Pesadillas Nocturnas en los Niños: Causas y qué hacer al respecto

0
136
INSOMNIO QUE ES EL INSOMNIO COMO SUPERAR EL INSOMNIO

Sara relató en consulta que estaba angustiada por el comportamiento de Ariana en las noches. Durante el sueño, Ariana emite quejidos y llora, despertando muy asustada y con con dificultad para reconocer que la pesadilla terminó a pesar de que su padre y su madre se acercan para calmarla, asustados por sus quejidos nocturnos.

Las pesadillas nocturnas son frecuentes y se dan entre el 10% y 50% de los niños de entre 4 a 7 años de edad. Los padres pueden angustiarse debido a que durante el sueño los niños no pueden reconocer que esta situación no es real. Y pueden sentirse muy asustados al punto de gritar, llorar e incluso moverse intensamente durante la pesadilla nocturna, alertando a los padres.

Es importante mencionar que estas pesadillas nocturnas, a menos que produzca malestar clínico significativo, como mantener la creencia de que lo experimentado durante el sueño sea real y afecte el día a día del niño; la mayor parte de los casos puede ser superado con el paso de la edad.

¿Qué son las pesadillas nocturnas en los niños?

  • Las pesadillas nocturnas se evidencian a través de gritos, llantos, miedo intenso y expresión facial de miedo.
  • Como la pesadilla es profunda y despierta con dificultad, le es difícil diferenciar lo real de lo imaginario y causa mucho temor, en ocasiones puede relatar lo que soñó pero otras no puede recordar nada de lo soñado.
  • La pesadilla nocturna causa un despertar parcial dejando al niño desorientado y confundido.
  • La aparición de las pesadillas nocturnas es frecuente al rededor de los 4 a 10 años de edad.
  • Durante estos episodios el niño puede presentar sudor, taquicardia, etc.

¿Qué causan las pesadillas nocturnas en los niños?

  • Conflictos en el niño que se exteriorizan a través de la angustia en las pesadillas nocturnas.
  • Conflictos entre los padres, vivenciados por los niños.
  • Puede darse en niños que presentan un fuerte apego hacia sus figuras parentales. Posiblemente por sobre protección, que sienten dificultad para separarse de ellos al dormir en su propia habitación o al estar separado de ellos durante el sueño.
  • Esto es mas común en niños temerosos, tímidos, imaginativos y sugestionables.
  • Las pesadillas nocturnas son frecuentes en niños a los que no se les da la posibilidad de descargar energía, emociones o emitir opiniones, niños que se sienten sometidos a las presiones y demandas de sus padres, que generalmente pueden ser exigentes en el ámbito social y educativo.
  • Se da con frecuencia en niños que han pasado mucho tiempo durmiendo en
    la habitación de los padres, entonces la situación de separación simboliza el fin de la relación de dependencia y con ésta crisis las pesadillas nocturnas aparecen.
  • En niños con padres temerosos y sobreprotectores que trasmiten su angustia e inseguridad.
  • En niños que crecen dentro de hogares con relaciones disfuncionales y violentas.

¿Cómo aliviar las pesadillas nocturnas en los niños?

En primer lugar, debemos resaltar que una de las conclusiones mas importante es que las pesadillas nocturnas, además de ser parte del desarrollo, se intensifican debido a lo experimentado en el ambiente familiar o donde se desarrolle el niño. Este factor desempeña un papel importante para desencadenar sus miedos y angustias.

Principalmente son los padres los responsables de crear un ambiente adecuado que brinde la confianza y la tranquilidad necesaria para el niño.

Los niños necesitan sentirse amados. Es necesario que puedan sentirse apoyados y al mismo tiempo autónomos y capaces, no caer en la sobreprotección.

Acompañarlos pero poner límites, por ejemplo no permitir que continúen quedándose en la habitación de los padres explicándoles por qué es necesario que sea independiente y que es un acto de amor de parte de los padres para su futuro.

Puede ser que al momento de ir a dormir los niños puedan solicitar mantener una luz encendida o dormir con un objeto especial para ellos como por ejemplo un osito de peluche. Si éstos factores posibilitan el avance de los pequeños para obtener mayor confianza y regular la situación de las pesadillas nocturnas, se puede recurrir a estas técnicas.

Ésta situación de transición tiene gran importancia para el desarrollo normal del pequeño y como todo proceso toma tiempo.

Es necesario que los padres, basados en las posibles causas expuestas en este artículo, puedan identificar cuáles son los posibles factores desencadenantes en su situación particular y puedan realizar los cambios necesarios para garantizar la tranquilidad del niño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here