Los 8 problemas sexuales más comunes en hombres y mujeres

0
514
problemas sexuales

La salud sexual es muy importante en la vida tanto de hombres y mujeres sin importar su edad, estado civil u orientación sexual por ello los problemas sexuales afectan a esta, ocasionando que no puedan disfrutar de una forma saludable y placentera del sexo. 

La mayoría de las personas han experimentado problemas sexuales en algún momento de sus vidas y tener problemas con su vida sexual puede ser muy molesto, ya que muchos implican dolor, dificultad para alcanzar el orgasmo o para mantener la excitación sexual. Padecer de algún tipo de estos problemas es una experiencia compleja y no solo va afectar a la persona sino también a su pareja.

Muchos de estos problemas pueden ser tratados, pero aun en estos tiempos tanto hombre como mujeres les cuesta dar el paso y acudir a un especialista, muchas veces por el que dirán o por la vergüenza o el miedo que sienten. A continuación te explicaremos sobre los problemas sexuales más comunes y si te identificas con alguno es importante que puedas acudir a un medico de tu confianza o un sexólogo.

¿Qué se entiende por problemas sexuales?

Cuando hablamos de problemas sexuales nos referimos a las disfunciones, que según el Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, se caracterizan por una alteración del deseo sexual, por cambios psicofisiológicos en el ciclo de la respuesta sexual y por la provocación de malestar y problemas interpersonales.

Los problemas sexuales comprenden:

  • Los trastornos del deseo sexual: Deseo sexual hipoactivo, trastorno por aversión al sexo.
  • Disfunción de la excitación sexual: Trastorno de la excitación sexual en la mujer, trastorno de la erección en el varón.
  • Trastornos del orgasmo: Disfunción orgásmica femenina, disfunción orgásmica masculina, eyaculación precoz.
  • Problemas sexuales por dolor: Dispareunia y vaginismo.

Las personas que viven este tipo de problemas sexuales no pueden disfrutar plenamente del sexo, afectando su calidad de vida, también puede ser síntoma de otro problema médico o psicológico. Cualquier disfunción sexual que se considere un problema y este interfiriendo en su salud sexual, problemas de autoestima, relación de pareja debe ser tomado en serio y ser evaluada por un especialista.

Los principales problemas sexuales

Entre las disfunciones o problemas sexuales en hombres y mujeres más comunes se encuentran:

1. Trastorno del deseo sexual

La falta de interés en el deseo es la ausencia o deficiencia de fantasías sexuales y de deseos de actividad sexual, es un problema frecuente en ambos sexos, siendo más frecuente en las mujeres. Este desinterés también, incluye la masturbación.

Generalmente, estas personas no inician casi nunca la relación sexual y sólo la llevan a cabo a regañadientes, cuando es la pareja quien lo decide. La disminución del deseo sexual de un miembro de la pareja puede reflejar un aumento excesivo del deseo sexual del otro miembro.

Entre sus causas tenemos el factor psicológico y no se origina por enfermedad médica ni  por los efectos fisiológicos sustancias. En la mayoría de los casos los problemas de pareja, otros problemas sexuales como disfunción eréctil o vaginismo, la depresión, ansiedad, el estrés, cansancio o la monotonía pueden hacer que la mujer o el hombre no sienta interés o deseo por el sexo entre otros.

2. Trastorno por aversión al sexo

La aversión al sexo conocido como rechazo sexual persistente, en la que se experimenta un aborrecimiento constante o recurrente a cualquier tipo de contacto sexual. Las personas que la sufren manifiestan una clara aversión hacia el sexo, lo que les lleva a evitar los contactos sexuales, sobre todo genitales, con otra persona.

Del mismo modo, este trastorno primero genera respulsión, altos niveles de ansiedad y estados de pánico en la persona la cual los experimenta ante la posibilidad de cualquier tipo de actividad sexual. Algunos individuos muestran repulsión por todos los estímulos de tipo sexual, incluso los besos y los contactos superficiales.

3. Disfunción eréctil

Es la incapacidad que tiene el hombre para lograr y/o mantener la erección del pene tras la estimulación sexual. Se trata de uno de los trastornos más comunes en los hombres y el más temido por ellos, afectando principalmente su autoestima y en su relación de pareja.

Generalmente este problema tiene una causa física, como una enfermedad, lesión o efectos secundarios de ciertos fármacos. Sin embrago, la ansiedad de ejecución es un de los orígenes psicológicos que pueden provocar esta limitación sexual y que convierte este problema en un círculo vicioso del que cuesta salir.

4. Trastorno en la excitación sexual en la mujer

Es la incapacidad persistente de experimentar cambios fisiológicos durante la excitación sexual, es decir, obtener o mantener la lubricación propia en la actividad sexual. Asimismo, puede darse una tensión muscular, aceleración de los latidos del corazón durante el acto.

Su principal causa es el factor psicológico ya que es originado por el miedo, de fracasar sexualmente y la ansiedad que este miedo provoca.

5. Vaginismo

Es un problema sexual femenina que se caracteriza por la contracción involuntaria, para lograr conseguir la penetración vaginal esto es ocasionado por la contracción de los músculos que rodean a la vagina esto se da frente a la introducción del pene, los dedos, los tampones incluso los espéculos.

Esta contracción se da por un espasmo reflejo ya que viene dado por pensamientos y sensaciones de peligro. La ansiedad que deriva de esta situación causa una respuesta de tensión que imposibilita la relajación de la musculatura vaginal. Las mujeres que lo viven sí pueden disfrutar de juegos sexuales, sexo oral entre otros. Asimismo, pueden alcanzar el orgasmo a través de conductas sexuales que no incluyan penetración.

6. Eyaculación precoz

7. Anorgasmia

Es uno de los problemas sexuales más frecuentes en las mujeres que en los hombres. Es la incapacidad o dificultad de poder llegar al orgasmo durante una actividad sexual. En este momento tienden a predominar los factores psicológicos frente a los orgánicos.

Se relaciona con la ansiedad, depresión, mitos o prejuicios sobre la sexualidad. Asimismo con actitudes aprendidas y creencias religiosas.

8. Trastorno por dolor

Esta condición consiste en el dolor genital persistente y recurrente durante el coito o después de la penetración, la erección o la eyaculación, y pueden sufrirlo tanto hombres como mujeres, aunque es más frecuente en mujeres. A pesar de que normalmente se produce durante éste, puede también aparecer antes o después de la relación sexual. Del mismo modo suele traer problemas de vaginismo.

EROTOFOBIA FOBIA FOBIAS EROTICO SEXO SEXUALIDAD MIEDO DE TENER RELACIONES SEXUALES

Para concluir, la mayoría de los problemas sexuales tiene un origen psicológico. Las causas físicas pueden incluir enfermedades como diabetes, insuficiencia cardíaca, trastornos nerviosos o problemas hormonales. Algunas drogas también pueden afectar el deseo y la función. Asimismo, para muchas mujeres  el problema es resultado de traumas sexuales en el pasado.

Las causas psicológicas se pueden tratar efectivamente con un terapeuta o un sexólogo, si estos problemas persisten durante algunos meses y genera mucho malestar emocional tanto para usted como su pareja es necesario buscar la ayuda. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here