Niño tímido: ¿Cómo puedo ayudarlo?

0
243
NIÑO TIMIDO TIMIDEZ COMO AYUDAR A UN NIÑO TIMIDO TÍMIDO

Cuando decimos “niño tímido” seguramente se nos es bastante fácil evocar a un pequeño con estas características a nuestra mente: Es aquel niño o niña que baja la mirada cuando tiene contacto con algún desconocido, recurren a los padres ante cualquier estímulo que les cause temor, son silenciosos y de pocas palabras.

Definitivamente no es sencillo lograr que un niño tímido confíe en nosotros y nos permita ingresar a su mundo. Para comunicarnos con ellos es necesario que creemos un ambiente de confianza. Que le garantice que no habrá posibilidad de agresión, tiempo y dedicación.

Es importante resaltar que todos los niños y adultos en un momento podemos llegar a experimentar o actuar con timidez. Debido a que tal vez no existen las condiciones necesarias en un determinado momento para sentirnos confiados de actuar. Podemos hablar de timidez cuando las dificultades para la socialización son permanentes.

¿Qué causa la timidez en los niños?

  • La timidez en los más pequeños puede causarse por:
  • La sobreprotección.
  • Educación exigente y rígida.
  • Crianza autoritaria sin posibilidad para escuchar la opinión o necesidades del niño.

¿Cómo se siente un niño tímido?

Los niños tímidos experimentan temor, angustia y un bloqueo al momento de relacionarse con otros niños o adultos desconocidos, posiblemente por experiencias previas donde experimentó rechazo, invalidación o agresividad.

Si bien es adecuado que los niños puedan mantener una actitud de cautela ante personas desconocidas, debido a la agresividad que se puede observar en la actualidad; cuando esta actitud se mantiene en contextos donde esto no es necesario, puede afectar el desarrollo y la normal socialización del niño.

Los niños tímidos empiezan a sentir que es mejor alejarse de los demás. Se aíslan y no tienen con quien compartir sus emociones. Además, al demostrar una actitud pasiva hacia los demás, se convierten en blanco de bullying y discriminación por parte de sus pares.

¿Cómo ayudar a un niño tímido?

Aquí es muy importante el apoyo de familiar y las relaciones que mantiene la misma con sus pares. Por ejemplo, si el niño observa que sus padres reciben con una actitud hostil o de suspicacia a sus visitas o por otro lado, no socializan con extraños, el niño no podrá observar habilidades de socialización y asumirá que es mejor evitar relacionarse con los demás. Por ello, es necesario que los padres fomenten un ambiente donde las reuniones con familiares sean usuales. Para que el niño pueda exponerse a la posibilidad de entablar contacto con los demás y poner en práctica sus habilidades sociales.

Sobre el estilo de crianza

Por otro lado, como lo habíamos mencionado anteriormente, los niños presentan timidez porque posiblemente han experimentado situaciones sociales en las que han recibido rechazo o agresividad. Por ello, es necesario que los padres puedan analizar el estilo de crianza que utilizan. Es posible que se emplee un estilo de crianza autoritario y que por lo tanto no se le dé espacio o posibilidad al niño para expresar su necesidad y que cuando intente hacerlo se le sancione. En caso de identificar estos patrones de crianza, es necesario que los padres puedan desarrollar una comunicación asertiva con sus hijos para poder emplear un estilo de crianza democrático y facilitarle la práctica de habilidades sociales.

De la misma forma, si el niño es sobre protegido, si bien la intención de los padres es positiva. Se ha comprobado que esto causa mayor daño o consecuencias negativas que positivas. Cuando el niño es sobreprotegido, adquiere la idea de que no podrá afrontar el mundo que lo rodea, que no tiene las habilidades suficientes. Por consiguiente, sentirá mayor inseguridad y como medida de solución optará por aislarse y evita toda interacción con sus pares. En éste caso, los padres deben recordar que su pequeño se convertirá en adulto un día. Y que su rol como padres es brindarle los aprendizajes y habilidades necesarias para que cuando su adultez llegue y deba conducirse de manera autónoma, pueda valerse por sí mismo gracias a todas las experiencias que sus padres le permitieron afrontar con los aprendizajes que le brindaron, mas no sobreprotegiéndolo.

¿Es posible ayudar a un niño para superar la timidez?

Claro que sí, modificar la conducta de un niño tímido es posible. El principal ingrediente para empezar a cambiar éstas conductas es el afecto y creer en ellos. No hay manera de empoderar a un niño, adulto, en fin, ser humano, que confiando en él. Al mirarlo como alguien capaz de afrontar el mundo, dejarlo actuar con sus propios recursos y reconocer cada paso dado por más pequeño que sea, conseguimos alentar al niño hasta el punto de lograr que ponga en práctica sus habilidades sociales y pueda empezar a relacionarse adecuadamente.

Por naturaleza todos los seres humanos somos seres sociales. Los niños tímidos también pueden hacerlo, sólo que como cualquier habilidad, si no se pone en práctica, empezamos a olvidarla. Por lo tanto, al brindar afecto, validar al niño, modificar los estilos de crianza y exponer al niño a situaciones de socialización, poco a poco se logrará que recupere la seguridad y las habilidades sociales naturales en él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here