¿Sabes cuáles son los indicadores de maltrato infantil?

0
102
maltrato infantil

El maltrato infantil es actualmente un problema psicosocial que ha persistido desde los pueblos y civilizaciones de la antigüedad donde utilizaban a los niños para realizar sacrificios o rituales. Sin embargo, es reciente cuando se le consideró como delito y se obtuvo control sobre el abuso en niños y adolescentes. El maltrato deja grandes repercusiones  psicológicas, sociales, éticas, legales y médicas.

Asimismo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha presentado en el informe “Una situación habitual: Violencia en las vidas de los niños y los adolescentes” donde revela que cerca de 300 millones de niños de 2 a 4 años en todo el mundo (3 de cada 4) son habitualmente víctimas de algún tipo de disciplina violenta por parte de sus cuidadores; 250 millones (alrededor de 6 de cada 10) son castigados por medios físicos.

Por otro lado, una cuarta parte de todos los adultos manifiestan haber sufrido maltratos físicos de niños. También una de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 hombres declaran haber sufrido abusos sexuales en la infancia. Estas cifras pueden ser alarmantes y nos llevan a pensar que hay mucho que hacer, para ello es necesario la prevención del maltrato y conocer los indicadores de abuso que en este artículo te

¿Qué es el maltrato infantil?

El maltrato infantil se define según la Organización mundial de la salud como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder.

el maltrato infantil

La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.

Tipos de maltrato infantil y sus indicadores

Existen varias clasificaciones del maltrato infantil según su forma, quiénes y desde qué lugar lo ejercen. Los tipos de maltrato que se reconocen son: el abuso físico, la negligencia, el abuso sexual y el abuso emocional. Aunque estos tipos de maltrato pueden ocurrir por separado, ocurren a menudo en combinación.

1.- Maltrato físico

Es una lesión no accidental causada por puñetazos, golpizas, patadas, mordidas, sacudidas del cuerpo, tiradas, puñaladas, asfixias, golpes quemaduras o alguna otra manera de causar daño provocada por el padre, proveedor de cuidado u otra persona a cargo del niño. Este tipo de maltrato físico se puede hacer con una mano, palo, cinturón u otro objeto.
A estos daños se les considera una forma de abuso sin importar si la persona encargada del cuidado del niño tuvo la intención o no de hacerle daño. No se considera una forma de abuso cuando alguien recurre a la fuerza física para disciplinar a un niño siempre y cuando sea un castigo racional y el niño no sufra un daño corporal ni psicológico.

Indicadores de abuso físico:

• Tiene lesiones, quemaduras, mordidas, ojos amoratados o huesos dislocados o rotos inexplicados.
• Tiene moretones, machucones u otras marcas en la piel después de haber faltado al colegio.
• Parece estar aterrorizado de sus padres y llora o protesta cuando es hora de irse a su casa.
• Se encoge o se disminuye cuando un adulto se le acerca.
• Dice que ha sido lastimado por uno de sus padres o por otro proveedor de cuidado adulto.
• Abusa de los animales o mascotas.

Hay que considerar la posibilidad de abuso físico cuando el padre, la madre u otro proveedor de cuidado adulto:

• Da una versión contradictoria o poco convincente, o cuando no puede explicar las lesiones del niño.
• Dice que el niño es “malo”, o lo describe de manera muy negativa.
• Recurre a la fuerza física severa para disciplinar al niño.
• Fue abusado durante su infancia.
• Ha abusado a animales o mascotas.

2.-  La negligencia

Se reconoce como la falta por parte de un padre, tutor u otro proveedor de cuidado de atender las necesidades básicas de un niño. La negligencia se puede manifestar física, médica, educacional y emocional.

Indicadores de Negligencia: 

• Falta a la escuela con frecuencia.
• Anda pidiendo para que le den comida o dinero, o los roba.
• Carece de atención médica o dental, no tiene inmunizaciones o lentes.
• Con frecuencia está sucio y huele mal.
• No tiene ropa suficiente para protegerse del clima.
• Abusa el alcohol u otras drogas.
• Dice que no hay nadie en casa que lo pueda cuidar o atender.

También te puede interesar: “La huella del abandono de hijos por un padre o una madre”.

indicadores de maltrato infantil

3.- El abuso sexual

El abuso se presenta cuando un padre, madre o proveedor de cuidado juega con o acaricia los genitales de un niño; o cuando hay penetración, incesto, violación, sodomía, exhibicionismo o explotación por medio de la prostitución o la producción de materiales pornográficos.

