8 maneras de prevenir las complicaciones de la diabetes

0
596

La prevalencia de la diabetes tipo 1 y tipo 2 en el mundo no se conoce con exactitud, debido a que muchas veces las personas padecen la enfermedad y ni siquiera lo saben sino hasta que presentan algún sintoma característico de la enfermedad; pero lo que si se sabe es que su incidencia está aumentando rápidamente tanto en niños como en adolescentes, con un incremento anual calculado aproximadamente en un 3%.

El tipo de diabetes mas agresiva es la diabetes tipo 1, ya que la persona no cuenta con la capacidad de producir insulina para regular los niveles de glucosa en sangre, pudiendo conllevar a que las personas presente algunas complicaciones de la diabetes en un lapso de 15-30 años. La única manera de evitar las complicaciones que esta enfermedad trae consigo, es la de seguir un plan de tratamiento que conlleva un compromiso permanente, ten en cuenta que tu esfuerzo si vale la pena.

Es por ello que en el siguiente articulo de “Hoy Aprendí” te ofreceremos 10 formas de adoptar un rol activo en el cuidado de la diabetes y disfrutar de un futuro saludable.

¿Qué es la diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2?

La diabetes es una enfermedad en la que se presentan concentraciones elevadas de glucosa en sangre de manera persistente o crónica. Existen dos tipos fundamentales de diabetes: la Diabetes Mellitus tipo 1 (DM1) y la Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2). Estos dos tipos de diabetes se diferencian en las causas que las provocan, los síntomas, las características, el tratamiento, y la edad de las personas a las que afecta. Vamos a repasar cuáles son sus principales características y lo que distingue una de la otra:

La diabetes tipo 1:

Aunque la diabetes tipo 1 puede desarrollarse en adultos, se caracteriza porque tiene mayor incidencia entre los jóvenes y los niños. En este tipo de diabetes, el propio sistema inmunitario del paciente produce una destrucción de las células beta del páncreas, lo que origina una deficiencia total de insulina. La insulina es la hormona que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo.

No se puede prevenir la aparición de la diabetes tipo 1 y no se conocen las causas que la provocan. Se caracteriza por ser crónica, ya que una vez que ha aparecido, la enfermedad no remite y requiere llevar un tratamiento de por vida. Las personas diagnosticadas de diabetes tipo 1 han de administrarse inyecciones de insulina a diario o bien estar conectados a una bomba de insulina para poder llevar un control adecuado de sus niveles de azúcar en sangre.

La diabetes tipo 2 :

Aunque la diabetes tipo 2 puede afectar a personas de cualquier edad, incluso niños, se desarrolla con mayor frecuencia en personas adultas y mayores. La obesidad y una vida sedentaria son, entre otros,  algunos de los factores que pueden provocar este tipo de diabetes. La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 pueden producir insulina, pero no en las cantidades suficientes que el organismo necesita para su correcto funcionamiento.

En muchos casos, y en clara diferencia con la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 puede prevenirse si se mantienen unos hábitos de alimentación saludables y se combinan con una actividad física moderada.

¿Cuáles son las complicaciones agudas y crónicas de la diabetes mellitus?

Como ya lo mencionamos anteriormente las complicaciones de la diabetes va a verse favorecida en personas que no tengan un nivel controlado de azúcar en la sangre, y que incluyan hábitos tales como fumar, colesterol elevado, obesidad, hipertensión arterial y sedentarismo. Es por ello que las complicaciones de la diabetes se van a dividir en complicaciones agudas y crónicas, tales como:

1. COMPLICACIONES AGUDAS:

incluye la cetoacidosis diabética, el estado hiperosmolar, la hipoglucemia y el coma diabetico:

  • Cetoacidosis diabética

La cetoacidosis diabética es una complicación aguda y siempre tomada en cuenta como una emergencia medica, la cual requiere una atención médica inmediata. Esta ocurre cuando los niveles bajos de insulina ocasionan que el higado transforme ácidos grasos en cetonas para generar energía en forma de cuerpos cetonicos; estos no causan ningún problema si se producen periódicamente, pero cuando esta transformación es sostenida pueden disminuir el ph en la sangre, conllevando a sintomas tales como deshidratación, taquipnea y dolor abdominal, este último es común y generalmente muy intenso. El nivel de conciencia suele ser normal, este se puede ver alterado en una etapa tardía en donde se puede observar letargo, cuando se llega a una fase más avanzada, puede causar coma.

