Reconocer el maltrato para romper la cadena de violencia

0
218
RECONOCER EL MALTRATO FISICO PSICOLOGICO ROMPER CADENA DE VIOLENCIA

Las personas que crecieron en un entorno donde fueron víctimas de maltrato psicológico, físico o sexual presentan una tendencia a entablar relaciones de dependencia o codependencia con sus parejas en la etapa adulta, repitiendo las experiencias traumáticas vividas en la infancia. La clave para romper con estas cadenas de maltrato que se repiten de generación en generación, es reconocer cuál es su origen e iniciar el cambio.

Características de las víctimas de violencia

Aunque no existe un patrón preciso para todas las víctimas de violencia, se han logrado identificar algunas características que suelen repetirse los distintos casos de violencia.

Baja Autoestima

Invalidan sus propias necesidades frente a las necesidades o propósitos de su pareja. Siempre se posicionan a sí mismas por debajo de los demás.

Crecieron en hogares violentos

Las víctimas de violencia han crecido en hogares donde la violencia ha estado presente durante años, llegando a considerar los actos violentos como una manera normal de relacionarse. Los gritos, humillaciones, insultos o golpes son percibidos como formas naturales de relación.

Actitud de dependencia y vulnerabilidad

Adoptan los insultos y menosprecios y maltratos de su parejas debido a que tienen la creencia de que hay algo malo con ellas y que muy pocas personas aceptarán, así que asumen esta actitud de sumisión para agradar a su agresor, que a pesar del desprecio, permanece al lado de su víctima.

Miedo al abandono

Las personas víctimas de violencia tienen una historia en la que se han sentido rechazadas por las personas más significativas para ellas, por lo que crecen con la creencia de que “nadie las va a querer”. Es por ello que cuando aparece alguien que quiere estar junto a ellas, hacen esfuerzos desesperados y complacen toda exigencia para evitar el abandono, aunque esta compañía sea nociva.

¿Cómo son los agresores?

Los agresores se caracterizan porque en sus relaciones por un lado son encantadores, amables, protectores y considerados y en otros momentos se tornan celosos, controladores y maltratadores.

Al igual que su víctima, el agresor se vincula con personas que tienen un comportamiento que facilita la repetición de la relación que observó durante su infancia, en la que veía a un padre o una madre que adopta una actitud sumisa frente al maltrato, celos y control de su pareja.

Al igual que la víctima, el agresor asume que las relaciones violentas son totalmente normales, por lo que no busca cambiar su patrón de comportamiento.

La importancia de reconocer estas características

Reconocer cuáles son las características de las personas víctimas de violencia es importante pues al tener consciencia de ello se  pueden emprender acciones para trabajar en los aspectos por mejorar y evitar exponerse a situaciones o relaciones que conviertan a la persona en blanco fácil de nuevas agresiones. Además, ésto también es útil para las personas significativas cercanas a estas víctimas, para orientar y motivara solicitar ayuda psicológica cuando sea necesario.

¿Qué es el maltrato psicológico?

En las relaciones existen comportamientos agresivos, que por no presentarse como agresiones físicas son pasados por alto y no son reconocidos como violencia, siendo permitidos y justificados durante mucho tiempo, llegando a afectar gravemente la autoestima de la víctima.

El maltrato psicológico se da cuando en una relación, una persona siente temor de que cualquier acción u omisión sea motivo de gritos, burlas o reproches. Estos comportamientos pueden presentarse poco a poco, de manera casi imperceptible, pero con el transcurso del tiempo se intensifican y pueden llegar a hacer que la víctima se sienta insegura, pierda su identidad, trate siempre de agradar y adaptarse al otro para evitar conflictos y aislarse de todos sus seres queridos, debido a que se siente inútil y poco merecedora de estima.

Generalmente el maltrato psicológico es la forma más sutil de violencia y es la puerta de ingreso a formas de violencia mucho más evidentes como el maltrato físico o sexual.

Decidir para no lamentar

Es necesario que la persona reconozca que lo que pase a partir del momento en el que reconoce que es víctima de violencia dependerá en gran parte de sí misma. Quien haya sido víctima de violencia debe reconocer que se dejó de lado en muchas situaciones, que debe empezar a trabajar en el respeto que se tiene a sí misma y mejorar su capacidad de elección para no volver a permitir relaciones donde el otro la agreda constantemente. Debe aprender a empoderarse y hacerse responsable de sus elecciones.

Un maltratador no cambia por otra persona

Es importante prestar atención a todas las conductas y señales que evidencian intentos de control y poder. Debemos observar y preguntarnos si seremos capaces de convivir con alguien que tenga ese tipo de comportamientos, si podemos tolerarlo o si será positivo para nosotros en el futuro.

En realidad, el maltratador no cambiará por consideración al amor que le tiene la persona que tolera todos sus maltratos. Lo que ocurrirá es que, los maltratos se agravarán con el paso del tiempo debido a que son tolerados o pasados en alto para mantener el vínculo y evitar la separación.

Reconocernos para reconocer el maltrato

El principal objetivo de una víctima de maltrato debe ser conocerse, conocer su valor, sus propósitos, sus metas, para no necesitar de la aprobación de nadie y ser capaz de establecer límites, alejarse y descartar la compañía de aquellos que traten de ejercer control o cualquier forma de maltrato sobre ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here