Falta de Autocontrol: ¿Qué es el trastorno de control de impulsos?

0
55

Todos hemos experimentado en algún momento ese impulso por realizar algo sin pensar, los impulsos son parte de nosotros. Pero ¿Qué pasa cuando esto no es algo ocasional, si no algo que rige y controla nuestras vidas, causando graves daños? Cuando experimentamos este malestar posiblemente estemos frente a un trastorno de control de impulsos.

¿Qué es el Trastorno de Control de Impulsos?

Este trastorno hace referencia a la incapacidad para detener o resistir el impulso de llevar a cabo una acción, muchas veces motivada por la ira incontrolable, que ocasiona daños tanto a quien realiza este comportamiento como a quienes lo rodean.

Quienes padecen este trastorno no pueden controlar sus emociones y acciones, generando una serie de situaciones desafortunadas que afectan áreas importantes de su vida (sentimental, laboral, familiar, académica, etc).

¿Cuáles son las causas del Trastorno de Control de Impulsos?

La causa del trastorno de control de impulsos, como la mayoría de trastornos, está relacionado con factores genéticos, biológicos y ambientales.

Entre los factores más relevantes de este trastorno se encuentran:

  • Este trastorno prevalece mayormente en hombres en comparación con las mujeres
  • Se da mayormente a partir de la adultez temprana
  • Tener una enfermedad mental previa
  • Antecedentes de abuso de sustancias y drogas
  • Convivencia dentro de un entorno violento
  • Experiencias de maltrato, abuso o abandono

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno de Control de los Impulsos?

Los síntomas del trastorno de control de los impulsos se manifiestan de distintas maneras dependiendo de la orientación de las conductas. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran:

  • Mentiras frecuentes, planificadas e intencionales.
  • Realizar actividades incendiarias, prender fuego.
  • Pensamientos compulsivos.
  • Ansiedad, agitación y depresión.
  • Irritabilidad.
  • Participar en actividades sexuales con personas desconocidas (promiscuidad).
  • Robo de objetos.
  • Capacidad de concentración deficiente
  • Desapego emocional
  • Consumo excesivo de drogas
  • Autoconcepto disminuido
  • Aislamiento de seres queridos
  • Inquietud motora, incapacidad para permanecer quieto en un solo lugar.
  • Reacciones violentas, actuar sin pensar en las consecuencias.
  • Agresiones frecuentes contra personas, animales, bienes.
  • Episodios de ira repentinos y desmedidos.
  • Incapacidad para controlar impulsos

Manifestaciones del Trastorno de Control de Impulsos

El trastorno de control de los impulsos tiene diversas formas de manifestaciones específicas, entre ellas se encuentran:

Trastorno explosivo intermitente

Aquí la persona presenta períodos aislados en los que no puede controlar su agresividad, pudiendo destruir bienes, la propiedad o agredir física o verbalmente a quienes se relacionen con la persona que padece este trastorno.

Cleptomanía

La cleptomanía hace referencia a la incapacidad para detener el impulso de robar pertenencias ajenas. Cabe resaltar que en este trastorno, la persona que lo padece puede contar con los recursos económico para adquirir los bienes, pero tiene una gran necesidad de robar para adquirirlos.

Piromanía

La persona que padece este trastorno tiene la imperiosa necesidad de provocar incendios. Aquí la persona provoca incendios de manera totalmente consciente e intencional. La persona experimenta  una gran tensión antes de realizar el incendio y luego de concretarlo siente un gran placer.

Juego Patológico

En este trastorno la persona experimenta una gran ansiedad por participar en juegos, sin importarle si esto pueda afectar su salud o incluso su economía. La persona continúa jugando debido a la creencia de que puede ganar más y la necesidad es tan intensa que puede llegar a mentir consecutivamente para continuar jugando.

Artículo anteriorDetecta a tiempo el virus de boca, mano y pie en tu hijo
Artículo siguiente¿Cómo la terapia asistida con animales puede mejorar tu salud?
Hola soy Liliana Requejo, Licenciada en Psicología. Realizo mi formación como psicoterapeuta en Terapia Familiar Sistémica en Ifasil. Actualmente desarrollo el SERUMS como Psicóloga Clínica y escribo para el proyecto "Hoy Aprendí". Poseo conocimientos en abordaje de pacientes bajo el enfoque de la Terapia Familiar Sistémica, evaluación de la personalidad, perfil profesional y realización de talleres psicoeducativos. Además de las actividades relacionadas a mi carrera, comparto interés por las expresiones artísticas, llevando cursos de fotografía, dibujo, teatro y una diplomatura de especialización en Diseño Gráfico Digital. Me encanta poder usar las redes de manera positiva para difundir la psicología y la reflexión con el fin de promover la salud mental. Gracias por leerme.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here