  • Estado hiperosmolar hiperglucémico o no cetósica

Es una grave complicación que comparte síntomas parecidos a la cetoacidosis, pero tiene un origen completamente diferente, al igual que su tratamiento. Una persona con muy altos niveles de glucosa en la sangre (considerado por arriba de los 300 mg/dl), ocasiona que constantemente elimine líquidos por la orina, teniendo como resultado un incremento en la osmolaridad de la sangre, entonces cuando estos fluidos no son reemplazados, (por vía intravenosa o por vía oral), el efecto osmótico de altos niveles de glucosa, combinados con la falta de agua, llevarán a un estado de deshidratación, acompañado de trastornos hidroeléctricos, letargo que puede evolucionar al coma. Esta condición es mas común en los pacientes diabeticos tipo 2

  • Hipoglucemia:

La hipoglucemia o los niveles anormalmente bajos de glucosa en la sangre, es una complicación aguda de varios tratamientos de diabetes, por lo general cuando el paciente se coloca la insulina intravenosa sin haber comido adecuadamente, lo que conlleva a que el se ponga agitado, sudoroso, débil y tenga afectacion del sistema nervioso central (debido a que el cerebro trabajo con glucosa) teniendo como resultado sensaciones semejantes al temor, pánico inmovilizante, alteracion de la conciencia o incluso pérdida en casos extremos, conduciendo a un coma, ataques epilepticos, daño cerebral o incluso la muerte.

  • Coma diabético:

Se denomina al coma diabético como una emergencia medica en la cual una persona que padece de diabetes mellitus cae en coma (inconsciente), como consecuencia de una de las complicaciones antes mencionadas. Se estima que del 2 al 15% de diabéticos sufrirán al menos un episodio de coma diabético durante su vida como resultado de una hipoglucemia severa.

2. COMPLICACIONES CRÓNICAS:

Los científicos han descrito que la elevación crónica de la glucosa en sangre, genera daño en vasos sanguíneos (angiopatía). Las células endoteliales que revisten a los vasos sanguíneos absorben más glucosa de lo normal, ya que no dependen de la insulina. Por lo tanto, generan más glicoproteínas de lo normal, y provocan que la membrana basal (capa que recubre las vasos sanguíneos) sea más gruesa y débil. En la diabetes, los problemas resultantes son “enfermedad microvascular” (debido a daño en vasos sanguíneos pequeños) y “enfermedad macrovascular” (debido a daño de arterias grandes). Los mas comunes tenemos:

Entre las microangiopatias (complicaciones microvasculares) tenemos:

  • Cardiomiopatía Diabética: Daño al músculo cardíaco, con consecuencia de una relajación dispareja y llenado de sangre al corazón (disfunción diastólica) y eventualmente falla del corazón; esta condición ocurre de manera independiente al daño ocasionado a los vasos sanguíneos conforme pasa el tiempo de altos niveles en glucosa sanguínea.
  • Nefropatía diabética: El daño en el riñón puede llevar a una falla renal crónica, lo que nos puede llevar a recurrir a la diálisis. Diabetes mellitus es la causa más común en adultos de fallas renales en el mundo desarrollado.
  • Neuropatía diabetíca: sensación disminuida y anormal de los nervios, su distribución empieza desde los pies pero potencialmente se va a otros nervios, posteriormente se distribuye a los dedos y a las manos. Cuando se combina con vasos sanguíneos dañados esto puede ocasionar el pie diabetico.
  • Retinopatía diabetíca: Crecimiento de vasos sanguíneos friables y de pobre calidad en la retina acompañado de edema macular (inflamación de la macula) que pueden conducir a una severa perdida de la visión o ceguera. El daño retinal (por microangiopatía) la hace la causa más común de ceguera entre los adultos jóvenes en los Estados Unidos.

complicaciones de la diabetes tipo 2

  • Encefalopatía Diabética: es la perdida de la función cognitiva y riesgo de demencia incluyendo el Alzheimer.
  • Enfermedad peridontal: (enfermedad en encías), esta hace referencia a la​ enfermedad en las encías que se relaciona con infecciones de bacterias que forman parte de la flora habitual de la boca.

