¿Cómo es la vida sexual de una persona con discapacidad?

0
2885
la vida sexual de una persona con discapacidad

La sexualidad es una parte clave de la naturaleza humana, sin embargo, en ocasiones resulta difícil en nuestra sociedad y cultura abordar el tema de la sexualidad, por la carga afectiva llena de prejuicios y tabúes, esto puede resultar más complicado pensar si una persona con discapacidad puede tener una vida sexual.

La imagen que teníamos de las personas con discapacidad es que de cierta manera son personas que no necesitan o tienen sexualidad, ni tienen posibilidad de disfrutar del erotismo ni tener una vida sexual. En muchas ocasiones, esto es un obstáculo más que la discapacidad de la personas,  dado a las barreras sociales y la falta de apoyo en el hogar ya que le impiden o dificultan desarrollarse y desenvolverse con el máximo grado de autonomía que su discapacidad concreta les permita.

Para comprender más sobre la sexualidad de una persona con discapacidad, lo explicaremos en las siguientes linea.

¿Qué se entiende por discapacidad?

Las discapacidades abarca  las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación en algún tipo de ámbito o acción. Las deficiencias son problemas que afectan a una estructura o función corporal; las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar acciones o tareas, y las restricciones de la participación son problemas para participar en situaciones vitales. 

Las discapacidades pueden afectar a las personas de distintas maneras, aun cuando tengan el mismo tipo de discapacidad.

Algunos de los tipos de discapacidad son: 

  • Motriz: Implica una disminución de la movilidad total o parcial de uno o más miembros del cuerpo, la cual dificulta la realización de actividades motoras convencionales, por ejemplo la pérdida física de una extremidad.
  • Sensorial: Es la existencia de limitaciones derivadas a las deficiencias en alguno de los sentidos como la discapacidad visual y la auditiva.
  • Intelectual: Es la limitación del funcionamiento intelectual que dificulta la participación social o el desarrollo de la autonomía poseyendo un coeficiente intelectual inferior a 70, por ejemplo: el Síndrome de Down.
  • Psíquica: Son las alteraciones de tipo conductual y del comportamiento adaptativo, generalmente derivadas del padecimiento de algún tipo de trastorno mental.
  • Visceral: Es cuando la persona padece algún tipo de deficiencia en alguno de sus órganos, la cual genera limitaciones en la vida y participación en comunidad del sujeto. Es el caso de las que pueden generar la diabetes entre otros.

La sexualidad en personas con discapacidad

La sexualidad es un hecho que nos iguala todos somos sexuados, sexuales y eróticos. Todos atravesamos por la sexualidad. las personas con discapacidad ya sea sensorial, física o psíquica, también sienten atracción, deseos, se enamoran y se ilusionan, tienen fantasías, sienten amor y desean gustar, a veces se excitan, a veces tienen orgasmos, a veces buscan crear una intimidad con otro u otra que gusta.

La capacidad para amar y para sentir es algo común en todos los seres humanos, aunque siempre es diferente la forma de expresar ese amor, así como lo es la forma de expresar la sexualidad. Desde siempre la sexualidad en personas discapacitadas se oculta o se niega, y cuando se habla sobre cuerpo, sexualidad no ven los cuerpos de personas de inclusión como algo sexy o importante pero realmente está muy lejos de la realidad.

La discapacidad no es un limitante al momento de sentir amor o cariño por alguien, se debe ver como una diversidad, inclusión y no ver las diferencias como desigualdades o discriminarlos.

Rompiendo los estereotipos sobre la sexualidad en discapacitados 

Generalmente cuando se habla de la sexualidad, basados en la cultura patriarcal, en la que el sexo solo se limita a la penetración y los genitales como únicas zonas erógenas. Realmente las personas con discapacidad se han adaptado a sus zonas erógenas y a responder a diferentes estímulos como, en el caso de una persona con parálisis le puede  excitar que le pellizquen los pezones o que le soplen la oreja, incluso más que el sexo oral.

Tener relaciones sexuales con una persona con discapacidad implica una mayor comunicación para poder entender sus necesidades en base a lo que le gusta a cada uno, incluso va depender del tipo de discapacidad que tenga.

Las personas con discapacidad que, en el caso de discapacidad psíquica son frecuentemente muy táctiles y menos reprimidos en relación con el contacto corporal, resuelven esta necesidad con los padres y las personas que les cuidan.Pero es frecuente que no puedan resolver sus necesidades de intimidad afectiva y sus necesidades sexuales más explícitas.

Con frecuencia el único recurso, para algunas personas con discapacidad es la masturbación, recurso que le permite la satisfacción sexual, pero no experimentar el contacto y la intimidad con otra persona. Sin embargo, algunos pueden necesitar apoyo adicional para desarrollarlas, explorar y expresar su sexualidad y acceder a información y servicios de salud sexual de este modo también, se puede recurrir a un asistente sexual.

¿Quién es y qué hace un asistente sexual?

