La huella del abandono de hijos por un padre o una madre

0
516
abandono de los hijos

El maltrato infantil ha sido por años un problema que afecta tanto a la víctima como a toda la sociedad. La OMS define el maltrato como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, que causen o puedan causar un daño a su salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia.

Actualmente, se detectan situaciones de maltrato infantil por negligencia  o por desatención familiar debido a disfuncionalidades familiares en las que puede emerger maltrato de forma involuntaria.

En este sentido, la negligencia y el abandono de los hijos es una forma de maltrato infantil que comprende el descuido de su salud física, seguridad o bienestar. El abandono de los hijos puede dejar grandes huellas a largo plazo, por ello en este artículo te daremos a conocer este tipo de maltrato para tomar conciencia y poder prevenirla. A continuación  profundizaremos más en el tema.

Tal como lo dice el Estudio del Secretario General de Naciones Unidas, “Ninguna forma de violencia contra los niños y niñas es justificable y toda violencia es prevenible”

¿Qué es el abandono de los hijos?

El abandono en muchos países es una forma de negligencia o de descuido. Por lo general, se considera que un niño ha sido abandonado cuando se desconoce la identidad de los padres o de uno de los padres o su paradero, cuando se deja solo al niño en circunstancias donde sufre daños graves o cuando los padres no mantienen el contacto o no proveen el apoyo necesario durante un periodo de tiempo determinado.

Los progenitores o los cuidadores pueden dejar al menor al cuidado de una persona pese a saber que puede maltratarlo o puede dejarlo solo o con sus hermanos sin supervisión. Hay muchas formas de negligencia.

abandono parental

Asimismo, la negligencia se diferencia del maltrato en que, por lo general, en el primer caso los progenitores y los cuidadores no tienen intención de hacer daño a los menores que están a su cargo.

De este modo, la negligencia puede ser tanto consciente como inconsciente y puede ser debido a aspectos como la la ignorancia e incultura de los progenitores al no considerar estos actos como posibles causantes de daño psicológico al menor. Las personas que estén involucradas en negligencia infantil pueden enfrentar penas de delito grave o menor y otras consecuencias.

Tipos de abandono 

Existen muchos tipos de negligencia y maltrato infantil. A menudo, estos distintos tipos se producen a la vez los cuales son:

1.- Abandono físico

El abandono físico o negligencia infantil consiste en la acción de dejar de atender al menor al cual se tiene la obligación de cuidar, ya sea poniendo una distancia física objetivamente observable o no. De este modo los progenitores o los cuidadores pueden no lograr proporcionar una alimentación adecuada, ropa, vivienda, supervisión y protección frente a posibles daños.

Esta práctica se entiende como una actitud de omisión, aunque muchos investigadores lo consideran como un acto voluntario por parte de los padres. Las consecuencias derivadas de la negligencia pueden ser tanto físicas, como cognitivas, emocionales o sociales y se entiende como un caso de negligencia extrema.

2.- Abandono emocional

Los progenitores o los cuidadores pueden no lograr proporcionar afecto o amor u otros tipos de apoyo emocional. Los menores pueden ser ignorados o rechazados o se les puede impedir que interaccionen con otros menores o con adultos. También, es la ausencia de respuestas a las expresiones emocionales como llanto, sonrisas entre otros.

abandono emocional

El abandono emocional puede tomar múltiples formas, desde la imposición de expectativas exageradamente altas a los hijos hasta ridiculizar o ignorar sus opiniones. Además a diferencia de la negligencia física, el abandono emocional no deja huella observable y, por tanto, es difícil de identificar. Este fenómeno tristemente es ignorado en numerosas ocasiones, y quienes lo han padecido sufren en silencio sus repercusiones. Con frecuencia estas personas sienten que sus emociones no son válidas y tienen que reprimirlas.

3.- Abandono en la atención médica

Los progenitores o los cuidadores pueden desatender los cuidados preventivos dentales o médicos del menor, como la necesidad del tratamiento de lesiones o de trastornos físicos o psicológicos. Puede ocurrir que retrasen la obtención de asistencia médica cuando el menor está enfermo, exponiéndole a enfermedades graves e incluso a la muerte.

4.- Abandono educativa

La negligencia educativa se da cuando los progenitores o los cuidadores no matriculan al menor en la escuela o que no aseguren que el niño asista a la escuela en un entorno convencional, como una escuela pública, o bien en su domicilio. En muchos casos, se le niega al niño el derecho a la educación o cuando se ignoran necesidades escolares especiales.