Indicadores de abuso sexual:

• Tiene dificultades para caminar o para sentarse.
• De pronto se niega a participar en actividades deportivas o a cambiarse de ropa para el gimnasio.
• Dice que tiene pesadillas y que se orina en la cama.
• De pronto le cambia el apetito, no come bien.
• Demuestra conocimientos sobre la sexualidad que parecen muy sofisticados, inusuales o hasta raros para su edad.
• Se embaraza o contrae una enfermedad venérea, particularmente si tiene menos de 14 años.
• Se escapa de su casa.
• Dice que fue abusado sexualmente por uno de sus padres o por un proveedor de cuidado adulto.
• Se une rápidamente a desconocidos o nuevos adultos en su entorno.

Hay que considerar la posibilidad de abuso sexual cuando el padre, la madre u otro proveedor de cuidado adulto:

• Sobreprotege al niño o limita severamente su contacto con otros niños, especialmente del sexo opuesto.
• Se recluye y es dado al misterio.
• Es celoso y controla a otros miembros de la familia.

4.- Maltrato emocional 

Se entiende como un comportamiento recurrente que impide el desarrollo emocional de un niño y perjudica su autoestima. Este comportamiento puede incluir la crítica constante, las amenazas, el rechazo así como la falta de amor, cariño o apoyo.
El abuso emocional es difícil de constatar, y por esta razón es posible que los servicios de protección de menores no puedan intervenir sin evidencia de que existe un daño físico o mental. El abuso emocional casi siempre se manifiesta cuando se identifican otras formas de maltrato.

Indicadores de Maltrato Emocional

• Demuestra comportamientos extremos, que van de la sumisión al comportamiento exigente, de la pasividad a la agresión.
• Se comporta como adulto (por ejemplo, cuidando a otros niños), o demuestra cierto infantilismo (por ejemplo, golpeándose la cabeza o meciéndose).
• Está retrasado en su desarrollo físico o emocional.
• Ha intentado suicidarse.
• Dice que no tiene un vínculo afectivo con sus padres.

Hay que considerar la posibilidad de maltrato emocional cuando el padre, la madre u otro proveedor de cuidado adulto:

• Acusa, desprecia o humilla al niño constantemente.
• No demuestra ningún interés por el niño y se niega a aceptar ayuda para los problemas del niño.
• Rechaza al niño abiertamente.

5.-  El abuso de sustancias

Es un elemento de la definición de abuso y negligencia de menores en muchos países. Varios estados incluyen las siguientes actividades como una forma de abuso y negligencia de menores:

• Riesgo o exposición prenatal que pone en peligro al niño debido al consumo de sustancias ilícitas u otras sustancias por parte de la madre.
• Manufactura de metanfetaminas estando presente un niño.
• Vender, distribuir o dar sustancias ilícitas o alcohol a un niño.
• El uso de una sustancia controlada por parte de un cuidador que incapacita su habilidad para cuidar al niño.

¿Cómo reconocer los indicios de maltrato infantil?

Es importante poder reconocer los indicios, síntomas de maltrato y situaciones de alto riesgo en los que se pueda ver amenazados los niños.

Los siguientes indicios pueden señalar la presencia de abuso o negligencia de menores.

El Niño:

• Demuestra cambios repentinos en su comportamiento y en su desempeño escolar.
• No ha recibido ayuda para problemas físicos o médicos que se le han hecho saber a los padres.
• Tiene problemas de aprendizaje que no pueden ser atribuidos a una causa física o psicológica específica.
• Siempre está alertó, como si algo malo le pudiera ocurrir.
• Carece de supervisión adulta.
• Es extremadamente retraído, pasivo o sumiso.
• Llega temprano a la escuela y a otras actividades, se queda hasta tarde y no quiere regresar a su casa.
• Se rehúsa a estar en la presencia de una persona en particular.
• Revela que ha ocurrido maltrato.

indicios de maltrato infantil

El Padre o la Madre:

  • Niega la existencia de los problemas del niño en casa o en la escuela, o culpa al niño por estas dificultades.
  • Pide a los maestros o proveedores de cuidado que utilicen fuerza física severa como método de disciplina si el niño se porta mal.
  • Piensa que el niño es por naturaleza malo, problemático o que vale poco.
  • Exige resultados físicos o académicos que el niño no puede alcanzar.
  • Muestra cierta dependencia afectiva con el niño, lo necesita para satisfacer sus necesidades emocionales y exige toda su atención.
  • Demuestra poco interés por el niño.

