Madres solteras: ¿Cómo afrontar esta situación?

0
259
Madres solteras

Ser madres es una de las etapas más maravillosas, siendo una misión fascinante que deben enfrentar diariamente las mujeres. Ahora son muchos los padres y madres que llevan la crianza de sus hijos solos ya sea por el abandono de la pareja, el divorcio, o la muerte de alguno de los progenitores. El hecho es que ser madre soltera tiene consigo grandes desafíos y es una experiencia compleja pero se convierte en lo mejor de nuestras vidas.

En la actualidad las madres solteras tienen un gran coraje, amor y valor mostrando así al mundo que son capaces de luchar por una vida mejor y para que sus hijos se sientan queridos y no les falte de nada.

¿Qué es ser madre soltera en la actualidad?

Anteriormente ser madre soltera era mal visto y muchas mujeres temían encontrarse solas llevando la batuta de la familia. Ya hoy en día, la madre soltera es visto como un tipo de familia monoparental. En donde las madres se quedan solas con su hijo o hijos, por viudez, abandono, divorcio o por elección entonces, aquí es cuando la madre debe asumir el rol y llevar así consigo la crianza sola de los hijos.

Muchas veces las madres solteras cuentan con el apoyo de los abuelos o padres para llevar la educación de los niños. Por otro lado pueden ser madres adolescentes que vivan con su hijo y abuelos. Existen muchos motivos por los cuales las madres llevan solas la crianza de los hijos y muchas veces no es elegida voluntariamente. Momento ante el cual, solo los valientes y quienes entienden de responsabilidad y de amor sabio y digno, lo afrontan, y no por obligación sino por sentido deseo, ilusión y felicidad.

También te puede interesar: “¿Cómo afrontar la crianza del hijo cuando solo esta papá o mamá?”. 

Tipos de madres solteras 

Cuando hablamos de tipos de madres solteras, es necesario acotar que como tal no existe una clasificación que enumere esta hermosa labor sino que hay características de la personalidad que son muchas y diferente en cada madre de la cual vamos a mencionar las siguientes:

1.-  Madre controladora

En este tipo de madre se rige por la obsesión y el control en la que realmente se agota ella y agota a los demás. Trata de solucionarlo todo, vigila todo lo que hace el hijo desde la ropa, comida y amistades afectando en la autonomía del hijo. Su manera de manifestar su amor es mediante la sobreprotección.

2. Madre perfeccionista

Las madres siempre van a querer que sus hijos sean los mejores con ello se puede llegar a la sobre exigencia. Este afán de que sean perfectos o ser mejores, cuando es excesivo, puede conducir al fracaso o a la decepción. Es deseable estimular a los hijos y ayudarles a vencer sus dificultades. Lo malo es cuando les pedimos demasiado.

madres solteras por elección

Las mamás perfeccionistas en vez de enfocarse en los resultados se debe apreciar el proceso, flexibilizar la mirada para contemplar a sus hijos como son, no como quisiéramos que fueran; respetar sus intereses, habilidades y limitaciones, tomando cada logro como un motivo de celebración y cada fracaso como una oportunidad para aprender a hacer las cosas de una manera diferente.

3. Madre compañera y cómplice

Es la madre que quiere ser la mejor amiga de sus hijos. Esta mamá tiene que tomar conciencia de que los adolescentes necesitan compararse con un modelo distinto a ellos, más adulto, más sabio, capaz de guiarlos y protegerlos, que no es lo que obtienen cuando actuamos como sus pares.

De este modo la madre más que ser la amiga que complace y acepta todo es colocar límites, ya que a veces ser madres es estar ahí para que los hijos se peleen con nosotras, para que nos discutan ya que no siempre les vamos a gustar.

4. Madre que compite

Vivimos en una cultura obsesionada con la juventud y la belleza. No es extraño, por tanto, que los temas del cuerpo y la edad puedan llegar a convertirse en una especie de lucha entre madres e hijas. Un problema añadido es que no nos permitimos tener “envidia” de nuestras hijas, de sus cuerpos tonificados y sus pieles perfectas. Entonces aparece la culpa y ocultamos y negamos estos pensamientos perturbadores.

5. Madre que se apropia de su hijo/a

Para esta madre, todo lo que le pasa a su hijo es de ella. No existe para ella límites entre sí y le cuesta reconocer que el hijo es otra persona independiente a ella. Para los hijos, esto puede ser muy perturbador. Cuando nos apropiamos de lo que les sucede a nuestros hijos estamos robándoles su derecho a sentir sus propias emociones y entorpeciendo su capacidad de desplegar sus propios recursos.

6.- Madres tóxicas

Las madres tóxicas que muchas veces pueden serlo voluntaria o involuntaria y que, llevados por el amor o el propio interés, transforman la educación de los hijos o hijo en un calvario, pueden dejar una marca en las personas criadas por ellas.

Se trata de personas que establecen un vínculo negativo con sus hijos o hijas, hasta el punto de hacer que acciones que en principio pueden fundamentarse en el amor y el afecto se transformen en una correa que limita la libertad y el bienestar del prójimo. Para saber más características de las madres tóxicas puedes consultar el artículo: “Madres tóxicas: 9 características que las describen”.

7.- Madres negligente

En este caso se da cuando las madres muestran, desinterés, abandono, apatía o la indolencia que a veces nos lleva a descuidar el bienestar y el bien superior del niño y la niña. Asimismo, es considerada una forma de maltrato infantil aunque muchas madres no lo hagan de manera voluntaria, hay otras que si.

