La resiliencia, el valor de seguir adelante

0
682
resiliencia

Muchas veces hemos estado frente a diferentes adversidades y nos dicen “la vida continúa”, “Sigue adelante” pero es algo difícil de ver cuando no se sabe por dónde empezar o cuando el dolor nos nubla la razón y te preguntas ¿Cómo poder superar esto?, con la resiliencia.

La resiliencia nos permite  que, a pesar de los golpes de la vida, la persona vuelva más fuertes que nunca. En lugar de dejar que el fracaso lo supere y agote su determinación, encuentra la manera de levantarse de las cenizas. las personas resilientes son bendecidas con tal perspectiva que son capaces de cambiar de rumbo y seguir adelante.

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, la manera de cómo superar y sobreponerse al dolor emocional de los acontecimientos desestabilizadores o traumas a los que la vida les expone. Cuando enfrentamos una tragedia, un desastre natural, un problema de salud, una relación, un trabajo o un problema escolar, la capacidad de recuperación es lo bien que una persona puede adaptarse a los eventos de su vida.

Ser resiliente no quiere decir que la persona no experimenta dificultades o angustias. El dolor emocional y la tristeza son comunes en las personas que han sufrido grandes adversidades o traumas. De hecho, el camino hacia la resiliencia probablemente está lleno de obstáculos que afectan nuestro estado emocional. La resiliencia no es una característica que la gente tiene o no tiene. Incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona.

¿Qué otros factores contribuyen a desarrollar la resiliencia? 

Existen otros factores que ayudan a que las personas puedan desarrollar la resiliencia y uno de los más importante es el apoyo y las relaciones con la familia, lazos de amor, confianza, respecto que ofrecen estímulos de seguridad y contribuyen a afirmar la resiliencia en la persona.

Por otra parte, tener una visión positiva de ti mismo, y confianza en sus fortalezas, habilidades. También, una buena comunicación asertiva, destrezas en la solución de problemas y capacidad para manejar los sentimientos e impulsos, en efecto todos estos factores la persona puede desarrollarla por sí misma.

¿Cómo afrontamos las adversidades, crisis o traumas?

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”

– Viktor Frankl

Ante las diferentes adversidades las personas actúan totalmente diferente va depender mucho de la interpretación de la crisis y su adaptación. Hay personas que se adaptan más rápidamente y otras que les toma tiempo, incluso viven con ese malestar en su vida.

Las personas que si se adaptan tienden a ser más resilientes, son flexibles aceptan la realidad tal cual viene, no tratan de disfrazar o adornarla. Buscan con optimismo fórmulas que les ayuden a salir de esa situación negativa sin evitar tales circunstancias, haciéndose cargo de los problemas que conlleva. Asimismo, son flexibles lo cual, les permite digerir los continuos cambios que suceden en su vida. Poseen una motivación y optimismo que les ayuda a mejorar las situaciones y pensamientos negativos.

que es la resiliencia

Al contrario de las personas que les cuesta más adaptarse, estas personas viven con el dolor, tienden a sufrir por el pasado.  No pueden aislar sus emociones de los problemas, son subjetivos, del mismo modo, les dificultad controlar sus impulsos y son inseguros. Sin embargo, todos tenemos la oportunidad de transformar y aprender a vivir de otra manera  a pesar de las adversidades, siempre podrás elegir cómo vivir las diferentes adversidades.

¿Cómo desarrollar la resiliencia? 

1.- Establezca relaciones

Es importante establecer buenas relaciones con familiares cercanos, amistades y otras personas importantes en su vida. Aceptar ayuda y apoyo de personas que lo quieren y escuchan, fortalece la resiliencia. Algunas personas encuentran que estar activo en grupos de la comunidad, organizaciones basadas en la fe, y otros grupos locales les proveen sostén social y les ayudan a tener esperanza. Ayudar a otros que le necesitan también puede ser de beneficio para usted.

2.- Evite ver las crisis como obstáculos insuperables

No podemos evitar que ocurran situaciones que produzcan mucha tensión o dolor, esto se nos escapa de las manos, no tenemos el control de todo. Lo que si podemos es cambiar nuestra manera de interpretar y reaccionar ante ello. Trate de mirar más allá del presente y piense que en el futuro las cosas mejorarán.

3.- Acepte que el cambio es parte de la vida

Es posible que como resultado de una situación adversa no le sea posible alcanzar ciertas metas u objetivos. Aceptar las circunstancias que no puede cambiar le puede ayudar a enfocarse en el aquí y el ahora.

4.- Muévase hacia sus metas

Desarrolle algunas metas realistas. Haga algo regularmente que le permita moverse hacia sus metas, aunque le parezca que es un logro pequeño. En vez de enfocarse en tareas que parecen que no puede lograr, pregúntese acerca de las cosas que puede lograr hoy y que le ayudan a caminar en la dirección hacia la cual quiere ir.

5.- Lleve a cabo acciones decisivas

En situaciones adversas, actúe de la mejor manera que pueda. Llevar a cabo acciones decisivas es mejor que ignorar los problemas y las tensiones, y desear que desaparezcan.

como desarrollar la resiliencia

6.- Busque oportunidades para descubrirse a sí mismo

Muchas veces como resultado de su lucha contra la adversidad, las personas pueden aprender algo sobre sí mismas y sentir que han crecido de alguna forma a nivel personal. Muchas personas que han experimentado tragedias y situaciones difíciles, han expresado tener mejoría en el manejo de sus relaciones personales, un incremento en la fuerza personal aun cuando se sienten vulnerables, la sensación de que su autoestima ha mejorado, una espiritualidad más desarrollada y una mayor apreciación de la vida.

7.- Cultive una visión positiva de sí mismo

Desarrollar la confianza, seguridad en su capacidad para resolver problemas y confiar en sus instintos, ayuda a construir la resiliencia.

8.- Mantenga las cosas en perspectiva

Aun cuando se enfrente a eventos muy dolorosos, trate de considerar la situación que le causa tensión en un contexto más amplio, y mantenga una perspectiva a largo plazo. Evite agrandar el evento fuera de su proporción.

9.- Nunca pierda la esperanza

Una visión optimista le permite esperar que ocurran cosas buenas en su vida. Trate de visualizar lo que quiere en vez de preocuparse por lo que teme.

10.- Cuide de sí mismo

Preste atención a sus necesidades y deseos. Intereses en actividades que disfrute y encuentre relajantes. Ejercítese regularmente. Cuidar de si mismo le ayuda a mantener su mente y cuerpo listos para enfrentarse a situaciones que requieren resiliencia.

Finalmente, la clave de la resiliencia es saber que debemos evitar que nos consuma el pesimismo y  la visión de que no podremos salir adelante, sumidos en el malestar no hace que nuestra vida  mejore o cambie al contrario empeora. Es tu elección poder darle otro significado e interpretación a tu vida y poder seguir avanzando, del mismo modo debemos tomar en cuenta que esto toma tiempo y practica no nacerá de la noche a la mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here