La Fibromialgia: Una enfermedad crónica e incapacitante de causa desconocida

0
487
fibromialgia

Sería muy fácil describir esta enfermedad para quienes no la padecen, pero para aquellas personas que si tienen como diagnóstico “la fibromialgia” saben que es algo que no se puede ver, se sufre. La fibromialgia digamos que es algo invisible y a pesar de que se ha tratado de indagar para conocer el origen y conseguir un tratamiento oportuno y eficaz, las instituciones siguen mirando para otro lado.

Es por ello que es muy importante que conozcas que la fibromialgia es una realidad que sigue creciendo, que no entiende de clases sociales, nivel cultural, edad, ni punto cardinal. Puede empezar en la infancia e irse agravando con los años con la aparición de nuevos síntomas.

Lejos de ser una enfermedad psicológica, como muchos se han empeñado en hacernos creer, las últimas investigaciones a nivel mundial apuntan a que es una enfermedad neuroinmune y por consiguiente compromete a todos los sistemas del organismo, pudiendo aparecer hasta más de treinta síntomas diferentes. Los más invalidantes son el dolor y la fatiga crónica.  Por tal motivo te hablaremos un poco mas al respecto sobre esta enfermedad.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia nace a mediados de los años 50 en donde aun no había sido catalogada como una enfermedad sino que se le asociaba con otras enfermedades, pero no es hasta el año 1992 que la fibromialgia fue reconocida como una enfermedad por la OMS, este término surge por las siglas del latín fibra, fibra, que se refiere al tejido conjuntivo del musculo,​ del griego mio, musculo​ y algia, dolor​) es relativamente reciente en la historia de la descripción de esta enfermedad.

Entonces podríamos decir que La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad en múltiples áreas corporales y puntos predefinidos (tender points) de nuestro cuerpo, sin que exista algún daño orgánico demostrable. Se relaciona ademas  con otros trastornos reumatológicos y psiquiatricos.

porque se produce la fibromialgia

¿Qué tan frecuente es esta enfermedad (Epidemiología)?

La fibromialgia es la enfermedad del momento, ya que afecta aproximadamente entre un 2 a un 5% de la población general de diferentes países: nada mas en alemania el 3,2 % de la población padece de fibromialgia seguido por españa en un 2,4% y estados unidos en un 2%

Esta enfermedad puede desarrollarse a cualquier edad en ambos géneros, aunque es más común en mujeres entre los 20 y los 50 años, siendo la probabilidad en mujeres 10 veces más alta que los hombres.

Entre un 10 y 20% de los ingresos a clínicas especializadas en reumatología reciben el diagnóstico de fibromialgia, sin embargo se estima que alrededor del 90% de quienes deberían enmarcarse en un cuadro de fibromialgia permanecen sin diagnóstico, ya sea por desconocimiento del personal sanitario acerca de la misma o porque muchos profesionales no la reconocen como enfermedad.

Ya que acusan al paciente de mentiroso, quejica, neurótico, depresivo, timador, victimista

Hasta tal punto que la mayor parte de la sociedad ha creído que fibromialgia es sinónimo de cuentista y en todos los foros se habla de forma despectiva y sospechosa de estos pacientes.

Exponiendo a los afectados a un “juicio popular” con veredicto: “cadena perpetua”, condenados a encerrarse en casa, a no arreglarse, a no sonreír… porque si lo hacen vuelven a ser juzgados. “No estará tan mala cuando va tan arreglada”, “mira como se ríe, no le dolerá tanto”. De allí radica que la enfermedad aumente en las personas sin conseguir un tratamiento que las cure por completo.

¿Qué causa esta enfermedad (Etiología)?

La etiología y la patogenia de la fibromialgia no son entendidas completamente, A pesar de los múltiples estudio que se han intentado realizar para conocer la causa que lo origina son poco los que de verdad aportan información detallada sobre ello. Por tal motivo solo se puede decir que se le asocia o guarda su relación con diversos trastornos que veremos a continuación:

Trastornos del sistema nervioso central y periférico:

La principal causa de la fibromialgia es la sensibilización central, que se define como una respuesta dolorosa aumentada a la estimulación en el sistema nervioso central. Esta sensibilización central consiste en una mayor excitabilidad de la vía sensitiva y dolorosa a partir de la segunda neurona.

A su vez, esta mayor excitabilidad es producto de estímulos dolorosos repetitivos, que llevan a una modulación endógena deficiente del dolor, en conjunto con un trastorno en los mecanismos de inhibición del dolor a nivel de la médula espinal.

Alteración en los neurotransmisores y hormonas:

En los pacientes con fibromialgia se han encontrado alteraciones en el funcionamiento del eje-hipotalámico-hipofisario-adrenal, en el que se encuentra una disminución del cortisol tanto plasmático como urinario, así como una reducida respuesta a la estimulación corticotropica. Finalmente, se ha demostrado que alteraciones en este eje representa una predisposición al desarrollo de la fibromialgia.

Alteraciones del sueño

Los estudios con polisomnografía en pacientes que padecen fibromialgia demuestran alteraciones en la continuidad, la arquitectura y la estructura del sueño (sueño fragmentado, disminución de las fases profundas del sueño No Rem , entre otras)

Factores genéticos

Algunas hipótesis apuntan hacia una predisposición genética, pues la fibromialgia es 8 veces más frecuente entre miembros de la misma familia, destacando especialmente las investigaciones sobre el gen COMT que codifica la enzima catecol O-metiltransferasa en la vía de las catecolaminas así como genes relacionados con la serotonina y la sustancia P.

dolor en la fibromialgia

Alteraciones psiquiátricas como el estrés físico o mental

Tanto la fibromialgia como el síndrome de fatiga crónica, ambos trastornos estrechamente relacionados, han sido considerados en el pasado como somatizaciones, es decir, pacientes que se quejan crónica y persistentemente de varios síntomas físicos que no tienen un origen físico identificable.

