La sobredosis: Consecuencias que tiene la adicción a las drogas

0
170
consecuencias de la sobredosis

Según datos oficiales de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para el año 2014 se estimaba que 182 millones de personas ya consumieran marihuana en el mundo. Incluso en la actualidad en la argentina casi el 12% de los estudiantes de nivel medio consumió marihuana en el año previo, de acuerdo con la última encuesta oficial realizada en el país.

Los expertos del Observatorio Argentino de Drogas, han visto un incremento en estas cifras desde el año 2009, teniendo en cuenta que cerca del 79% de los estudiantes argentinos que probaron alguna vez en su vida marihuana continúa consumiendo de manera ocasional o frecuente. Es allí donde surge una de las grandes interrogantes que nos hacemos hoy en dia, ¿Es inofensivo el consumo de drogas o puede tener efectos nocivos en la salud de jóvenes y adultos?

Sobredosis

¿Que es la adicción de drogas y cómo se diferencia de la sobredosis?

La adicción a las drogas, que también se conoce como “trastorno por consumo de sustancias”, es una enfermedad que afecta el cerebro y el comportamiento de una persona, y produce incapacidad de controlar el consumo de medicamentos o drogas legales o ilegales, un ejemplo claro de ellos pueden ser: el alcohol, la marihuana y la nicotina que a pesar de que tienen efectos nocivos para la salud la persona no puede dejar de consumirlo.

Teniendo en cuenta esto, la sobredosis se va a producir cuando existe una dosis excesiva de un medicamento o de una sustancia adictiva en el organismo. La administración de cualquier medicamento en una dosis superior a lo prescrito o a lo habitual puede generar efectos graves, tales como la intoxicación, la pérdida de la conciencia, un colapso del sistema nervioso y, en último extremo, la muerte

¿Qué conlleva a que una persona se vuelva adicta a las drogas?

El inicio de la adicción de las drogas puede empezar como un consumo experimental ya sea como tratamiento médico para aliviar un síntoma específico o como una droga creativa en situaciones sociales, que a medida que el consumo se vuelva más frecuente va a generar la dependencia de esta sustancia

El riesgo de adicción y la rapidez con que te vuelves adicto van a variar según la droga. Los mas frecuentes y que tienen mayor efecto de adicción son los analgesicos opioides, recordando que la marihuana y la heroína tienen estos mismos efectos en el cerebro, como explicaremos más adelante

Entonces, con el paso del tiempo, la persona va a necesitar dosis mayores de la droga para sentir los mismos efectos que de cuando empezó, incluso solo para sentirte bien. A medida que aumenta tu consumo de la droga, encontrarás que es cada vez más difícil vivir sin ella. Los intentos por suspender el consumo de la droga pueden causar deseos intensos de consumirla y hacerte sentir físicamente enfermo (síntomas de abstinencia), lo que es el sintoma caracteristico de una persona codependiente o adicta.

¿Qué efectos tiene las drogas en el organismo para que una persona se haga adicta?

En condiciones normales, el organismo humano contiene sustancias químicas que se presentan naturalmente llamadas neurotransmisores, los cuales se adhieren a los receptores en el cuerpo y el cerebro que regulan el dolor llamados receptores mu (rom), donde liberan hormonas y dan la sensación de bienestar y placer.

Entonces, luego que una persona consume la droga, esta va a ingresar al torrente sanguíneo y llegar al cerebro adhiriéndose a estos mismos receptores opioides mu (ROM), cuando los ROM son activados en el centro como modo de recompensa del cerebro, este va a liberar el neurotransmisor llamado dopamina.

Las activación constante de los receptores opioides junto con la liberación de dopamina, es lo que va a llevar a la persona a la dependencia de la sustancia, ya que al no tener la sustancia en el organismo en el organismo,el cerebro enviará una y otra vez señales para que la persona tenga la necesidad de saciar este deseo.

¿Cuáles son las consecuencias de la sobredosis?

Una vez que la sustancia ingresa al cerebro, esta se convierte en morfina y se adhiere rápidamente a los receptores opioides mu (ROM) teniendo un efecto placentero del dolor, como lo mencionamos en el párrafo anterior.

La intensidad de la oleada de euforia es una función de cuánta droga se consume y con qué rapidez la droga ingresa al cerebro y se fija a los receptores opioides, a menudo suele estar acompañada por un enrojecimiento cálido de la piel, sequedad bucal y sensación de pesadez en las extremidades.  

Luego de los efectos iniciales, la persona normalmente se siente somnolienta durante varias horas y sus funciones mentales están nubladas, posteriormente la función cardíaca se vuelve más lenta y también se reduce grandemente el ritmo de la respiración haciéndose tan lenta que puede llevar a un estado de coma y causar daño cerebral permanente.

¿Cómo puedo saber cuando una persona está drogada?

Es importante que sepas, que hay drogas que pueden tener tanto efectos sedantes como estimulantes, los cuales se pueden expresar de la siguiente manera:

Sedativos Estimulantes
1. la cara blanca y húmeda

2. uñas y labios volviendo azules

3. despierta pero no puede hablar

4. respiración lenta, áspera, y superficial (menos de 12 respiraciones por minuto)

5. el cuerpo está fláccido

6. no responde a estimulo externo

7. vomitando, roncando o gargareando

8. pérdida de conciencia

1. presión en el pecho, dificultad para respirar

2. dolor de la cabeza, zumbido, o timbre en los oídos

3. mucho sudor o falta de sudor

4. pulso acelerado

5. náusea o vómito

6. calambres musculares

7. ataques o convulsiones

8. inhabilidad para orinar

9. pupilas exageradamente grandes

10. pérdida de conciencia

La muerte por sobredosis generalmente sucede cuando la persona tiene mucho tiempo sin asistencia médica, es por ello que si llegas a observar a una persona con sobredosis lo lleves cuanto antes al centro de salud más cercano.

¿Cómo debo actuar ante una persona con sobredosis?

1. Si la persona está todavía consciente:

Hazle caminar, habla con el/ella, no le dejes dormir, y observar la respiración.

2. Si la persona no está consciente:

  • Repite su nombre para despertarla
  • Si sigue sin responder, intenta un estímulo doloroso como pellizcando el oído o frota su pecho con los nudillos
  • Observa la respiración. Si está respirando mantenla en la posición de recuperación.
  • Si no está respirando y no tiene pulso, lo más probable es que haya caído en paro por lo que llama inmediatamente a emergencia e inicia las compresiones torácicas.
  • Sigue con las compresiones hasta cuando ya no puedas o que lleguen los paramédicos.
  • Es crucial hacer las compresiones torácicas mientras espera la ambulancia para que los paramédicos tengan mayores probabilidades de revivir a la persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here