Señales que nos indican abandono infantil 

Los siguientes indicios pueden señalar la presencia de negligencia en los niños. De este modo hay que considerar la posibilidad de negligencia cuando el niño:

  • Falta a la escuela con frecuencia.
  • Anda pidiendo para que le den comida o dinero, o los roba.
  • Carece de atención médica o dental, no tiene inmunizaciones o lentes si los necesita.
  • El niño puede no estar aseado o tener vestimenta sucia y de mal olor.
  • No tiene ropa suficiente para protegerse del clima.
  • Dice que no hay nadie en casa que lo pueda cuidar o atender.
  • Los menores pueden caer en bandas delictivas o en consumo de drogas o alcohol.

Hay que considerar la posibilidad de negligencia cuando el padre, la madre u otro proveedor de cuidado adulto:

1.- Se muestra indiferente hacia el niño y sus necesidades
2.- Parece estar deprimido o sin motivación
3.- Su comportamiento es irracional
4.- Abuso de drogas u alcohol

Causas del abandono infantil 

El abandono ocurre a menudo en familias pobres que experimentan tensiones financieras y ambientales, sobre todo aquellas en las que los progenitores también sufren trastornos mentales por ejemplo: depresión y trastorno bipolar entre otros.

Los hijos de familias monoparentales pueden estar en riesgo de sufrir negligencia debido a que disponen de una renta más baja y tienen menos recursos disponibles. La negligencia suele ser el resultado de una combinación de factores como la mala crianza de los hijos, pocas habilidades para afrontar el estrés, sistemas familiares poco colaboradores y circunstancias vitales estresantes.

¿Cuales son las consecuencias del abandono de los hijos?

El abandono infantil tiene un gran impacto en el bienestar del niño que puede traer implicaciones de por vida. La capacidad de un niño o joven de manejar y hasta sobreponerse después de un trauma se llama “resiliencia”. Con ayuda, muchos de estos niños pueden enfrentar y superar las experiencias adversas de su pasado.

Los niños maltratados que han experimentado de la negligencia por parte de sus progenitores y cuidadores a menudo están a riesgo de experimentar retrasos cognitivos y dificultades emocionales, además de otros problemas.

consecuencias del abandono infantil

El trauma durante la niñez también puede tener efectos negativos en el desarrollo del sistema nervioso y el sistema inmunológico, poniendo a los niños que han sido maltratados en mayor riesgo de problemas de salud cuando sean adultos.

Asimismo, existen otras consecuencias como:

  • Los niños que sufren de abandono emocional suelen tener dificultades en el aprendizaje y en el colegio. Les cuesta atender a la maestra y concentrarse.
  • Estos pequeños desarrollan un sentimiento de abandono y pérdida que no pocas veces los hace caer en la depresión. Los invade la tristeza, la negatividad y el pesimismo.
  • Así mismo se vuelven vulnerables a trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia.
  • Tienen baja autoestima y una necesidad incomparable de ser aceptados y sentirse queridos por quienes le rodean.
  • Los niños que sufren abandono emocional se vuelven víctimas de otros niños bien porque son maltratados por ellos, o porque son usados para cometer actos imprudentes o ilegales.
  • Pueden iniciarse a edad temprana en el consumo de sustancias ilegales y el abuso de drogas o alcohol.

¿Cómo prevenir el abandono infantil?

La mejor manera de prevenir las diversas situaciones de negligencia en menores es detenerlos antes de que comiencen. Los programas que proporcionan apoyo a los padres y que enseñan habilidades parentales positivas son muy importantes y necesarios. Los progenitores pueden aprender a comunicarse de manera positiva, a impartir disciplina de forma adecuada y a responder a las necesidades físicas y emocionales de sus hijos.

Los programas para prevenir el maltrato y el abandono de menores también contribuyen a mejorar las relaciones entre progenitores e hijos y a ofrecer apoyo social a los progenitores.

Estos programas de apoyo para los progenitores se pueden seguir en el propio hogar, en las escuelas, en clínicas médicas o de salud mental o en otros centros de la comunidad. Los programas pueden incluir sesiones individuales o sesiones en grupo. Es importante que si conoce un caso de abandono infantil o si lo está viviendo busque la ayuda y asesoría de organizaciones de protección de niños y adolescentes como UNICEF.

Referencias bibliográficas: 

  • Alicia R. Pekarsky. Introducción al maltrato y negligencia infantil. Manual MSD. Disponible en linea en: https://www.msdmanuals.com/es-pe/hogar/salud-infantil/maltrato-y-negligencia-infantil/introducci%C3%B3n-al-maltrato-y-negligencia-infantil.
  • Child Welfare Information Gateway (Agosto, 2013). ¿Qué Es el Abuso y la Negligencia de Menores? Reconociendo los indicios y los síntomas. Disponible en linea en:  https://www.childwelfare.gov/pubpdfs/ques.pdf

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here