La marihuana medicinal: Efectos positivos y negativos en el cerebro

0
550

Desde hace largo tiempo, los científicos han intensificado su búsqueda por buscar los riesgos y beneficios sobre el uso de marihuana o cannabis, comprobandose que ha sido de gran utilidad para aliviar el dolor en los pacientes con cáncer, SIDA y esclerosis múltiple, lo que ha llevado a que en el año 2017 la Organización mundial de la salud (OMS) declarara que el cannabidiol, un compuesto del cannabis, no se clasificará como sustancia sujeta a fiscalización internacional, debido a que no proporciona un riesgo nocivo para la salud, ni siquiera dependencia, lo que ha traído mucha controversia con su legalización en la actualidad.

Según estadísticas de la misma OMS desde el año 2014, ya se estimaba que 182 millones de personas fuman marihuana en el mundo, incluso en la Argentina, casi el 12% de los estudiantes de nivel medio consumió marihuana en el año previo. Por tal motivo, la regulación del cannabis está siendo revisada en varios países del mundo, ya sea por la posibilidad de usar sus componentes para tratar ciertas enfermedades, o bien sea por su consumo recreacional en forma de marihuana.

Pero lo cierto, es que siempre se nos ha dicho que el consumo de la marihuana provoca dependencia ocasionado daños a la salud, es por ello que, en el siguiente articulo de “Hoy Aprendí”, te aclararemos todas esas dudas con respecto al uso terapéutico y los riesgos que conlleva el consumo de marihuana.

¡Beneficios de la marihuana!

Hasta el momento, la FDA sólo autoriza la venta de tres productos que contienen formas de THC sintético para pacientes con Sida que sufren anorexia y para las náuseas asociadas a la quimioterapia, pero ahora se ha comprobado que tiene efectos positivos en otras enfermedades tales como:

  • Disminuye las crisis por epilepsia refractaria:

Hace referencia cuando cuando el tratamiento anticonvulsivante no controla las crisis haciendo que las crisis epilépticas sean tan frecuentes que limiten la habilidad del paciente para vivir plenamente acorde con sus deseos y su capacidad mental y física. Es por ello que un estudio intervencional abierto, realizado en Estados Unidos y publicado en The Lancet Neurology, reveló que el uso de cannabidiol oral (Epidiolex) disminuyó significativamente las convulsiones motoras en niños y jóvenes con cierto tipo de epilepsia (síndromes de Dravet y de Lennox-Gastaut). El uso de cannabidiol genera una reducción mayor al 50% en la frecuencia de crisis en el 40 al 50% de los pacientes con formas de epilepsia refractaria al tratamiento convencional y que no son candidatos a la cirugía.

  • Ayuda a aliviar el dolor en la esclerosis múltiple y el cáncer:

La comercialización de cannabis con propósitos médicos (para casos de dolor crónico, esclerosis múltiple, cáncer, convulsiones) está regulada por licencias en cada uno de los estados norteamericanos de los Estados Unidos.

¿De qué manera actúa la marihuana sobre el cerebro?

El THC y otros químicos cannabinoides en la marihuana son similares a los químicos cannabinoides que el cuerpo produce naturalmente (como el anandamide CB1 Y CB2) funcionan como neurotransmisores porque ellos mandan mensajes químicos entre células nerviosas (neuronas) a lo largo del sistema nervioso.

Estos afectan las regiones del cerebro ubicadas en el “hipocampo” que influencian el placer, la memoria, el pensamiento, la concentración, el movimiento, la coordinación, la percepción sensorial y temporal. Debido a esta similitud, el THC puede conectarse a las moléculas llamadas receptores cannabinoides que se encuentran en las neuronas en estas regiones del cerebro y las activan, perturbando así varias funciones mentales y físicas y causando los efectos que se describieron previamente.

usos de la marihuana

¿Sabiendo esto, una persona puede volverse adicta a la marihuana?

Algunos estudios sugieren que SÍ, ya que puede proporcionar un síndrome de abstinencia leve, que mientras a mayor exposición a la sustancia mayor sera el riesgo a sufrir de adicción.

Los científicos piensan que el riesgo esta cuando se consume en la adolescencia, ya que se estima que alrededor del 9 por ciento de las personas que usan marihuana se volverán dependientes a ella; pero este número podría incrementar en aproximadamente un 17% en los que comienzan a usar marihuana durante la adolescencia y entre un 25 y un 50 por ciento entre los que la usan a diario.

¿Tiene efectos perjudiciales el consumo de la marihuana?

Existe una cantidad considerable de evidencia científica basada en investigaciones en animales y estudios en personas que indican que estar expuesto a la marihuana durante el desarrollo puede causar cambios dañinos a largo plazo o posiblemente permanentes en el cerebro

1. Deterioro cognitivo y perdida de la memoria:

Estudios de imágenes diagnósticas en personas adolescentes muestran que al compararlos con aquellos que no usan marihuana, manifiestan una conectividad neural atrofiada en ciertas regiones específicas del cerebro como por ejemplo: el hipocampo involucrado en una amplia gama de funciones ejecutivas del cerebro como memorizar, aprender y el auto control

En este estudio realizado en nueva zelanda, la evidencia indica que aquellos que habían usado marihuana de una forma continua durante la adolescencia perdieron gran parte del coeficiente intelectual de una forma significativa, que al compararlo con los adultos que consumen marihuana, estos no perdieron ningún punto en su coeficiente intelectual.

Los científicos piensan que el impacto es más grande y severo cuando se usa a largo plazo como ocurre en los jóvenes ya que su cerebro aún continúa creando nuevas conexiones y madurando en otras formas.

Aunque los científicos hacen hincapié, en que las conclusiones definitivas sobre el impacto del uso de marihuana a largo plazo en el cerebro humano, basándonos en estudios pasados, es usualmente limitada por el hecho de que los participantes en estos estudios tienden a usar varias sustancias, y típicamente no se tiene toda la información sobre la historia de la salud de los participantes o de su funcionamiento mental antes de participar en el estudio.

2. Efectos negativos en la embarazada:

el consumo de las mujeres embarazadas puede producir problemas en el feto tales como: (anemia, bajo peso del bebé al nacer, parto prematuro). Además, se sabe que el THC pasa por la leche materna al bebé, lo que también podría afectar aún más al bebé.

3. Daño al corazón:

Ahora empieza a tomarse en cuenta, además, el impacto cardiovascular del cannabis. La marihuana causa taquicardia, vasodilatación periférica elevando la presión sistólica y diastólica mientras se está de pie. Asimismo, la estimulación simpática producida por el cannabis podría aumentar la demanda de oxígeno del miocardio y precipitar un evento en pacientes susceptibles, según algunas investigaciones. Es por ello que las personas hipertensas o con arteriosclerosis (grasas en las arterias) no deberían consumir marihuana.

En conclusión:

Como explica el Dr. Carlos Damín, Jefe de Toxicología del Hospital Fernández en Argentina. “La discusión que existe hoy con el cannabis medicinal es la misma que ocurrió en el pasado con la morfina, derivada del opio, siempre van a existir comentarios positivos y negativos; pero entonces que pasaría si obtenemos un compuesto farmacéutico de esta planta y probamos que es seguro y efectivo para la salud, ¿por qué no indicarlo para ciertas enfermedades?. El tema esta en hacer una investigación seria y detectar cuáles son los efectos adversos a largo plazo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here