Las macroangiopatias (complicaciones macrovasculares)  nos conduce a enfermedades tales como:

  • Enfermedad coronaria arterial: Que da como consecuencia la angina o infarto al miocardio (“ataque al corazón”).
  • Necrosis muscular diabetíca: Otra de las complicaciones de la diabetes es el desgaste muscular.
  • Enfermedad periferia vascular: Que contribuye a la claudicación intermitente (relacionado con dolor de pierna y pie) así como el pie diabético.
  • Infarto cerebral: Mayormente el tipo isquémico.
  • El pie diabético: Mayormente debido a la combinación de neuropatía sensorial (entumecimiento o insensibilidad) y daño vascular. Entre los sintomas del pie diabetico están: la aparición de ulceras de piel (ulceras de pie diabetico), infección, necrosis y gangrena. Este es el porqué de los diabéticos son prevalentes a infecciones en la pierna y pie y porque les toma tanto tiempo sanar. Es la causa más común de las amputaciones y complicaciones de la diabetes no traumáticas en adultos, normalmente en dedos del pie o todo el pie.

la diabetes y sus cumplicaciones

¿Cuáles recomendaciones debo tener en cuenta para prevenir las complicaciones de la diabetes?

1. Mantén controlada siempre la enfermedad:

Un médico o un enfermero especializado en diabetes, pueden ayudarte a aprender los conceptos básicos de la diabetes y brindarte apoyo en el proceso. Sin embargo, el control de tu afección depende de ti. Aprende todo lo que puedas sobre la diabetes para que controles el nivel de azúcar en sangre. Toma los medicamentos respetando las indicaciones del médico y siempre pide ayuda al equipo de tratamiento de la diabetes cuando la necesites.

2. No fumes

Fumar aumenta el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 y de sufrir diversas complicaciones de la diabetes, tales como: Disminución del flujo sanguíneo en las piernas y los pies, lo que puede provocar infecciones, úlceras y la posible extirpación de una parte del cuerpo por medio de cirugía (amputación), Enfermedad cardíaca, Accidente cerebrovascular, Enfermedad ocular, que puede causar ceguera, Lesión a los nervios, Enfermedad renal y la Muerte prematura.

3. Mantén la presión arterial y el colesterol bajo control:

Al igual que la diabetes, la presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos. El colesterol alto también es preocupante, ya que el daño a menudo es más grave y más rápido si tienes diabetes. Cuando estas afecciones se suman, pueden provocar un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular u otras enfermedades graves y que ponen en riesgo la vida. Es por ello que trata de consumir alimentos saludables de bajo contenido graso para contribuir en gran medida al control de la presión arterial alta y el colesterol.

4. Programa exámenes físicos y oculares regulares:

Hazte entre dos y cuatro controles de la diabetes por año, además de los exámenes físicos y oculares de rutina. Durante el examen físico, el médico te preguntará por tu alimentación y por tu nivel de actividad física, y te revisará para detectar complicaciones de la diabetes, como signos de daño renal, lesiones a los nervios y enfermedades cardíacas, así como otros problemas médicos. El especialista en el cuidado de la vista controlará si hay signos de cataratas, de glaucoma o de daños en la retina.

5. Cuídate los dientes:

La diabetes puede aumentar tus probabilidades de contraer infecciones en las encías. Cepíllate los dientes al menos dos veces por día con un dentífrico con flúor, usa hilo dental una vez al día y programa exámenes dentales, por lo menos, dos veces al año. Llama al dentista si tienes sangrado, enrojecimiento o hinchazón en las encías.

6. Revisa tus pies antes de acostarte:

Para prevenir problemas en los pies, haz lo siguiente: Lávate los pies diariamente con agua tibia y evita sumergirlos, ya que eso puede secar la piel. Sécate los pies con suavidad, especialmente entre los dedos. Posteriormente humecta los pies y los tobillos con una loción o con vaselina (No te coloques aceites ni cremas entre los dedos, ya que la humedad extra puede provocar infecciones). Consúltale al médico si tienes una llaga u otro problema de pies que no se empieza a curar dentro de unos días. No camines descalzo en interiores ni en exteriores.

7. Haga ejercicio con el permiso del médico:

Si no ha estado haciendo ejercicio, hazte un chequeo físico completo antes de empezar. Ahí se descubrirá cualquier problema que le impida hacer ejercicio sin riesgo. El ejercicio hecho con regularidad es excelente para controlar el peso y la glucosa en la sangre. También reduce el riesgo de las enfermedades del corazón y de un derrame cerebral.

8. Aprenda a manejar el estrés:

Buenos métodos de reducir el estrés y prevenir las complicaciones de la diabetes son: respirar profundamente, hacer ejercicio, conversar con un amigo, mandarse hacer un masaje, leer un buen libro.

Recuerda:

Duerme mucho. Y, ante todo, mantén una actitud positiva. El cuidado para la diabetes está bajo tu control. Si estás dispuesto a cumplir con tu parte, la diabetes no impedirá que lleves una vida activa y saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here