Los siguientes son los síntomas más comunes: 

  • Rehusarse a dormir solo.
  • Pesadillas repetidas con un tema de separación.
  • Angustia excesiva cuando ocurre o se anticipa la separación del hogar o de la familia.
  • Preocupación excesiva sobre la seguridad de un miembro de la familia.
  • Inquietud intensa sobre perderse de la familia.
  • Rechazo de ir a la escuela.
  • Temeroso y renuente a estar solo.
  • Frecuentes dolores de estómago, cefaleas u otra quejas físicas.
  • Dolores o tensión musculares.
  • Intranquilidad excesiva sobre la seguridad de sí mismo.
  • Preocupación excesiva acerca de o cuando se duerme lejos de casa.
  • Dependencia enorme incluso cuando está en casa.
  • Síntomas de pánico y/o berrinches cuando se está separado de los padres o encargados.

Asimismo se puede producir escenas dramáticas de separación que suelen ser dolorosas para los niños como para la figura de apego en el caso de la madre. Los niños suelen llorar e implorar con tanta desesperación que el padre o la madre no puede dejarlo, lo que da origen a escenas prolongadas que son difíciles de interrumpir.

Diagnóstico y tratamiento 

Los síntomas de la ansiedad por separación en niños y adolescentes duran al menos cuatro semanas y causan un malestar significativo que generalmente se diagnostica, luego de una evaluación psicológica infantil u otro profesional de la salud mental que esté calificado para realizarla.

Los padres que observan algunos de los síntomas ya mencionado sobre la ansiedad en sus hijos o adolescentes pueden ayudar a buscar evaluación por un profesional y tratamiento temprano.

causas del trastorno de ansiedad por separación en niños

En ocasiones la ansiedad por separación se complica por la ansiedad del padre o la madre, que exacerbar o agravar la del niño, ocasionando un círculo vicioso que sólo puede ser interrumpido con tratamiento psicológico apropiada para los padres y luego a los hijos o simultáneamente.

Tratamiento para la ansiedad por separación en niños y adolescentes 

Los trastornos de ansiedad se pueden tratar efectivamente, siempre que esta basado en una evaluación integral del niño y de la familia. Las recomendaciones de tratamiento  pueden consistir en terapia cognitivo conductual en donde el niño o adolescente aprende destrezas para manejar su ansiedad y ayudarle a dominar las situaciones que desencadenan la ansiedad.

Los padres juegan un papel de apoyo vital en cualquier proceso de tratamiento. También puede estar recomendada la terapia familiar y la consulta con la escuela del niño. Las escenas de despedida deben ser lo más breves posibles, y es preciso enseñar a la figura de apego (mamá o papá) a responder a las protestas con total naturalidad.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo con ansiedad por separación? 

Es importante que para poder ayudar a su hijo que sufre este tipo de ansiedad usted se involucre en el proceso y tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.- Opte por despedidas rápidas y de rutina

La despedida debe ser siempre breve y simple. Si se prolonga la despedida, también se prolonga la ansiedad.

2.- Sea congruente

Es importante establecer la misma rutina haciendo las mismas cosas a la misma hora todos los días que va dejar a su hijo a la escuela para evitar así los factores inesperados tanto como pueda. El tener una rutina puede ayudarle a su niño a sentir menos angustia y al mismo tiempo permitirle ganar confianza en su independencia y confiar más en usted.

3.- Atención

Al separarse de su hijo préstele toda su atención, amor y bríndarle afecto. Luego, despídase rápidamente a pesar de sus trucos, como llanto, gritos, berrinches para que usted se quede.

4.- Cumpla su promesa

Es necesario establecer la confianza e independencia en el niño y que el se sienta seguro  de que puede estar sin usted siempre y cuando usted cumpla su promesa de regresar. Del mismo modo es contraproducente regresar al colegio después de la transición difícil  ya que puede prolongar más la ansiedad por separación.

Como puedo ayudar a mi hijo con ansiedad por separación

5.- Sea muy claro

Cuando hable de su regreso, dele detalles específicos que el niño entienda. Si sabe que va a regresar a las 3:00 p.m., dígaselo a su hijo en términos que entienda, del mismo modo, que defina el tiempo de manera que él lo pueda comprender. Hable de su regreso de un viaje de negocios en términos de las veces que él va a “dormir”.

6.- Practique la separación

Lleve a su hijo a casa de un familiar, saque tiempo para que juegue con sus amigos, deje que sus familiares y amigos le cuiden al niño (aunque sea por una hora) durante el fin de semana. Antes de comenzar la guardería o el preescolar, practique o ensaye ir a la escuela y su rutina para la despedida mucho antes de que tengan que separarse. Dele al niño la oportunidad de prepararse, vivir su ausencia.

7.- Terapia de juego 

Por último, podemos tomar en cuenta la terapia de juego en donde los niños que tienen dificultades para conectar y expresar con sus emociones y pensamientos pueda ayudarlos a demostrar y procesar sus sentimientos al mismo tiempo que aprendan a lidiar con ellos.

8.- Entrenamiento de relajación 

Es esencial para los niños y adolescentes que luchan con la ansiedad por separación. La respiración profunda, la relajación guiada y la relajación muscular progresiva también pueden ayudar a los niños y adolescentes a aprender a calmarse a sí mismos durante los momentos de ansiedad.

También te puede interesar: ¿Cómo establecer límites a los hijos?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here