Relaciones tóxicas: ¿Sientes que tu pareja te suma o te resta?

0
463
parejas tóxicas

Cuando hablamos de parejas tóxicas, decimos que por lo menos uno de los dos integrantes de la relación tiene comportamientos y actitudes que no son sanas ni adecuadas, en la que puede afectar psicológica y emocional a la otra persona.

Viviendo sumergidos en la sombra del otro, la persona realmente no se da cuenta o no ve de manera realista lo que sucede, que esa relación no le conviene ni le hará feliz. Las parejas tóxicas son todo un problema en la actualidad ya que son difíciles de dejar y de de olvidar, esto por qué la persona queda enganchada en un ciclo amoroso.

Muchas veces creemos que el amor es sufrimiento, dolor, lo cual es erróneo y parece que hoy en día se ha convertido en un sentimiento que justifica cualquier acto tóxico de nuestra pareja. ¿Estas relaciones realmente complicadas y tóxicas nos suman o restan?, ¿Nos dejan avanzar o nos estancan?, en las siguientes lineas te contamos más de las parejas tóxicas.

¿Qué es una relación tóxica?

“Si un amor te hace sufrir, ese amor no te sirve”

– Walter Riso.

Las parejas tóxicas son relaciones en la que muchas veces quedamos atrapados en una especie de red negativa y a pesar de decir amar a esa persona especial, se le hace daño de forma constante debido a ciertas dinámicas peligrosas.

relaciones tóxicas

El problema de las relaciones tóxicas es que, la persona que está inmersa en la relación de pareja no está consciente de los abusos que está viviendo, realmente el amor si puede nublar la razón y hacernos hacer locuras y hasta perdonar cualquier cosa incluso el maltrato psicológico y físico.

¿Por qué algunas relaciones de parejas se vuelven tóxicas? 

“No busques excusas. No te merece quien te lastima, y punto”

– Walter Riso.

Muchas parejas se vuelven tóxicas no de la nada esto viene desde la infancia y también dada a la influencia de la sociedad ya que a pesar de todos los aprendizajes que existan sobre las relaciones, el manejo emocional y cómo evitar verse atrapado en una relación de pareja tóxica se debe a que frecuentemente este aprendizaje es por ensayo y error.

A esto contribuyen las revistas, música, películas románticas con sus finales felices y otras con creencias un tanto más irracionales, destacan la posibilidad de enamorarte de alguien que no conoces, y vuelven románticas cosas que en realidad no lo son, ideales no reales, con unas líneas muy finas entre, por ejemplo, un acoso y un admirador, sobre el dejarlo todo por una persona dejando aun lado todos tus intereses y tu independencias.

Pensando que la persona es la ideal nada más con verla en un parque lo cual puede obsesivo. Para Walter Riso, cuando las relaciones de pareja se confunde el enamoramiento con el amor, las personas llegan a justificar el sufrimiento afectivo y terminan enredadas en una relación negativa que amarga y complica la vida, porque erróneamente creen que el amor es así y hay que hacer todo por él.

Tipos de relaciones tóxicas 

1. Las relaciones de poder en donde solo uno lleva la batuta

En este tipo de relación uno de los integrantes de la pareja es quien ejecuta y toma las decisiones, esta no sera sana ni prosperará adecuadamente. A veces es fácil involucrarnos con una persona que tome el control de las cosas, puede parecer fácil y cómodo que cojan las riendas de nuestra vida, puede que notemos menos presión así.

El problema es que esto no es opcional, es decir, si tú le das las riendas de tu vida a otra persona, lo más probable es que pierdas el derecho a opinar sobre qué hace con ellas. Cuando quieras recuperar el control será muy difícil y la relación empeorará. En estos casos la persona pierde autonomía, independencia, autoestima y autoconfianza.

Nunca debes sentirte sin poder o atrapado/a en una relación, eso en realidad no es una relación. Las relaciones implican libertad e igualdad de responsabilidades para ambas personas, cooperación entre las dos personas implicadas. La relación será tan fuerte como sean los dos individuos por separado dentro de la relación. Habrá más crecimiento personal para los dos.

2. Las relaciones que tienen la función de completarse o llenarte 

En la cultura y en las películas podemos encontrarnos con que al conocer a esa persona especial esta nos llenara los vacíos, sacara de la miseria, aburrimiento y dará sentido a nuestra vida, nos elevará y traerá mucha felicidad. Pero realmente, esto es algo que debemos conseguir por nosotros mismos y llevarlo luego a la relación.

Una relación no debe servir o utilizarse para suplir carencias personales, esto hace que luego seamos dependientes y no recorramos el camino de crecimiento personal, no evolucionemos y mejoremos como personas por nosotros mismos. No es responsabilidad de nuestra pareja llenar nuestros vacíos existenciales es un trabajo personal de cada uno.

Si no estás bien contigo mismo eso se verá reflejado negativamente en la relación. Uno debe crear su propia felicidad antes de poder compartirla con otros.

