Realiza estas 5 cosas cada mañana para tener un día más productivo

0
289

Una de las preguntas que más solemos hacernos en la actualidad es ¿Qué puedo hacer para que mi día sea más productivo?; pues aunque no lo creas existen una serie de pasos muy simples que si se ponen en práctica todas las mañanas podrán mejorar tu estado físico y tu rendimiento funcional; y no, esto no incluye tomar grandes cantidades de café, ni revisar tu teléfono al momento de levantarte; son 5 sencillos pasos que te mostraremos a continuación:

1. Levántate tan pronto suene la alarma:

Hagamos un repaso a la fisiología del cerebro, cuando nos toca la hora de dormir entramos en un período denominado “el ciclo del sueño” los cuales se dividen en REM (respuestas oculares rápidas) y NO-REM (respuestas oculares lentas), cada uno de estos ciclos dura aproximadamente 1 hora y media repitiéndose una y otra vez hasta obtener un número de 5 o 6 durante toda la noche. Es por ello que al amanecer y apretar el botón de “pausa” de la alarma podríamos quedarnos nuevamente dormidos, siendo algo perjudicial para nuestra salud, porque volvemos a iniciar un nuevo ciclo de sueño haciendo interferencia en la duración del mismo, dando como resultado que nuestro cerebro reaccione como que si no hubiéramos descansado lo suficiente; levantándonos más cansados de lo normal y solo por tratar de conseguir unos minutos más en la cama.

2. Empieza el día tomando un vaso de agua:

Si no empiezas tu día tomando un vaso de agua no le estas haciendo ningún favor a tu cuerpo. Según el Instituto Europeo de Hidratación el agua es el solvente que permite muchas de las reacciones químicas vitales del organismo y mantiene las funciones corporales, tales como:

  • Mantener un buen funcionamiento del cerebro: Cuando estamos adecuadamente hidratados, es más fácil que el impulso nervioso se envía rápidamente y además favorece a una buena circulación sanguínea con una mayor oxigenación para mantenernos alerta..
  • Ayuda a una buena función renal al eliminar los residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina.
  • Mejora el tracto digestivo ya que el agua es necesaria en la disolución de nutrientes para que estos puedan ser absorbidos por la sangre y transportados a las células.
  • Sirve como un gran aliado para la piel ayudando a mantener la elasticidad de la misma y su tonicidad.
  • Actúa como un lubricante para los músculos y las articulaciones: ayuda a proteger a las articulaciones y a que los músculos funcionen correctamente.

3. Estírate antes de hacer alguna otra actividad:

El Dr. Tomás Borda Cirujano Oncológico del Perú, asegura que estirarse a primera hora de la mañana ayude a descongestionar los huesos que han estado en la misma posición durante toda la noche y produce 5 excelentes beneficios para la salud, entre los cuales destacan:

  • Mejora la circulación.
  • Evita la fatiga y el estrés en lo que queda del día.
  • Activa nuestros movimientos intestinales y evita el estreñimiento.
  • Disminuye las contracturas y suelta los ligamentos que unen las articulaciones.
  • Mejora la postura.

4. Come un desayuno saludable agregando un poco de avena:

La avena es uno de los cereales que más nutrientes y oligoelementos tiene. Estas propiedades hacen que este grano proporcione energía, evitando así la sensación de cansancio que se produce por la disminución de glucosa, además de ello tendrás otros beneficios tales como:

  • Posee hasta un 25% de proteína, superando a cualquier cereal: Por ejemplo, tiene una concentración de proteínas tan alta como la carne, la leche y los huevos. Así, nuestro organismo utiliza sus proteínas para formar nuestros músculos.
  • Las vitaminas como la B1 y la B2 son esenciales para el correcto funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso: Unos 100 gramos de avena cubre el 40% de las necesidades diarias de vitamina B1.
  • La avena posee una buena cantidad de calcio: entre otros minerales esenciales, lo que ayuda a evitar la desmineralización de los huesos.
  • Otro de los grandes beneficios de la avena es que ayuda a reducir el colesterol, ya que impide que este quede depositada en el intestino. Esto es gracias a dos sustancias en concreto: la fibra y el ácido linoleico, a su vez la fibra barre los depósitos de grasa que se acumulan en las paredes de las arterias.

5. Toma un poco de sol al salir de tu casa:

¿Sabías que cada vez que te tomas un poco de sol tus huesos se van fortaleciendo?, a pesar de que el sol nunca llegará hasta tus huesos, los rayos UV ayudan a producir vitamina D en la piel. Recuerda que esta vitamina es muy importante para la mineralización de los huesos, al favorecer la absorción en el intestino del calcio y el fósforo y evitar su pérdida en el riñón. Bastan 5 ó 10 minutos de sol, dos o tres veces por semana para recargar los depósitos de vitamina D. En nuestra área geográfica es muy fácil de conseguir, pues contamos con sol todo el año, pero en los países con menos horas de sol, hay más incidencia de raquitismo en los niños y osteoporosis y osteomalacia en los adultos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here