Es una persona sea hombre o mujer que, habiendo superado la formación básica en asistencia sexual, elige especializarse en el apoyo a la vida sexual de las personas con diversidad funcional, ayudándoles a acceder a la experiencia de la intimidad y respondiendo a sus necesidades y deseos, que habrán sido previamente concertados, incluso prestar servicio médico. Esta labor exige conocimiento detallado de las necesidades para realizar un eficaz acompañamiento de asistencia sexual.

No son parejas afectivas de las personas a las que acompañan, excepto que así sea decidido por ambas partes. Un asistente sexual no se concentra en la genitalidad si no en el cariño, emociones, en el bienestar emocional y espiritual de la persona, rescatando así la identidad sexual de la persona y su autoestima.

Existe un lugar especializado en asistencia sexual para personas con discapacidad en España que impulsa la sexualidad consciente, del mismo la educación sexual es importante. Para mayor información puede consultar el siguiente artículo “Sexo Seguro y Protegido para disfrutar plenamente de nuestra sexualidad” .

Cosas que no sabías sobre la sexualidad en personas con discapacidad:

  •  Las personas con discapacidad se interesan por la sexualidad:

Se cree que todas las personas con discapacidad serán niños toda la vida, pero, al contrario, aun cuando algunas áreas del desarrollo se ven comprometidas por cada condición, la sexualidad sigue siendo un área diferente, presente en todos los seres humanos.

Por otra parte, se deja de lado que el erotismo es un modo de ponerse en contacto con otros, experimentando sensaciones corporales, que se percibe sexualmente más allá de los genitales. La sexualidad en las personas con discapacidad no es un factor aislado, ya que se interesan por tener citas, casarse e incluso se sienten atraídos por aspectos físicos del sexo.

  •  Las personas con discapacidad también son deseadas:

Muchas personas sin discapacidad, pueden llevar una relación con otra que, si presente alguna condición, sin ningún problema. Además, son muchos los paradigmas sociales que se rompen, ya que en este caso, la pareja se conecta por aspectos profundos en su ser, deseos, sentimientos, intereses, por lo que cualquier barrera desaparece, lo que resulta beneficioso para ambos.

¿Puede una persona con discapacidad tener una vida sexual?

  •  Pueden experimentar satisfacción sexual y tener hijos:

Este aspecto de la sexualidad va a depender del nivel de la lesión de la persona, ya que algunos podrían experimentar dificultades de erección y eyaculación, también podrían presentarse disminución en la movilidad del esperma causando infertilidad.

Cabe destacar, que todos estos posibles inconvenientes se presentan relacionados con la discapacidad de la persona. Además, pueden aplicarse terapias que incluyen estimulación y uso de medicamentos.

En el caso de las mujeres con discapacidad si existiera una lesión grave, puede retener el impulso del orgasmo, también en algunos casos pueden perder la capacidad de satisfacción, sin embargo, pueden concebir hijos sin problema alguno.

  • Pueden tomar sus propias decisiones en cuanto a su sexualidad:

La sexualidad en personas con discapacidad, radica en la decisión propia de cada uno. Además, hay que recordar, que la sexualidad no solo trata del acto sexual, sino también en el erotismo a través de la piel, por lo que toda persona con discapacidad tiene derecho a disfrutar de su sexualidad, de manera responsable y libre.

Para ello, es importante brindarles una orientación adecuada, acerca de las enfermedades de transmisión sexual y previniendo abusos.

  • El coito no es la única forma de obtener placer

En las personas con discapacidad, al igual que en las personas sin discapacidad, además de conductas como el coito y la masturbación aparecen otras manifestaciones de la sexualidad como fantasías, enamoramiento, deseo de atraer y ser atraído. Manifestaciones necesarias para el desarrollo emocional de la persona, ya que generan satisfacción y bienestar.

  • Las personas con discapacidad si necesitan de La educación Afectivo-Sexual

Es un derecho para todas las personas con discapacidad o sin está condición para aprender a relacionarse afectivamente, ya que puede aumentar la posibilidad de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, conflictos entre los deseos de la persona y las normas sociales y los hace vulnerables a padecer abusos o agresiones sexuales incluso para las personas con discapacidad.

Es posible que una persona con discapacidad no pueda disfrutar de algunas cosas, pero eso no significa que no pueda disfrutar del resto. Por ejemplo, que las piernas no sientan, pero pueden sentir los labios, el cuello, las manos, los pechos o en el caso de, que no se vea, pero que se pueda oír y tocar, y hasta se pueda sentir a su pareja sexual.

Además, se puede amar de forma diferente, o expresarse de forma diferente la atracción y el deseo cuando las capacidades intelectuales son también diferentes, pero aún así se ama y se desea. Por último, la sexualidad es algo que forma parte de todo ser humano, es un valor que nos enriquece, y que sólo desaparece con la muerte. Y son múltiples las formas de expresar y disfrutar esta sexualidad única y particular de cada uno o de cada una.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here