3. Relaciones Co-dependiente  

En esta relación ambos integrantes son pasivos y dependientes, perdiendo su individualidad. Aquí ambas personas necesitan de la aprobación del otro para llevar a cabo cualquier acción, priorizan las necesidades del otro sobre las propias. La otra persona siempre es la responsable de cómo nos sentimos, todo pasa por ella. Nos diluimos con la otra persona y la relación se vuelve adictiva.

duelo tristeza dejar ir adiós

Si el otro se encuentra mal de repente nuestras necesidades personales desaparecen y sólo pensamos en hacerla sentir bien. La relación se convierte en solo ver por el bienestar de la otra persona.  En este tipo de relaciones uno se siente obligado a estar cuidando a la otra persona y pasar todo por ella, por ello es importante que cada uno sea responsable de sus actos y emociones.

4. Relaciones basadas en expectativas irreales o idealizadas 

Las relaciones no son perfectas y cada uno así como tiene virtudes tienes defectos, no es sano intentar cambiar a esa persona a nuestro antojo. De hecho cuanto menos esperes de alguien que amas más feliz serás. Las expectativas pueden ser muy traicioneras. Nadie actuará siempre como nosotros esperamos, no son nosotros y por lo tanto vivirán y actuaran a su manera.

Vivir una relación por cómo debería ser y no como es, lleva a frustración, sufrimiento y tristeza. No debemos tener expectativa irreales ni tampoco pensar que la otra persona puede cambiar para mejorar la relación.

5. Relaciones en la que se justifica el presente con el pasado 

Si tu relación de pareja se ha vuelto una batalla de quien tiene la razón, la culpa por lo que ha pasado es tóxico. Cuando utilizas lo que ha hecho mal la otra persona en el pasado para justificar tu conducta en el presente lo que estamos haciendo es utilizar la culpa y el resentimiento para manipular a la otra persona aparte de perder de vista el problema actual.

Debes aceptar que para estar con alguien tienes que aceptar sus errores y su pasado. Si algo nos afectó tanto en el pasado, entonces ese era el momento para trabajarlo, no ahora.

6. Las relaciones fundamentadas en mentiras continuas

Las relaciones se basan en la confianza, abrirse a la otra persona y conocerse mutuamente. Ocultar información relevante sólo debilitará la relación. Es cierto que se puede reparar la falta de confianza pero esto es muy difícil y requerirá del esfuerzo de ambas partes. De todas formas, al final la verdad siempre se sabe.

La persona nos mentirá hasta que consiga que esa mentira se convierta en nuestra realidad, no debemos entrar al juego. Si descubres que tu pareja te ha mentido lo mejor es confróntarlo. Para poder reparar una falta de confianza primero hay que poder reconocer la mentira. El perdón y la reconciliación no ocurrirán hasta que se admita la mentira.

7. Relaciones pasivo-agresivo 

Cuando en la relación la comunicación es hostil y se manipula como se siente la otra persona. Hacer cosas sutiles para molestar a la otra persona hasta que nos presta la atención que queremos. Las relaciones se basan en una comunicación abierta y sincera, si la otra persona en la relación nos juzga o crítica cuando nos abrimos puede que nos volquemos en actitudes pasivo agresivas.

8. Relaciones gobernadas por el chantaje emocional 

Esto se refiere a aplicar un chantaje o manipulación emocional cuando la otra persona no hace exactamente lo que queremos. Al final la otra persona accede a comportarse de otra manera a causa del chantaje. Se soluciona como en el punto anterior con una mejor comunicación. Los sentimientos y emociones se pueden comunicar pero de una manera sana y sincera sin atacar a la otra.

relaciones tóxicas

9. Relaciones que quedan en un segundo plano 

Las relaciones requieren que se les dedique tiempo y esfuerzo, si no se las cuida se marchitan. Es importante dedicar tiempo de calidad a la relación, compartir actividades solo con la otra persona que os enriquezcan como pareja. La otra persona (y la relación) requieren de tu presencia, atención y tiempo.

Sin embargo, existen otros tipos de relaciones, tomando en cuenta que estos son las más relevantes.

¿Tu pareja te suma o te resta? 

Muchas veces estamos envueltos en relaciones tóxicas y no nos damos cuenta que solo nos debilitan física y psicológicamente, dejando de lado tu propia personalidad, esencia como sujetos. En este tipo de relaciones uno de los integrantes coloca de cierta manera trabas para la evolución y bienestar de la pareja, haciendo que esta no logre sus objetivos. Pero ojo, esto solo se da cuando se permite por eso es importante detectar a tiempo para lograr salir de la relación toxica.

Si en la relación no existen proyectos en conjunto y la pareja obstaculiza el desarrollo de tu libre personalidad entonces es preferible estar solo, ya que amar es acompañar en el vuelo no atarlo o impedir su crecimiento. Esa otra persona es independiente y tiene sus propios sueños, miedos e inseguridades. El amor se debe construir día a día no secuestrar o poseerlo.

Por ello, si te identificas con alguna de estas relaciones es momento de que observes objetivamente si tu pareja te esta sumando o te está restando. Recuerda que el mundo no se acaba con ese amor y así como llegó vendrán otros más, nunca iguales pero si saludables y lo que realmente necesitas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here