Duelo: El proceso para decir adiós

0
173
duelo tristeza dejar ir adiós

En este preciso momento muchas personas están encontrándose con un ser querido que no veían desde hace mucho, otros están recibiendo el “si” de la persona que les venía robando el sueño u otros estarán viviendo su primer día de trabajo en la empresa a para la que siempre quisieron trabajar. Por otro lado, también están quienes vieron a su ser querido dar el último suspiro, quienes acaban de recibir un “no” por respuesta luego de preguntar si su pareja podía seguir luchando por esa relación y otros que acaban de dejar la empresa para la que trabajaron durante mucho tiempo.

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido que pasar por el momento en el que tuvimos que dejar ir o despedirnos de algo o alguien que tenía un valor muy importante para nosotros. Éste proceso para decir adiós es conocido como “Duelo”.

¿Qué es el Duelo?

La palabra Duelo procede del vocablo en latín “Dolus”, que significa “Dolor”. Así, en nuestra vida cotidiana, entendemos al Duelo como ese dolor emocional, esa tristeza que experimentamos al sufrir una pérdida significativa para nosotros, lo cual puede incluir:

  • El fallecimiento de un ser querido
  • Recibir el diagnóstico de una enfermedad grave como el Cáncer
  • Una ruptura de pareja
  • El despido de un trabajo
  • La partida de un ser querido hacia el extranjero

¿Cuánto tiempo dura el proceso de Duelo?

Es importante mencionar que no existe un periodo de tiempo exacto o establecido para el proceso de duelo. La finalización de este proceso dependerá de lo que se haya perdido, de los recursos personales, del apoyo familiar o capacidad de resiliencia de la persona.

No debemos interferir con nuestro proceso de Duelo

Como todo proceso, éste merece respeto, debe ser experimentado para aprender lo que tiene por enseñarnos y bajo ningún motivo tratar de detenerlo o “superarlo” recurriendo a drogas o implicarse en actividades, que generalmente pueden ser de riesgo, para vivir emociones “fuertes” que nos distraigan de este dolor.

¿Cuáles son las etapas del Duelo?

Una vez entendido el significado del Duelo, es importante recordar que éste es un proceso que posee diferentes etapas y tiempos, que es necesario vivir. Se trata de etapas por las cuales todos pasamos y que no debemos interrumpir, para llegar a la etapa de aceptación y paz.

Negación

Ésta es la primera etapa que nos llevará hacia la superación del proceso de Duelo. Como su nombre lo dice, entramos en un estado de negación y shock. Aquí aún no expresamos demasiadas emociones, nos mostramos perturbados, confundidos, pero sin una emoción clara o definida. En esta etapa se realizan muchas preguntas, por ejemplo: ¿Por qué debo seguir? ¿Podré seguir? ¿Cómo podré seguir? Aquí se trata de encontrar razones para continuar en el día a día después de experimentar la pérdida de aquello que era tan importante para nosotros.

Aunque parezca difícil de entender, es justamente ésta etapa la que nos facilita la superación del Duelo pues la negación y el shock motiva el cuestionamiento acerca de nuestros recursos e impulsa a buscar recursos nuevos.

Tristeza… pero también Agresividad

Luego de la negación, proviene la etapa en la que finalmente las emociones salen a flote. Aquí la tristeza se demuestra y nos percibimos a nosotros mismos como una especie de víctima de un hecho trágico, insuperable, un estado de desconsuelo. Se presentan muchos episodios de llanto que parecen no tener consuelo. Se experimenta una sensación de descontento hacia uno mismo, con los amigos, familiares y hacia la vida misma, sintiendo mucha cólera, ira y frustración.

Durante esta etapa, es necesario que la persona acepte sus emociones, que se permita sentirlas entendiendo que es parte de su proceso y que el hecho de dirigir la tristeza y la ira hacia alguien, sea quien sea es una señal de sanación, pues está evolucionando de la primera etapa al no sentir nada o no identificar qué es lo que siente, hacia sentir una emoción e incluso poder dirigirla hacia algo externo.

