Las lágrimas hablan por si solas: ¿Por qué tengo ganas de llorar?

0
482
por que lloramos

Todos desde que nacemos lloramos, hasta en la adultez. Esto surge cuando sentimos cierta tensión interna, un nudo en la garganta, se nos humedecen los ojos y luego solo comenzamos a llorar. 

El mecanismo y los motivos del llanto evolucionan con el paso de los años y a pesar de que muchas veces no se ve de buena manera el llorar, incluso puede ser incómodo o sinónimo de tristeza, realmente las lágrimas traen consigo un gran beneficio que es mantener la buena salud de nuestros ojo adicional de traer un alivio emocional sea por estar feliz o triste.

Asimismo, todos en alguna oportunidad hemos llorado sin razón o por lo menos no siendo conscientes del por qué. Ahora bien, te preguntarás ¿Por qué tengo ganas de llorar? en Hoy aprendí te contaremos los motivos.

¿Por qué lloramos?

Durante muchos siglos los científicos han intentado encontrar respuesta a este interrogante en donde el científico Niels Stensen descubrió que las lágrimas se originan en la glándula lagrimal de la cual tenemos tres clases de lágrimas:  las basales, las reflejas y las emocionales.

Las lágrimas emocionales son producidas por factores biológicos, fisiológicos y sociales. Se consideran que este tipo de llanto es desencadenada por sentimientos intensos como la felicidad y la tristeza, son exclusivas de los humanos. A lo largo de nuestra vida aprendemos a llorar como mecanismo para liberar tensión emocional: llorar de pena, alegría o rabia entre otros.

A veces las lágrimas surgen de la nada, sin embargo, cuando estamos llorando surge una emoción en la persona en donde siente una sensación en el pecho, como de ahogo, dificultades para respirar, en todo este proceso el cerebro comienza a generar atención activando la amígdala, hipotálamo, prefrontal, ínsula, de tal manera que se añade a dicha energía las emociones y el conocimiento tras el malestar.

¿Qué función tiene llorar?

El llanto tiene un papel importante en nuestra mente siendo muy beneficiosa, según estudios señalan que en una gran cantidad de casos el hecho de llorar nos lleva a aliviar nuestro estado emocional, ya que al permitir expresar nuestras emociones se derriba esa energía, tensión de tristeza profunda.

Esto ayuda a reducir el aumento del nivel de energía que generan emociones intensas como la tristeza o la rabia, de manera que el cuerpo se relaja y vuelve a un estado más  tranquilo. Las lágrimas cuando son emocionales ayudan a eliminar manganeso, prolactina y cloruro de potasio, a la par que endorfinas y sustancias analgésicas.

De este modo, derramar lágrimas cuenta con una función social adaptativa muy importante, cuando vemos a otros llorando sabemos que pueden necesitar ayuda o un trato diferente al habitual. Generando así empatía aunque no siempre sea así. También suele reducir la agresividad y hostilidad de otras personas, además de disminuir el deseo sexual hacia ellas.

Por otro lado las lágrimas basales, sirven para limpiar y lubricar el ojo al mismo tiempo que ayudan a los ojos de irritaciones y de bacterias. 

¿Las mujeres son más propensas a llorar?

Existen factores que pueden hacer que entre mujeres y hombres haya una diferencia con respecto al llanto en donde se llega a la conclusión según estudios, las mujeres lloran más que los hombres.

A nivel fisiológico puede haber otra razón en donde las mujeres lloran más que los hombres y es que la testosterona puede inhibir el llanto, mientras que la hormona prolactina puede promoverla que es la que se observa más en la mujer. Pero el deseo de llorar no es toda la naturaleza.

Motivos por los cuales lloramos 

Existen muchos motivos por los cuales una persona siente ganas de llorar incluso sin saber ni estar consciente siendo necesario buscar dentro de ti mismo qué situaciones o hechos han desencadenado el llanto. De igual manera, podemos encontrar tanto elementos emocionales como físicos.

 Algunos de los motivos son: 

1. Situaciones estresantes o hechos traumáticos

Una de las principales causas de que nos entren ganas de llorar y probablemente la más conocida de todas pasa por el hecho de haber sufrido algún tipo de suceso traumático o doloroso. La muerte de un ser querido o familia, la ruptura amorosa,  un despido o incluso problema de menor grado pero que también pueden provocarnos sufrimiento a nivel emocional como una discusión o no conseguir una meta u objetivo muy queridos.

2. Dolor físico

Cuando la persona sufre un accidente o algún tipo de lesión, golpe una fractura entre otros esta es uno de lo motivos que nos pueden hacer llorar, teniendo un proceso diferente y composición química distinta a las lágrimas emocionales.

3. Depresión

Existe otro de los motivos que está relacionado con los trastornos del estado de ánimo, en donde muchas veces la persona tiene ganas de llorar sin saber exactamente porqué y puede estar pasando por un episodio depresivo.

En este es persistente el estado de ánimo triste y hay una incapacidad de placer, de conciliar el sueño entre otros. En este estado no es extraño llorar, si bien también es posible que pese a tener ganas de llorar el sujeto no sea capaz de hacerlo.

4. Ansiedad y estrés

La ansiedad y el estrés  pueden desencadenar el llanto ya que nos podemos encontrar en situaciones de mucha tensión o de gran demanda, en este tipo de sucesos no tenemos suficientes recursos a veces para poder hacerles frente y por ello a veces el dolor o la angustia nos invade.

5. Rabia

Esta es otra de la razones que nos pueden llevar a llorar ya que sentir rabia por una situación de la cual no estemos de acuerdo puede que no podamos controlarlo y estallar en llanto.

6. Empatía

Muchas veces podemos llorar sin razón dado a que nos podemos identificar con el sufrimiento o dolor de otras personas. En ello influyen las llamadas neuronas espejo, que nos permiten captar las reacciones emocionales de los demás e incluso reproducirlas.

Esta situación no se da solo al observar a otra persona sufriendo, si no que también puede aparecer ante la visualización de situaciones que de vivir nosotros consideraríamos tristes, o cuando las vemos en películas o novelas.

8. Llorar cuando estamos felices

Cuando experimentamos una emoción de alegría extrema,  nuestro cuerpo a veces la interpreta como excesiva y nuestro sistema emocional como una pérdida de control, en estas circunstancias, el llanto ayuda a restaurar el equilibrio emocional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here