Relación entre padre o madre y el niño/a:

• Raramente se tocan o se ven a la cara.
• Consideran que su relación es completamente negativa.
• Dicen no caerse bien.

Los indicios e indicadores en la lista anterior no necesariamente son todos los posibles indicios de abuso o negligencia. Es importante prestar atención a otros comportamientos que pueden parecer inusuales o preocupantes.

Causas del maltrato infantil 

“Las naciones no prosperarán si sus niños y niñas no sanan. Sufrir violencia durante la niñez es ser herido en el alma y no sanarse tiene como consecuencia infligir dolor a otros y a uno mismo más adelante. Ningún niño o niña debe ser víctima de la violencia.”
                                                                                                     – Landon Pearson

Puede resultar confuso y difícil imaginar que alguien podría hacerle daño a los niños intencionalmente. Muchas veces el maltrato físico es el resultado de una disciplina física inadecuada o excesiva y una falta de conocimiento de la fuerza utilizada. No es extraño que las personas que han sufrido maltratos se conviertan en agresores. Para ellos esta conducta es simplemente la forma en la que se criaron y la única que conocen.

La falta de conocimiento de cómo ser padres, las expectativas irreales para con los niños, las crisis familiares frecuentes, la pobreza, las discapacidades físicas, el estrés, la falta de sistemas de apoyo en la comunidad, el abuso de sustancias tóxicas, los problemas de salud mental y la violencia doméstica en el hogar son factores de riesgo que contribuyen al maltrato y al abandono infantil.

¿Qué consecuencias tienen el maltrato infantil?

El maltrato infantil pueden dejar grandes secuelas en los niños y adolescentes. De este modo, puede provocar retrasos en el desarrollo físico y psicológico. Una madre negligente puede no alimentar a su bebé adecuadamente, lo que puede retardar el desarrollo cerebral, o un padre emocionalmente abusivo puede dañar la capacidad de su hijo para formar relaciones de confianza.

violencia infantil

Los niños maltratados o abandonados pueden ver el mundo como un lugar inestable, aterrador y peligroso, que puede socavar su sentido de autoestima y su capacidad para hacer frente y adaptarse a sus entornos a medida que crecen. Si no se atiende, el maltrato puede contribuir a problemas posteriores, como alcoholismo, abuso de sustancias, depresión, violencia doméstica, múltiples parejas sexuales y exposición a enfermedades de transmisión sexual, pensamientos e intentos de suicidio.

El impacto del abuso puede variar dependiendo de:

  • Edad y estado de desarrollo del niño cuando ocurrió el abuso o la negligencia.
  • Tipo de abuso (abuso físico, negligencia, abuso sexual, etc.),
  • Frecuencia, duración y severidad del abuso.
  • Relación entre la víctima y su abusador.

Consejos adicionales para niños que han pasado por un maltrato infantil 

Los siguientes consejos van dirigidos a familiares o cuidadores que puedan dan soporte al niño, niña o adolescente en medio o después de experimentar algún tipo de maltrato infantil.

• No tengas miedo de hablar de los acontecimientos traumáticos. Cuando el niño trae algo, escuchar, contestar preguntas y Proporcionar confort y apoyo.
• Proporcionar apoyo, seguridad y sustento al niño.
• Discuta sus expectativas para comportamiento y su estilo de disciplina. Asegúrate de que el niño Entiende las reglas.
• Esté atento a los signos de recreación (en el juego, comportamientos), evitación (ser retirado, evitando a otros niños), y hiperreactividad fisiológica (ansiedad, problemas de sueño, impulsividad conductual).
• Proteger al niño. No dudes en acortar o parar actividades que están alterando o re traumatizante para el niño.
• Dele al niño opciones y un sentido de control. Cuando un niño elige una actividad, se sentirá más seguro y podrá sentir, pensar, y actuar con mayor madurez.
• ¡Pide ayuda cuando la necesites!

Asimismo, si usted sospecha de que un niño está siendo maltratado, el denunciar sus sospechas podría protegerlo y obtener ayuda para la familia. Cualquier persona interesada puede denunciar sospechas de abuso o negligencia de menores.

El denunciar sus preocupaciones no es hacer una acusación; más bien, es pedir que se realice una investigación y evaluación para determinar si se necesita ayuda. Para averiguar cómo y dónde puede hacer una denuncia, llame a su oficina local de servicios de protección de menores o a su departamento de policía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here