Negociación

Debido a que la tristeza y la cólera que hemos venido sintiendo, ha venido causándonos y tal vez, causando a otros, mucho dolor emocional, es que tratamos de controlar las emociones, de tratar de detenerlas. En este momento empezamos a pensar en el paso, empezamos a usar mucho los “Si solo yo”.

En esta etapa imaginamos como habrían sido las cosas si nosotros habríamos hecho algo distinto. Por ejemplo, pensamos en qué habría pasado de haber detectado antes aquella enfermedad, qué habría pasado si actuábamos de una manera diferente, etc; queremos que la vida vuelva a ser como antes de la pérdida, queremos recupera la relación, el trabajo o al ser querido que ya no está.

Nos anclamos en el pasado como una manera de negociar o atenuar nuestro dolor.

Depresión y desesperación

Continuando con el proceso de duelo, luego de intentar atenuar las emociones regresando al pasado durante la etapa de negociación, se pasa a afrontar directamente el presente y llega la tristeza en su máxima expresión.

Esta tristeza se experimenta tan profunda que se llega a creer que no tendrá fin. Es muy importante mencionar que esta tristeza no es una enfermedad mental, es solo una emoción: la tristeza, que corresponde al hecho de perder a una persona, cosa o situación significativa para nosotros, es necesario no verla como algo anormal o como algo que se debe erradicar o no sentir, pues eso no es real. No experimentar tristeza luego de una pérdida es lo antinatural.

Aceptación y Paz

Finalmente, llegamos a la etapa de aceptación. En esta etapa se acepta la realidad de que aquello que tanto queríamos ya no estará más y que con esta partida muchas cosas tendrán que cambiar definitivamente.

Aquí, luego de todo este proceso aceptamos que debemos hacer cambios, adaptarnos con nuevos recursos y nuevas acciones a la realidad que se nos presenta con esta nueva ausencia. Poco a poco aquí empezamos a hacer cosas distintas sin el temor o la culpa de sentir que estamos “traicionando” a aquel ser o situación que ya no está.

Empezamos a hacernos organizarnos de otra manera, a realizar otras actividades con el fin de conservar el bienestar y de volver a conectarnos con quienes o con lo que aún está con nosotros y también con la persona que siempre estará con nosotros: nosotros mismos.

¿Cuándo es necesario buscar ayuda especializada para afrontar el Duelo?

En algunos casos, el dolor no disminuye y genera problemas importantes en la vida diaria de la persona.

Es necesario recurrir a ayuda profesional si se presentan los siguientes indicadores:

  • Problemas significativos para realizar sus actividades diarias, por ejemplo: Deja de comer, incapacidad para retomar las actividades laborales, descuido total de la propia persona, del hogar o de familiares a cargo afectando de gravedad su propia vida y la de los demás.
  • Empleo de alcohol o drogas para superar el duelo.
  • Implicancia en actividades de riesgo para distraerse de las emociones del duelo.
  • Indicadores de depresión o ideación suicida: Pensamientos relacionados a hacerse daño a si mismo o a atentar contra su vida.

El proceso de Duelo es importante

Todas las pérdidas precisan de este proceso. El dolor es un proceso de curación, necesitamos darle el respeto, el tiempo y el espacio necesario a nuestra pena para recuperar o hallar un nuevo motivo para seguir.

Artículo anterior¿Tienes una relación toxica con tu hermano?
Artículo siguienteLos riesgos de las redes sociales en niños y adolescentes
Hola soy Liliana Requejo, Licenciada en Psicología. Realizo mi formación como psicoterapeuta en Terapia Familiar Sistémica en Ifasil. Actualmente desarrollo el SERUMS como Psicóloga Clínica y escribo para el proyecto "Hoy Aprendí". Poseo conocimientos en abordaje de pacientes bajo el enfoque de la Terapia Familiar Sistémica, evaluación de la personalidad, perfil profesional y realización de talleres psicoeducativos. Además de las actividades relacionadas a mi carrera, comparto interés por las expresiones artísticas, llevando cursos de fotografía, dibujo, teatro y una diplomatura de especialización en Diseño Gráfico Digital. Me encanta poder usar las redes de manera positiva para difundir la psicología y la reflexión con el fin de promover la salud mental. Gracias por leerme.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here