Esto priva a los niños y niñas del cuidado, protección y afecto que deben recibir de los adultos responsables que le rodean para un óptimo desarrollo integral.

8.- Madres democráticas

En este tipo de madre se encuentra el afecto y los limites, se puede decir que tiene un equilibrio, del mismo modo que toma tiempo para compartir con sus hijos y busca entablar un vinculo positivo. Al mismo tiempo establece responsabilidad y disciplina sin confundir con sobrepasar la confianza. El cariño y la comunicación son su principal característica.

También te puede interesar el artículo: “Madres solteras por elección: Las mujeres que deciden ser mamá en solitario”. 

Desafíos que experimentan las madres solteras 

La educación de un niño puede ser difícil en cualquier circunstancia. Estar sin pareja hace que se complique y sea para muchas un obstáculo, aun así no determina la crianza de los niños. Como madre soltera, tal vez, tengas la responsabilidad exclusiva en todos los aspectos del cuidado diario del niño o niños.

Ser madre soltera puede suponer tener más presión, estrés y fatiga. Si estás demasiado cansado o distraído para brindar apoyo emocional o para ser constante en las medidas disciplinarias de tu hijo, pueden surgir problemas de comportamiento. A veces, por tratar de llenar los vacíos y cubrir todas las necesidades hace que sea todo un reto para las madres poder lograr todo.

Las familias con una madre soltera generalmente tienen menos ingresos y menos acceso a la atención médica. Hacer malabares entre el trabajo y el cuidado de un niño puede ser difícil desde el punto de vista financiero y puede generar aislamiento social. Es probable que te preocupes por el hecho de que tu hijo no tiene un modelo paternal o maternal para seguir.

Consejos para afrontar las situaciones difíciles 

A continuación, te presentamos algunos consejos dirigidos a las madres solteras que servirán de gran ayuda a la hora de educar a sus hijos y a poder enfrentar los diversos problemas a los que se ven sometidas.
  • Expresa tu amor 

Recuerda elogiar a tu hijo. Brindarle tu amor y tu apoyo incondicional. Reserva un tiempo todos los días para jugar, leer o simplemente sentarte con tu hijo. Del mismo modo, ayúdale en su crecimiento y desarrollo físico, emocional. Asimismo, se un ejemplo, nadie mejor que tú para poder ofrecerle la educación y el modelo a seguir, por ello es importante que constantemente se comuniquen hablen y expresen sus sentimientos.

  • Mantenga una rutina diaria 

Ayudara y mucho el poder tener una guía o una estructura de horarios, las comidas, los quehaceres, las horas para acostarse a dormir de modo que sus hijos sepan qué esperar cada día. Una rutina les dará mayor sensación de seguridad.

  • Busca una opción confiable para el cuidado de los niños

Un buen cuidado infantil es importante para el bienestar y seguridad de sus hijo o hijos del mismo modo, que le dará mayor tranquilidad. Por ello se requiere buscar un cuidador capacitado. Puede ser una de las tareas más difíciles dado a que nadie sera mejor que usted.

pasar tiempo con los hijos

Por otro lado, es esencial no dejar solos en casa a los niños y tampoco dejar la tarea de cuidar a los niños más pequeños en manos de los hermanos o hermanas mayores. Los niños deben ser cuidados por un adulto con historial de experiencia en el cuidado infantil.

  • Establece límites y mantenga una disciplina

Explica las reglas de la casa y tus expectativas respecto del niño siempre hablando de manera respetuosa y exige que se cumplan. Ponte de acuerdo con las otras personas encargadas del cuidado de tu hijo para que las medidas de disciplina sean constantes. Cuando el niño demuestre que está listo para asumir una responsabilidad mayor, considera la posibilidad de revaluar algunos límites, como la cantidad de tiempo que tu hijo pasa frente a una pantalla.

  • No te sientas culpable

No te culpes a ti mismo ni malcríes a tu hijo para compensar el hecho de no tener a su padre al lado.

  • Tome tiempo para usted y para cuidarse

El ser madre soltera y ser la única persona a cargo de la familia necesitara de un tiempo para usted y cuidarse y esto no significa que no pueda tener una vida de adulto. Consiga una niñera y disfrute de un tiempo a solas o con amigos. Haga cosas que le gusten. Vaya a un cine o busque un pasatiempo.

Incorpórese a una actividad física, lleva una alimentación saludable y duerme bien. Organízate para hacer actividades solo o con amigos. Date un respiro y organízate para que alguien cuide a tu hijo al menos unas horas a la semana.

  • Apóyate en los demás

Una buena idea es organizarte con otros padres y turnarse para llevar los niños a la escuela. Únete a un grupo de apoyo para padres solteros o solicita servicios sociales. Pide ayuda a tus seres queridos, amigos y vecinos. Las comunidades religiosas también pueden brindar recursos útiles.

  • Mantente positivo

Tenga en cuenta que a sus hijos les afectará su estado de ánimo y su actitud. Por ello si esta pasando un mal momento, puedes ser sincero con tu hijo o hijos, pero recuérdela que las cosas mejorarán. Asigna al niño un nivel de responsabilidad adecuado para su edad en lugar de esperar que se comporte como un pequeño adulto. No pierdas el sentido del humor al afrontar los desafíos cotidianos.

Tanto en familias con ambos padres en el hogar como una familia monoparental, se necesita establecer un modelo de respeto hacia uno mismo y establecer un sistema de apoyo en la familia. Las madres solteras pueden criar a hijos sanos, equilibrados y felices sin problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here