Sexo Seguro y Protegido para disfrutar plenamente de nuestra sexualidad

1
1142
sexo seguro sexo protegido sexo sexualidad

La sexualidad es parte de nosotros, se encuentra presente en nuestro día a día y hace referencia tanto al género, el funcionamiento del cuerpo, actitudes, desarrollo y nuestro comportamiento sexual.

En cuanto a este último aspecto de la sexualidad, aquellas personas que tienen una vida sexual activa, el practicar sexo seguro y protegido es la mejor estrategia para disfrutar plenamente y de manera responsable de su sexualidad, evitando cualquier posibilidad de experimentar preocupaciones o tensiones como consecuencia de realizar actividades de riesgo respecto a las relaciones sexuales.

¿Qué es el Sexo Seguro y el Sexo protegido?

Sexo Seguro

Cuando pensamos en las relaciones sexuales, generalmente pensamos que estas se llevan a cabo sólo cuando existe coito o penetración, sin embargo, nuestro comportamiento sexual tiene una variedad de matices y prácticas, las cuáles nos garantizan el disfrute de distintas sensaciones, además de poder experimentarlas sin implicarnos en ningún tipo de riesgo.

El Sexo Seguro es una opción que nos permite realizar prácticas sexuales sin involucrar la penetración o coito ni sexo oral evitando el intercambio de fluidos corporales (sangre, fluidos vaginales, semen, líquido pre eyaculatorio). Éste, de acuerdo a la guía “Hablemos de sexualidad”, publicada por el Gobierno del Estado de México, nos permite realizar prácticas estimulatorias que generan placer evitando totalmente cualquier probabilidad de contraer enfermedades de trasmisión sexual o un embarazo no deseado.

Estas son algunas de las prácticas del Sexo Seguro:

  • Dar y recibir besos en labios y cuerpo.
  • Dar y recibir caricias caricias o masajes en el cuerpo con o sin ropa.
  • Leer textos eróticos.
  • Ver vídeos sexualmente explícitos.
  • Hablar acerca de las fantasías.
  • Escuchar grabaciones con alto contenido erótico.
  • Estimular los órganos sexuales (masturbación).
  • Usar juguetes sexuales sin intercambio.
  • Simular la penetración entre piernas, axilas o detrás de las rodillas.
  • Petting.

Cuando se trata de explorar nuestra sexualidad, nos damos cuenta de que existen muchas maneras de obtener placer y realizarlo de manera saludable. Con comunicación y respeto en la pareja, se pueden realizar distintas prácticas y tener la suficiente confianza para probar nuevas opciones. Atrévete a probar estas prácticas del sexo seguro para obtener y brindar placer junto a la persona a la que amas.

Sexo Protegido

Cuando hablamos de sexo protegido, nos referimos en si a las relaciones sexuales en las que, a diferencia del Sexo Seguro, si se lleva a cabo el coito o penetración.

El Sexo Protegido, por supuesto, se lleva a cabo utilizando métodos de protección que sirven como barrera para evitar el contacto directo entre los órganos genitales, por ejemplo: El condón, el kleen pack o los cuadros de látex.

El principal objetivo de la práctica del Sexo Protegido

Es disfrutar de las relaciones sexuales evitando que fluidos corporales como los fluidos vaginales, sangre, semen o líquido pre eyaculatorio lleguen a alguna herida o mucosa del cuerpo, evitando cualquier probabilidad de contagio de alguna enfermedad de trasmisión sexual, además de evitar embarazos no deseados o planificados.

Algunas de las prácticas del Sexo Seguro son:

Penetración utilizando condones de Látex

Es importante resaltar que los condones indicados para evitar el contacto de fluidos corporales, son aquellos elaborados con material látex, ya que actualmente los condones vendidos en el mercados son aquellos elaborados con poliuretano.

Sexo Oral utilizando Kleen Pack

Si, es adecuado utilizar métodos de protección incluso cuando se realiza sexo oral. Esto se debe a que, por ejemplo, si el virus de VIH Sida hace contacto con una herida ubicada en la boca, entonces la persona automáticamente lo contraerá.