Esta polémica en el diagnóstico ha resultado altamente perjudicial para las personas afectadas, dificultando o imposibilitando el manejo de su enfermedad y el alivio del elevado sufrimiento que causa.​ Actualmente, después de diversos estudios y una mejor comprensión de la fisiología de estos síndromes, esta errónea creencia se ha desestimado

¿Cuáles son los síntomas (cuadro clínico)?

Dolor: 

En términos generales podemos decir que la fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben estímulos que habitualmente no no son dolorosos y que son expresados como un dolor musculoesquelético difuso y generalizado o rigidez prominente que afecta al menos 3 localizaciones anatómicas por más de 3 meses.

La persona que busca la ayuda del médico suele decir “me duele todo”, pero otras veces es referido como quemazón, molestia o desazón. Con frecuencia el dolor varía en relación con la hora del día, el nivel de actividad, los cambios climáticos, la falta de sueño o el estrés y dolor

Los sitios frecuentes en los cuales se presentan los síntomas de fibromialgia incluyen la región lumbar (espalda baja), cuello, tórax y muslos. La alteración de los músculos se refiere a un calambre doloroso y localizado que en ocasiones se asocia con otros problemas (embarazo, por ejemplo). En algunos casos se observa espasmo muscular localizado.

sintomas de la fibromialgia

Trastornos psiquiátricos:

Entre el 70 y el 90% de quienes padecen fibromialgia refieren también trastornos del sueño, expresados como un sueño no reparador, ligero e inestable. Muy frecuentemente episodios depresivos acompañados de crisis de ansiedad.

Debilidad y fatiga crónica:

Dependiendo de la gravedad y de la variación del grado, este cansancio puede ser desde soportable hasta una discapacidad casi infranqueable que limita sus tareas tanto en el ámbito familiar como en el profesional.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

  • Antes de hacer un diagnóstico de fibromialgia, los pacientes deben ser evaluados a fondo para determinar la presencia de otros trastornos. Muchos casos de fibromialgia no se adaptan con precisión a un conjunto estandarizado de criterios diagnósticos. Sin embargo, no se cree que sea un diagnóstico por exclusión, aunque algunos autores lo hayan etiquetado como tal.
  • Los pacientes con fibromialgia no presentan anormalidades características en las pruebas de laboratorio. Sin embargo, los estudios de laboratorio de rutina y de imagen son importantes para ayudar a descartar enfermedades con síntomas similares y para ayudar en el diagnóstico de ciertas enfermedades inflamatorias que aparecen frecuentemente junto con la fibromialgia.
  • Como tal, el diagnóstico de la fibromialgia se basa en los síntomas del paciente, consistentes fundamentalmente en dolor difuso y crónico. Los pacientes refieren artralgias dolores articulares y mialgias dolores musculares, pero no hay evidencias objetivas de inflamación articular o muscular en la exploración física, ni en los análisis. A la exploración se encuentran múltiples puntos dolorosos a la presión en localizaciones extraarticulares.

¿Cuál es el tratamiento?

Hasta ahora han demostrado su efectividad para tratar la fibromialgia la información y educación sobre la misma, la fisioterapia y educación postural y los fármacos que actúan sobre el sistema nervioso, como analgésicos, antidepresivos o anticonvulsivantes. Se ha de tener en cuenta que mucha gente afectada por la fibromialgia ha estado parte de su vida yendo de un médico a otro sin saber qué le pasaba.

La educación sanitaria, la información y la comunicación con otras personas afectadas son una forma importante de terapia. El personalizar el plan de tratamiento suele ser efectivo para que se adapte a las necesidades individuales de cada paciente.

Además a la hora de realizar el diagnóstico hay que tener en cuenta tres factores:

  • La fibromialgia es una enfermedad crónica pero no es degenerativa.
  • Evoluciona en brotes, por lo que en su transcurso se pasa por etapas mejores y peores.
  • No existe un tratamiento curativo, pero sí se pueden aliviar los síntomas y conseguir un mayor bienestar general.

Algunos pacientes presentan síntomas leves y necesitan muy poco tratamiento una vez que comprenden el trastorno que padecen y lo que la empeora. Otras personas, sin embargo, necesitan un programa de cuidado completo, que incluirá medicamentos, ejercicio y entrenamiento acerca de las técnicas para el manejo del dolor

Tratamiento farmacológico:

antidepresivos, inhibidores de la serotonina, antiinflamatorios, agonistas GABA, relajantes musculares, terapia hormonal

Tratamiento no farmacológico:

Los programas incluyen la educación nutricional, dietas específicas y estrategias para perder peso. Los suplementos alimenticios que aporten nutrientes celulares y liberen radicales libres del organismo pueden ayudar en gran manera con los dolores y combatir la enfermedad. Un suplemento alimenticio muy utilizado es el magnesio.

Además, existen estudios recientes que apuntan que algunas terapias alternativas, como el yoga, pueden aliviar el dolor causado por la fibromialgia. Otras opciones consisten en masajes, ejercicios acuáticos y terapia ocupacional.

tratamiento para la fibromialgia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here