Es por ello que lo más indicado es realizarlo utilizando Kleen Pack o Cuadros de Látex y lubricantes a base agua. los cuales incluso puede estar saborizados.

Negociar en pareja

La sexualidad es un área de nuestra vida en la que podemos tomar nuestras propias decisiones para disfrutarla de la manera más adecuada para nosotros cuando la llevamos a cabo de manera individual. Sin embargo, cuando la compartimos con nuestra pareja es necesario llegar a un acuerdo sano en el que esté presente la comunicación y el respeto para que ambas partes puedan disfrutar de ella y respetar la integridad, las ideas y el cuidado de ambas partes.

Negociar es importante

La negociación acerca de los métodos de protección que se utilizarán durante las relaciones sexuales es muy importante. En realidad, todas las parejas deberían negociar y llegar a un acuerdo acerca de las medidas que tomarán antes de concretar las relaciones sexuales, sin embargo la realidad nos demuestra que ésto, lamentablemente, es poco frecuente.

Negociar para disfrutar plenamente

Explorar nuestra sexualidad es satisfactorio, pero ¿realmente podemos disfrutarla si luego tenemos temor de haber contraído una enfermad o tener un embarazo no deseado? Y si contraemos una enfermedad ¿No crees que el placer que podías obtener se verá afectado?

Para disfrutar también debemos sentirnos seguros y confiados, es la verdad. Disfrutar no sólo se trata solo de dejar que las cosas fluyan, antes de dejar que todo fluya debemos tomar precauciones. Si las personas se tomaran el tiempo de negociar antes de actuar, se habrían evitado miles de casos de trasmisión de VIH Sida, por ejemplo.

Las parejas que van a concretar una relación sexual debe negociar y recurrir las prácticas de sexo más seguras para ellos, antes de llegar a concretarla.

Es importante negociar acerca de estos temas

  • Acordar los medios a los que se va a recurrir para evitar posibles infecciones
  • Exigir la aplicación de medidas preventivas o de descarte (Por ejemplo el examen ELISA para descarte de VIH Sida).
  • Uso del condón
  • Discutir abiertamente acerca de las expectatvas sobre la monogamia, si la monogamia no es posible, entonces debe exigirse el uso de métodos de Sexo protegido.
  • Dialogar acerca de las condiciones en las que se llevará a cabo las relaciones sexuales.
  • Acudir a centro de salud para realizarse pruebas de its.

La sexualidad es inherente a nosotros como seres humanos y descubrirla y experimentar nos permite vivir situaciones placenteras y satisfactorias, pero como podemos ver, para disfrutarla totalmente es necesario tener en cuenta métodos de protección que nos permitan vivirla plenamente y con seguridad.

El Sexo Seguro y Protegido son estrategias que nos permiten disfrutar plenamente de nuestra sexualidad. ¿Qué esperas para ponerlo en práctica?

Artículo anteriorTengo VIH, ¿Se acabo mi vida?
Artículo siguiente¿Cómo ayudar a una persona con depresión?
Hola soy Liliana Requejo, Licenciada en Psicología. Realizo mi formación como psicoterapeuta en Terapia Familiar Sistémica en Ifasil. Actualmente desarrollo el SERUMS como Psicóloga Clínica y escribo para el proyecto "Hoy Aprendí". Poseo conocimientos en abordaje de pacientes bajo el enfoque de la Terapia Familiar Sistémica, evaluación de la personalidad, perfil profesional y realización de talleres psicoeducativos. Además de las actividades relacionadas a mi carrera, comparto interés por las expresiones artísticas, llevando cursos de fotografía, dibujo, teatro y una diplomatura de especialización en Diseño Gráfico Digital. Me encanta poder usar las redes de manera positiva para difundir la psicología y la reflexión con el fin de promover la salud mental. Gracias por leerme.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here